ESENCI@L

Tiene previsto equipar hasta 80 centros en 2018

Shark Boxing espera crecer un 25% en “el mejor año del boxeo” en España

sharkboxing

Uno de los centros que Shark Boxing ha equipado recientemente, el Yoofit Boutique Gym Experience de Madrid.

(14-5-2018). Ante el auge de la práctica del boxeo en España, especialmente en su adaptación al fitness, Shark Boxing espera aumentar sus ventas hasta un 25% en 2018. El proveedor de material de boxeo, MMA & Kick Boxing equipará hasta 80 centros este año y expande su presencia en las grandes cadenas del fitness español.

Hace más de 20 años que Antonio Ginés decidió transformar su pasión por el boxeo en su forma de vida. Tras empezar como distribuidor de una marca de camisetas, en 1997 fundó Shark Boxing y creó su propio catálogo de artículos deportivos relacionados con este deporte, desde prendas de textil y calzado hasta todo tipo de material deportivo como guantes, sacos y accesorios para el cuadrilátero.

Dos décadas más tarde, el boxeo vive su época dorada en España con un importante aumento del número de practicantes y técnicos, especialmente tras el éxito de los centros boutique que adaptan este deporte de contacto al fitness.

Aunque Ginés asegura haber registrado un crecimiento de doble dígito sostenido durante los últimos cinco años, el fundador de Shark Boxing augura que 2018 será su mejor año: “Proyectamos un incremento del 25% en las ventas”, rozando el millón de euros de facturación.

EL BOXEO Y EL ENTRENAMIENTO FUNCIONAL

Ginés explica que la práctica del boxeo “se ha ampliado mucho gracias a su fusión con el entrenamiento funcional” en el sector del fitness. En los grandes centros urbanos han florecido numerosos centros boutique que fusionan ambas disciplinas, impartiendo sesiones sin contacto al ritmo de la música. Las grandes cadenas han detectado este éxito y han incorporado córners o salas especializadas en sus centros.

El gerente de Shark Boxing destaca que otras actividades dirigidas como el aerobic o la tonificación “se encuentran estancadas, mientras que las clases de boxeo no paran de crecer”. Ginés considera que esto se debe a una buena adaptación de este deporte que lo hace apto para todos los públicos y a la buena formación que se imparte en España, donde las licencias de entrenadores se han multiplicado por tres.

En este contexto, Shark Boxing ha lanzado una nueva línea de fitness con todo tipo de material de boxeo para equipar a los gimnasios, que hoy representan el 10% de su cartera de clientes.

OBJETIVO: LAS GRANDES CADENAS

Aunque la academia de boxeo y el centro boutique constituye la mayor parte de sus clientes, Shark Boxing busca introducirse en los grandes operadores del fitness. En 2005, la firma con sede en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) empezó a colaborar con DiR, y hoy equipa 12 de sus centros.

La empresa que dirige Ginés está en contacto con otras 4 cadenas españolas para equipar un total de 80 centros en 2018. La estrategia de Shark Boxing es introducir pruebas piloto en los grandes operadores para ganarse su confianza y convertirse en su proveedor oficial en materia de boxeo.

LA EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Ginés considera que la expansión fuera del territorio español es “la gran tarea pendiente de Shark Boxing”. La empresa exporta algunos de sus productos en países como Italia, Portugal o Marruecos, pero no cuenta con ningún distribuidor fuera de España. “Somos una marca con imagen que puede tener recorrido en el mercado internacional”, afirma Ginés, que confía en dar el salto al extranjero entre este año y el 2019.

La empresa colabora con la firma de calzado deportivo Munich, que se encarga de fabricar su línea de botas de boxeo. Entre 2007 y 2009, Shark Boxing distribuyó material textil de la marca UFC en España.


No hay comentarios

Añade el tuyo