ESENCI@L

En 2015 facturó un 1,64% menos que en 2014

Se trunca la curva alcista de la facturación de Puma Iberia

puma_iberia Javier_ortega

Puma Iberia lleva 5 años consecutivos de pérdidas situándose las del pasado 2015 en 2,14 millones de euros. Con todo, esas pérdidas fueron un 26% menores que las sufridas en 2014. Javier Ortega, director general de la compañía sigue contando con el apoyo de la casa madre de la marca.

(12-8-2016). Después de que desde 2011 la facturación de Puma Iberia siguiera una trayectoria alcista, el pasado 2015, la filial española de la marca del felino sufrió un cambio de tendencia al facturar un 1,64% menos que en 2014.

En los últimos cinco años, la mayor facturación registrada por la filial española de Puma, según el registro mercantil, fue la del año 2014 cuando alcanzó una cifra de negocios de 51,30 millones de euros. Aquel ejercicio supuso el momento más álgido a nivel de facturación de Puma Iberia desde 2011.

Se ruca la tendencia alcista de Puma en España

EVOLUCION DE LA FACTURACION DE PUMA IBERIA SLU 2011-2015. Elaboración propia a partir de datos extraídos del registro mercantil y del archivo editorial de CMDsport.

Sin embargo, el pasado 2015, la empresa sufrió su primer año de cambio de tendencia al girar 50,48 millones de euros, lo cual supuso un descenso del 1,64% en relación a la facturación de 2014 y, asimismo, una menor facturación que la obtenida en 2013.

CINCO AÑOS CONSECUTIVOS DE PÉRDIDAS

A pesar de la trayectoria al alza experimentada por la facturación de Puma Iberia en prácticamente todos los años del último quinquenio, la cuenta de resultados desde 2011 no ha dejado de cerrarse con números rojos, según figura en el registro mercantil.

El pasado 2015, las pérdidas de la compañía ascendieron a 2,41 millones de euros. La cifra, sin embargo, fue inferior en un 26% a las pérdidas sufridas en 2014 que ascendieron a 3,26 millones de euros y eso que, como ya se ha indicado, precisamente, aquel 2014 fue el año en el que la filial española de Puma alcanzó la mayor facturación del último quinquenio.

Esos 3,26 millones de pérdidas de 2014, de todos modos, no constituyeron el volumen de pérdidas más sustancial de Puma Iberia desde 2011. El año en el que éstas fueron de mayor volumen fue en 2012 cuando se situaron en 3,99 millones de euros.

VALORACIÓN SATISFACTORIA

A pesar de ello, la empresa ha valorado satisfactoriamente los resultados registrados el pasado 2015 especialmente porque éstos de han desarrollado “de acuerdo con las perspectivas de los planes de negocio proyectados”, según reza la memoria del balance econonómico de la sociedad. En ese sentido, se destaca el posicionamiento de la marca, “tanto en el Mercado español como en el portugués, y en línea con el desarrollo de imagen de marca a nivel global”. Desde la compañía se considera que “ la evolución de las ventas durante 2015, así como las crecientes inversiones en marketing han permitido incrementar la visibilidad de la marca ante el consumidor y consolidarse como la tercera marca del mercado deportivo”.

Los principales riesgos a los que se enfrenta la sociedad durante el año 2016, según se reconoce en el citado documento, “provienen de la potencial inestabilidad del entorno macroeconómico y el impacto que pueda tener sobre la confianza de los consumidores. No obstante, la Sociedad ha puesto los medios necesarios para seguir creciendo y vendiendo sus productos al público objetivo lo cual le permitirá cumplir con los retos definidos en su nueva estrategia mundial”.

APOYO DE LA CASA MADRE

Por otro lado, según consta en la memoria de la cuenta de resultados, no se prevén dificultades para hacer frente al pago de las deudas de la compañía en las fechas de su vencimiento.

El socio único de la filial española, Puma SE, ha garantizado su apoyo financiero a la sociedad para realizar las operaciones necesarias para restituir la situación patrimonial de la empresa. En el citado documento se concluye que las pérdidas “no deben considerarse pérdidas estructurales sino más bien coyunturales y motivadas por las fuertes inversiones realizadas en este periodo para consolidar la actividad, sin que todavía se haya generado en este periodo ingresos suficientes para compensar los gastos relacionados con estas inversiones”.


No hay comentarios

Añade el tuyo