ESENCI@L

El ayuntamiento prevé resolver la concesión en marzo

El macro complejo deportivo We Fitness de Granada podría reabrir la próxima primavera

we fitness granada fantasma

Estado actual de las instalaciones de 40.000 m2 del Alhambra Sports Club, antiguo We Fitness Club, en Granada, cerrado desde octubre de 2021. El club se encuentra cerrado al público aunque los alumnos del centro Menac usan algunas de las instalaciones, así como el campo de fútbol por parte de las categorías inferiores del Granada FC, como parte de un acuerdo alcanzado entre Ayuntamiento y la antigua gestora. Foto: Antonio L. Juárez / PhotographersSports / Granada Hoy.

(14-12-2022). Antes del verano. Es la fecha que se ha marcado el Ayuntamiento de Granada para la reapertura del tan necesitado en la ciudad macro complejo deportivo We Fitness Club, cerrado desde el pasado septiembre. Cuatro gestoras habrían mostrado su interés por asumir la gestión.

El macro complejo deportivo We Fitness Club podría reabrir sus puertas el próximo 2023. Así lo ha previsto el Ayuntamiento de Granada, que se ha propuesto resolver la nueva licitación de la gestión de estas instalaciones deportivas entre los meses de febrero y marzo, para reabrir el club antes del próximo verano, según publica el medio local Ideal.

Un calendario que ha podido iniciarse después de que el consistorio haya conseguido desencallar el proyecto y poner en marcha el pasado junio el proceso de rescisión de la concesión del centro deportivo We, después de que la empresa que asumió su gestión en julio de 2021, decidiera cerrar la instalación de forma unilateral en octubre del mismo año.

De We Fitness Club a Alhambra Sports Club

We Fitness Club abrió sus puertas por primera vez en 2007, de la mano de la gestora Jarquil Andalucía SA, la cual gestionó el centro en régimen de concesión administrativa hasta su cierre en 2013, alegando fuertes pérdidas que llevaron “casi” a la solicitud de concurso de acreedores.

En julio de 2021, el centro reabrió sus puertas bajo un nuevo nombre, Alhambra Sports Club, después de que el empresario y coach granadino Pío Salvador se hiciera cargo de la concesión. Un proyecto que, sin embargo, tuvo un desenlace inesperado pocos meses después, llevando a una nueva clausura indefinida de las instalaciones entre octubre y diciembre de 2021.

En aquel momento, el consistorio sopesó la opción de secuestrar la concesión y asumir la gestión directa del centro deportivo, que cuenta con una superficie de 40.000 m2, con gimnasio, zona de aguas, pistas polideportivas y campo de fútbol, entre otros servicios.

Sin embargo, se determinó la imposibilidad de llevar a término esta intención, ya que, al cierre del club, la gestora había devuelto el equipamiento que había adquirido mediante leasing, así como despedido a todo el personal y la extinción de los contratos con los socios. Además de arrastrar una deuda por impago de cánones concesionales desde 2017 hasta 2020 por valor de 197.896 euros, de acuerdo al informe de los Interventores Técnicos del secuestro de la concesión con fecha de 22 de abril de 2022.

Cuatro candidatos

Ante las reiteradas peticiones de vecinos y oposición, ante la “falta” de instalaciones deportivas y, especialmente, de piscinas, en Granada, el Ayuntamiento inició el pasado junio la resolución del contrato por incumplimiento grave del mismo.

La puesta en marcha de este trámite abrió la puerta a una nueva licitación de la instalación deportiva. El Ayuntamiento habría obtenido en este tiempo ofertas de hasta cuatro empresas españolas, las cuales, “habrían visitado recientemente las instalaciones”, según apuntan fuentes del área de Deportes del Ayuntamiento de Granada.

La intención del consistorio es resolver el nuevo contrato entre los próximos meses de febrero y marzo. Al encontrarse en un procedimiento de liquidación, el nuevo gestor de la instalación no deberá asumir la deuda acumulada, que se antoja millonaria.

Además, desde el consistorio se ha invertido en mantener en mínimos la instalación, contratando vigilancia para evitar su deterioro. Desde el cierre del centro, tan sólo se mantenía en uso el campo de fútbol, la piscina cubierta y las pistas exteriores, por parte de los alumnos del Centro de Formación Profesional en el Deporte y la Salud Medac.

Dos premisas

A pesar de la premura por reabrir este centro deportivo, desde el consistorio, sin embargo, no se quiere dar ni un paso en falso, motivo por el que ha impuesto dos premisas a las empresas candidatas a gestionar el complejo deportivo.

La primera, lógica dados los antecedentes, es que estas empresas puedan demostrar una solvencia económica que evite que se vuelva a interrumpir el servicio. Mientras que la segunda premisa es que se mantenga el uso deportivo que se había dado a esta instalación.

De acuerdo a los cálculos del ayuntamiento, las instalaciones del antiguo We Fitness Club podrían volver a abrir sus puertas antes del próximo verano.


No hay comentarios

Añade el tuyo