ESENCI@L

Matrix Fitness advierte de la lenta renovación del parque español de maquinaria de fitness

Matrix-Fitness-Ernesto_Aspe-ok-bis

Ernesto Aspe, máximo responsable de la filial española de Johnson Health Tech Ibérica, compañía que distribuye Matrix Fitness, entre otras marcas.

(5-4-2018). Sumida en un cambio de estrategias para adaptarse a las nuevas demandas del mercado, Johnson Health Tech Ibérica se muestra dispuesta a impulsar una activación de la renovación del parque español de maquinaria de fitness de los gimnasios la cual sostiene que es más lenta que en otros países.

Johnson Health Tech Ibérica distribuidora en España, entre otras, de la marca Matrix Fitness está impulsando actualmente estrategias encaminadas a reposicionar la enseña y a reactivar su progresión en el mercado. Estas estrategias, según ha declarado a CMDsport, su máximo responsable, Ernesto Aspe, se focalizan en el servicio post-venta a los gimnasios e instalaciones deportivas, así como en adaptar la compañía a la nueva situación del mercado actual.

Aspe asegura que “tras unos años de crecimientos anuales de doble dígito a raíz de la eclosión del mercado del fitness en España, ha llegado un momento en el cual vemos que el acento debe ponerse en ofrecer a los clientes unos servicios que les permitan disponer, no sólo de la maquinaria que tienen en sus centros en perfecto estado, sino, también, propiciar que vayan renovándola a medida que entran en estado de obsolescencia, ya sea por la alta frecuencia de uso, o a raíz de la vertiginosa evolución tecnológica”.

RENOVACIONES CADA 30 MESES EN ESTADOS UNIDOS

En ese sentido, el máximo responsable de Matrix Fitness ha señalado que “la renovación del parque español de maquinaria de fitness en España es más lenta que la de otros países”. Para argumentar su afirmación, Aspe ha expuesto que “mientras en Estados Unidos, en un extremo, existen cadenas que renuevan la maquinaria de sus centros cada 30 meses (cada dos años y medio), en España los periodos de renovación son más largos”.

Preguntado sobre cuál sería el periodo de vida recomendable de mantenimiento de la maquinaria de los gimnasios, Aspe ha señalado que “depende del tipo de maquinaria, pero podría apuntarse como duración media la de unos 60 meses (unos cinco años)”. El directivo, ha anotado que “aunque hay operadores en España que trabajan con esa periodicidad de renovación, existen numerosos casos en los que estas renovaciones se dilatan de un modo bastante considerable, llegándose a casos en los que hay instalaciones que cuentan con maquinaria de hasta hace diez años”.

INDICENCIA SOBRE EL CLIENTE DEL CENTRO

Ernesto Aspe ha destacado la relevancia que tiene en la percepción del cliente del centro que éste renueve periódicamente la maquinaria. Según ha añadido, “ésta constituye el punto de contacto crítico que tiene el usuario con la instalación. Si éste ve que las máquinas que emplea se renuevan periódicamente, ello incide favorablemente en su percepción del centro pues le constata que en el mismo hay inquietud por estar al día en las innovaciones tecnológicas y que éstas le permitirán disfrutar de un entrenamiento que le aporta mayor conocimiento sobre sus potenciales, que ello redunda en una optimización de su salud y, asimismo, que todo eso puede compartirlo con quienes quiera”.

A continuación, el máximo responsable en España de Matrix Fitness ha apuntado como riesgos principales de dilatar en el tiempo la renovación de la maquinaria aspectos como “la pérdida de competitividad de la instalación frente a otros centros que la renuevan con más frecuencia, un aumento de los costes de mantenimiento, una pérdida de imagen frente al usuario y, consecuentemente, una posible pérdida de clientes”.


No hay comentarios

Añade el tuyo