Carles Castillejo: “Correr el maratón de Río sería la retirada perfecta”

castillejo2015

Carles Castillejo, en el Maratón de Barcelona 2015.

Ha pasado del tío vivo de las lesiones a la mejor marca del maratón español en 2015. Carles Castillejo vuelve a ser competitivo. En Barcelona, 2:12:03. Un crono que le permitiría ir al Mundial de Pequín y soñar con una retirada en los JJOO de Río, en 2016.

¿Qué valoración haces del Maratón de Barcelona corrido hace 15 días y en el que hiciste la segunda mejor marca de tu carrera deportiva como maratoniano (2:12:03 en tu quinto Maratón)?
Es un éxito personal. Este resultado permite confirmarme a mí mismo que sigo siendo un maratoniano de alto nivel. El crono de 2:12:03 es, a día de hoy, la mejor marca española del año en la distancia. Sigo siendo competitivo en distancias tan largas como esta. A parte de esto, supone también una recompensa a un período muy complicado.

De hecho, el último año y medio te han perseguido las lesiones de forma constante.
Así es. Tuve que operarme del tendón de Aquiles de la pierna izquierda, tuve una rehabilitación complicada y después una recaída que me impidió acudir al Campeonato de Europa de Zúrich del pasado verano. Esta ausencia me supuso un duro golpe a nivel anímico. Era el gran objetivo de mi carrera deportiva. Estaba en el momento adecuado, tanto por experiencia como por nivel físico. Me vi obligado a parar, a limpiar cuerpo y mente. Después de este parón, volví a correr y a hacerlo por el placer de correr, sin ningún objetivo concreto. Poco a poco, me fui encontrando bien.

La lesión me obligó a parar, a limpiar cuerpo y mente

Hasta que un día se pusieron en contacto contigo los organizadores del Maratón de Barcelona.
Me hizo mucha ilusión esa llamada. Quería correr en mi ciudad, con el apoyo de la gente, con mis amigos al lado… Seguramente, ésta era una de las últimas oportunidades de poder correrla a un nivel alto, profesional. En noviembre volví a lesionarme, volví a entrar un poco en un pozo. Pero, al final, creyendo en uno mismo, creyendo que se puede, con ilusión y ganas, salí de este calvario.

Carles Castillejo ha sufrido un largo periodo de lesiones y operaciones que él mismo califica como "un gran reto".

Carles Castillejo ha sufrido un largo periodo de lesiones y operaciones que él mismo califica como “un gran reto”.

En el último post de tu blog antes del maratón, escribías que habías entrenado con intensidad y muy duro durante 15 semanas. Y que lo único que querías era poder disfrutar del Maratón. ¿Lo conseguiste?
No llegué a disfrutar lo que me hubiera gustado. Para poder disfrutar en un Maratón debes tener un día dulce, perfecto. Debes hacer el primer medio maratón relajado, sabiendo que vas sobrado y esto no ocurrió al 100%. Fui muy concentrado desde el inicio, viendo que el trabajo de las liebres no se cumplía del todo. Mi cuerpo y mi mente estuvieron en estado de alerta. Aun así, tuve bastantes momentos de relax mental cuando veía a algún amigo o conocido durante el trazado. Esto me permitió disfrutar más de la carrera y de puntos donde había un gran ambiente como en Paseo de Gracia, en Diputación, delante de la Sagrada Familia, etc. Y eso también ayudó.

Creyendo en uno mismo, creyendo que se puede, con ilusión y ganas, salí del calvario de las lesiones

¿Y el Paralelo, entre el quilómetro 40 y 42?
Esta fue, para mí, con diferencia, la mejor parte del recorrido. Había muchísima gente. Fue espectacular. La gente se agolpaba en medio de la calle, como si se tratara de una subida de un puerto de montaña del Tour de Francia.

Lo más importante de tu crono en Barcelona es que está por debajo de la mínima de 2:13 para acudir al Mundial de Pequín del próximo verano. ¿Esta cita pasa a ser el gran objetivo de la temporada?
Ahora mismo, te diría que no. Cuando decidí correr en Barcelona, tenía claro que era un punto y aparte. Y esperaba que no fuera un punto final. Tengo que ver cómo reacciona mi cuerpo al desgaste y cómo responde cuando vuelva a los entrenamientos. En función de esta evolución, valoraré sí físicamente puedo afrontar una nueva preparación y, posteriormente, si es rentable a nivel deportivo y económico ir al Mundial.

Esta misma marca te podría servir también para poder asistir a los Juegos Olímpicos de Río en 2016. Serían tus cuartos Juegos Olímpicos. ¿El mejor escenario para la retirada profesional a nivel internacional?
Sería una retirada fantástica (y se ríe). Algo más que soñado. Pero, ahora mismo, no me quiero imaginar un objetivo así, está muy lejos. Debo ver cómo recupero. Además, este año termino contrato con Adidas y en junio se me acaba la beca de la Federación. Veremos qué continuidad tengo y qué estabilidad económica puedo conseguir. Si no tienes una tranquilidad económica detrás, difícilmente puedes afrontar con garantías una preparación olímpica. Sería una pena tener que preparar los JJOO combinando entrenamientos con un trabajo. No podría rendir al 100%. Sin embargo, también habrá que estar pendiente de la mínima que pone la Federación para los Juegos.

