ESENCI@L

Aspira a incrementar un 15% la cifra de gimnasios con los que trabaja

Urban Sports Club prevé quintuplicar su base de usuarios en España este año

A través de acuerdos B2B

liz-andrews-urban-sports-club

La máxima responsable de Urban Sports Club para Iberia, Liz Andrews, considera que las relaciones entre los centros deportivos y las plataformas agregadoras "han mejorado significativamente" este último año.

(25-6-2021). La plataforma intermediaria planea reproducir el acuerdo alcanzado con Solinca en Portugal con un operador de envergadura en España, además de ampliar la cifra de empresas a las que proporciona servicios, previendo cerrar 2021 quintuplicando la masa de usuarios e incrementando un 15% la cifra de gimnasios con los que trabaja.

Urban Sports Club sube una marcha en su progreso en el mercado español. La plataforma intermediaria que irrumpió en nuestro país en 2019 con la adquisición de BonoFit, se ha propuesto quintuplicar su masa de usuarios en este 2021 para lo que va a poner el foco en incrementar sus acuerdos con empresas y organizaciones dentro del segmento corporativo mediante acuerdos B2B, y cerrar nuevas alianzas con gimnasios españoles.

Calidad antes que volumen

De hecho, la compañía estaría estudiando replicar en España la operación llevada a cabo en el país vecino de Portugal, donde recientemente ha cerrado un acuerdo por el grupo Solinca, que cuenta con 30 instalaciones deportivas repartidas por el país. Así lo ha confirmado la máxima responsable de Urban Sports Club Iberia, Liz Andrews, quien afirma estar “en conversaciones con centros de calidad que nos ayuden a dar una cobertura aún mayor en el país, tal y como hemos hecho con Solinca en Portugal”.

El objetivo que la plataforma se ha marcado para este año es incrementar un 15% la cifra de gimnasios asociados que actualmente ronda en nuestro país los 1.300 clubes, para alcanzar a finales de 2021 los 1.500. Para ello, ha adoptado una estrategia de menos es más. “Buscamos la calidad por encima de la cantidad en nuestra oferta y, por lo tanto, se incorporarán nuevos socios estratégicos de envergadura siempre que aporten un valor claro en áreas que creemos que podemos desarrollar más”, apunta.

Cambio de percepción

En este sentido, Andrews considera que “podemos ofrecer a los centros deportivos asociados un valor que va más allá del tráfico y los ingresos adicionales. Estamos convencidos de que podemos ayudarles a innovar, digitalizarse, diferenciarse y desarrollarse de forma que estén mejor equipados para enfrentar el nuevo escenario”.

Asimismo, asegura haber percibido en el fitness español un cambio de percepción sobre las plataformas intermediarias, o al menos, sobre Urban Sports Club. “Se ha dado una mejora significativa en nuestras relaciones con los centros deportivos españoles y creemos que nos hemos labrado una posición superior a los demás agregadores, no solo proporcionando gran variedad de contenidos, sino contribuyendo al sector, proporcionando datos que permitan entender la dinámica de los consumidores y apoyando a los gimnasios y estudios que han sufrido esta difícil época”. Una gestión de la pandemia que Andrews se muestra convencida de que ha “asegurado un lugar en el mercado”.

Impulso al segmento corporativo

Además de incrementar su oferta de centros, Urban Sports Club se ha propuesto incrementar su cuota en el segmento corporativo, en dónde la plataforma ha decidido poner el foco para seguir creciendo. Actualmente en España cuenta con una quincena de acuerdos con empresas de magnitud considerable, a las que se sumó recientemente la plantilla en España de Carrefour. Para finales de año, aspira a que la cifra haya aumentado hasta las 50 empresas. Sobre ellas, Andrews comenta que “buscamos cerrar acuerdos con organizaciones de entre 50 y 10.000 empleados, a los que ofrecemos un descuento a la hora de suscribirse a la plataforma, teniendo acceso a las cincuenta modalidades y actividades físicas que disponemos, y dando asimismo opción de hacer teambuilding y onboarding”.

A nivel mundial, Urban Sports Club está presente en seis países, supera los cientos de miles de usuarios y cuenta con acuerdos con 10.000 gimnasios y clubes de fitness. La empresa se fundó en 2012, comenzando su expansión en 2015 con una ronda de financiación que le dio pie a impulsar una estrategia de crecimiento basada en la absorción de competidores. En España, aterrizó en 2019 con la adquisición del 100% de BonoFit.

Además de España y Portugal, opera en Alemania, Bélgica, Francia, Italia y Países Bajos, en este último bajo la marca OneFit, que prefirió conservar en este país tras su adquisición por la fuerte penetración que ya disponía la marca este mercado.


No hay comentarios

Añade el tuyo