ESENCI@L

La cadena espera superar ligeramente el resultado del ejercicio anterior

Infinit Fitness prevé repetir este 2021 la facturación de 2020

La enseña ha abierto este año un gimnasio en Oleiros

IMG_20210921_115922

El centro de Oleiros, en Galicia, ha sido la única apertura de Infinit Fitness este 2021

(27-12-2021) Infinit Fitness prevé cerrar 2021 con una facturación parecida a la obtenida en 2020. La cadena de gimnasios ha sufrido una recuperación a velocidades muy distintas en los centros que tiene en Madrid con respecto a los de País Vasco y Galicia, que se han visto afectados por restricciones más duras.

Infinit Fitness espera mejorar ligeramente el resultado registrado el año pasado. En los 13 gimnasios comparables entre 2020 y 2021, los ingresos de la compañía no superarán “del 5% o 10%” de la cifra obtenida el año pasado. 

La cifra global se incrementará ligeramente al añadir el centro que inauguraron el pasado mes de octubre en Oleiros (Galicia). Fue su única apertura de este 2021. Su 14º gimnasio, un centro considerado “bandera” para la compañía, ha arrancado “a la mitad del objetivo previsto para esta época” debido al impacto de los repuntes y del certificado covid. 

El socio fundador de Infinit Fitness, Marcos Baroja, comenta a CMDsport que cerrarán el año con en torno al 70% de los socios que tenían en 2019. Hasta mediados de este mes de diciembre, la cadena estaba registrando un “muy buen” ritmo de accesos en sus centros a pesar de la reducción de masa social. 

BUSCAN INVERSORES LOCALES

La enseña trabaja en sumar nuevos centros en 2022. “No hay un objetivo de aperturas concreto, vamos con tranquilidad, poco a poco”, precisa Baroja, quien detalla que ven más oportunidades a la hora de reconvertir o reposicionar centros en funcionamiento que adquirir locales nuevos donde se tenga que arrancar de cero. 

Como ya hicieron en Oleiros, para financiar estos proyectos, Infinit Fitness ve más factible encontrar financiadores locales que vean rentabilidad en proyectos concretos que encontrar un inversor decidido a apostar por el global del grupo. 

CRÍTICO CON EL CERTIFICADO COVID

Los repuntes de contagios, asegura, les obligarán a aplazar el horizonte de remontada marcado, fijado inicialmente para marzo. Otra medida que está frenando su recuperación es la implementación del certificado covid en los gimnasios de Galicia y País Vasco tal como está planteada. “Estas comunidades son un mundo, y la Comunidad de Madrid, donde hay menos estigmas de cara a la sociedad, otro. En Madrid la evolución del negocio está yendo mucho mejor que en los otros dos territorios”, recalca. 

“No he tenido la percepción que el usuario perciba el pasaporte covid como una mayor seguridad o como una mayor comodidad, porque a diferencia de otros países aquí no sirve para que quiten las mascarillas”, lamenta Baroja, quien entiende que “se está estigmatizando al sector” al equipararlo con otros sectores con un mayor riesgo de contagio como el ocio nocturno o la restauración. 

EXTIENDEN LA MARCA ‘WEYOU’

Después del confinamiento Infinit Fitness apostó por revisar al alza sus tarifas añadiendo nuevos servicios que permitieron elevar el ticket medio en aproximadamente un 20%. La enseña ha incorporado una nueva línea de negocio basada en el entrenamiento personal en grupos reducidos que denomina WeYou. 

El ticket medio para esta modalidad ronda los 100 euros, el doble del resto de cuotas. Ya está presente en tres centros (Santo Domingo, Miramadrid y Oleiros), y a partir de enero lo extenderán a más de la mitad de los gimnasios que gestiona la compañía. 

“Es un entrenamiento en grupos reducidos que se desarrolla en seis estaciones distintas. Los usuarios siguen en pantallas de televisión lo que se hace en cada estación y, al lado, tienen un entrenador personal que les motiva y les asesora, complicando o suavizando sus ejercicios”, relata Baroja. 

Durante esta pandemia, la cadena ha notado una reducción de la edad media de los usuarios, que ahora están  más enfocados a la musculación o la fuerza que al cardio. “Hemos incrementado la zona de peso libre y de musculación, pero queremos posicionarnos con una potente oferta de entrenamientos en grupos reducidos para poder asumir el regreso del público femenino de mediana edad, que demanda más este tipo de servicios”, comenta. 

PREOCUPACIONES DE CARA A 2022

Baroja también enumera tres preocupaciones de cara a 2022. La primera, el retorno de los ICO solicitados en 2020 en un año que empezarán lejos de la recuperación prevista. La segunda, las rentas de los alquileres. “Se han terminado las bonificaciones temporales, cuesta mucho prorrogarlas”, lamenta el socio fundador de Infinit Fitness. 

Menos significativo, apunta, será el impacto del encarecimiento energético. “Para nuestros centros el coste energético puede representar unos 300 euros mensuales, si sube un 50%, hasta los 450, no sería un sobrecoste muy relevante”, precisa. 


No hay comentarios

Añade el tuyo