ESENCI@L

El modelo concesional gana músculo

Claror sigue creciendo y llega a los 22 millones de facturación en 2017

Can caralleu

(18-12-2017). La cadena de gimnasios prevé un aumento del 4,8% de los ingresos en comparación al año pasado. El grupo catalán también incrementa la cifra de abonados y ya roza los 46.000.

2017 ha sido, de nuevo, un buen año para el Grupo Claror. A pesar de que su director general, Gabriel Domingo, ha insistido en muchas ocasiones que el crecimiento no es motivo de obsesión para la enseña, lo cierto es que la entidad catalana logrará crecer en facturación y en cifra de abonados.

En concreto, según avanza el propio CEO de Claror, la cadena de gimnasios llegará a la cifra de 22 millones de euros, lo que representa un aumento de casi el 5% (4,8%) en comparación al ejercicio 2016. En total el incremento ha sido cercano al millón de euros ya que el año pasado ingresaron poco más de 21 millones.

Gabriel Domingo comenta que el auge en la facturación ha sido “bastante homogéneo” en todos los clubes que gestiona Claror. En particular, son ochos centros, cinco de los cuales son gestionados en régimen de concesión mientras que los otros tres se gestionan mediante un contrato de prestación de servicios.

SE APROXIMAN A LOS 46.000 ABONADOS

Por lo que se refiere al número de abonados, Claror sigue ganando músculo. En este sentido, el ejecutivo del grupo afirma que terminarán el año con 45.900 abonados. Si se compara esta cifra con los 43.337 del año pasado, se constata un aumento de 5,5% con 2.563 socios nuevos. Igualmente, si se alarga la comparativa a los últimos cinco años, el número de abonados de la cadena de centros deportivos muestra una alza del 47%, ganando 14.763 socios desde el 2013.

NUEVA ZONA SPA EN CAN CARALLEU

Los buenos resultados de Claror son el resultado de la apuesta por la calidad. Un ejemplo es la última inversión de 400.000 euros del grupo para mejorar las instalaciones de uno de sus buques insignia, Can Caralleu. Este centro ha estrenado un nuevo espacio spa para abonados que presenta material de la marca Thomas Wellness Group. Se trata de un obra que incorpora un nuevo y más grande hidromasaje, un mayor número de efectos termo lúdicos, una fuente de hielo, una zona de relax con hamacas y nuevas duchas de sensaciones.

Además, la cadena de gimnasios catalana también ha implantado un nuevo sistema de desinfección del agua de las piscinas de Can Caralleu utilizan electrólisis salina, que permite mejorar la calidad de la misma.

Con estas actuaciones, el grupo Claror sumará una inversión de 1,4 millones de euros, durante este 2017, “cifra que confirma una filosofía de renovación constante de los clubs que gestiona para garantizar el máximo bienestar de los clientes”, añaden desde la enseña.


No hay comentarios

Añade el tuyo