Sin tranquilidad económica, difícilmente puedes afrontar con garantías una preparación olímpica

En agosto cumplirás 37 años. Tu mejor marca en maratón data del 2011, cuando corriste en 2:10:09 en el Maratón de Castellón. ¿Piensas aún en bajar de la barrera psicológica de las 2:10?
Siendo sincero, cuando compito en un maratón al máximo, siempre me pongo como objetivo bajar de las 2:10. Corro para hacer marca. Es un reto personal. En Barcelona, aunque era difícil por el circuito, me puse en la línea de salida pensando en bajar de este tiempo. La meteorología fue perfecta, pero el recorrido es complicado de gestionar, y las liebres no cumplieron con lo estipulado, tanto en la distancia como en el ritmo. Con un buen funcionamiento de todos estos factores, creo que habría estado por debajo de las 2:11. Pero sigo pensando que valgo menos de 2:10, aunque difícilmente podrá ser en un circuito español, ya que no se apuesta el todo por el todo para que así sea.

castillejomayo2014

El récord de España de Maratón de Julio Rey tiene casi una década (2:06:52 en Hamburgo, en 2006). ¿Por qué los actuales maratonianos estáis tan lejos de este tiempo?
Son ciclos vitales diferentes de las especializaciones. Durante algunos años, las pruebas fuertes del atletismo español eran el medio fondo y el fondo, y en la actualidad son los saltos y los lanzamientos. ¿Por qué? Pues hay muchas variables. Una de ellas es la económica. Antes tenías la tranquilidad de saber que ganabas el suficiente dinero como para poder entrenar y estar concentrado al máximo en tu actividad. Ahora en cambio, los únicos que pueden dedicarse plenamente al atletismo son los jóvenes que viven en casa de sus padres o en residencias deportivas y no tienen la mochila de pagar una hipoteca o mantener una familia, como es el caso de mi generación. Otro factor es que el panorama deportivo del Maratón ha cambiado mucho. Ahora, los atletas africanos son los jefes, y todos los maratones del mundo quieren tener el circuito más rápido posible. La mayor inversión es para el grupo cabecero, y nosotros estamos en el segundo o tercer grupo. Es complicado, ya que tenemos una liebre o ninguna.

Puedo rebajar las 2:10, aunque difícilmente podrá ser en un circuito español, ya que no se apuesta el 100% para que así sea

En el medio maratón de Granollers, en 2012, ganaste en los últimos 200 metros al keniano Patrick Makau que por aquel entonces ostentaba el récord del mundo de Maratón. ¿Es el momento más especial de tu carrera deportiva?
Especial no, pero importante sí. El momento más especial para cualquier deportista es siempre participar en unos JJOO y poder estar en una ceremonia de inauguración, que es un momento único. La victoria ante Makau supone mi mejor momento deportivo, mi mejor victoria. Nadie se lo esperaba, ni yo mismo. Fue un boom mediático y fue muy importante para mí, tanto por la transcendencia del momento como por lo que supuso a nivel personal. Gané mucha confianza mental, autodeterminación, y me vi capaz de hacer cosas que antes no sabía que podía hacer.

Posees un póquer singular. Eres el único atleta español que ha sido campeón de España en 5.000, 10.000, cros y Maratón. ¿Te sientes más maratoniano o bien un corredor todo terreno?
Creo que soy un corredor todo terreno. Cogiendo mi historial y marcas, tengo 3:39 en 1.500 metros y 2:10 en maratón. Tengo buena marca en ambas distancias y también en las intermedias. He sido un atleta que se ha ido adaptando a los cambios que ha habido en cada momento. He mantenido el nivel competitivo a medida que he ido cambiando de distancia, motivo por el cual me considero un corredor completo.

Parece que si no corres un maratón, no eres un runner

¿Qué visión tienes del boom por el running y, en especial, por el mundo de los 42.195 metros?
El maratón es una fiesta. Un deporte minoritario como es el running se ha convertido en un movimiento social. Todos tenemos que felicitarnos por ello. La crisis ha favorecido en gran medida esta fiebre. La gente ha abandonado los gimnasios por el precio y se ha puesto unas zapatillas y a correr. El problema que veo a este auge, sin embargo, es que se le ha perdido el respeto al maratón. Parece que si no corres uno, no eres un runner. Y preparar los 42.195 metros no es una broma. Estarás 3-4 horas corriendo, y hay que tener una buena preparación.

Información de contacto:
www.carlescastillejo.com
@C_Castillejo