ESENCI@L

Pretende que los detallistas representen el 60% de su facturación en 2020

Adidas quiere limar asperezas con las tiendas para impulsar su división e-commerce

Ofrece campañas personalizadas y cooperación en la venta online

adidas

El CEO de Adidas, Kasper Rorstedt, quiere aprovechar la red de tiendas de las grandes cadenas deportivas para impulsar el negocio e-commerce de la marca.

(12-7-2018). Adidas cambia de estrategia. Tras cerrar más de 200 tiendas en todo el mundo, la firma alemana apuesta por alcanzar el 60% del total de sus ventas a través de las grandes cadenas multideporte, según el diario alemán Handelsblatt. La marca quiere utilizar las tiendas de los detallistas como puntos de recogida e impulsar la venta online hasta los 4.000 millones de euros.

Adidas quiere estrechar lazos con los grandes operadores deportivos. Tras apostar por el comercio online y reducir su red de tiendas propias, la firma alemana pretende ahora que el 60% de su facturación siga procediendo del canal tradicional de distribución.

Anunci-NIKE-MEN

Por eso, según apunta el diario alemán Handelsblatt, el CEO de la compañía Kasper Rorsted envió a su director comercial Roland Auschel a limar asperezas con las cadenas multideporte. Auschel afirma que “en la segunda fase de nuestro plan de crecimiento ‘Creating the New’ involucraremos de manera mucho más activa a nuestros partners estratégicos en nuestras actividades de e-commerce. Estamos dispuestos a un diálogo constructivo con los retailers”, asegura.

EL PLAN CON LAS TIENDAS

Según el medio alemán,  la cúpula directiva de Adidas ha reconsiderado su posición y ha terminado aceptando que entrar en guerra con los retailers no es una buena idea. El responsable comercial de la marca bávara se ha reunido con cadenas como Sport 2000, Karstadt Sports o Intersport, que le han trasladado su malestar por la estrategia de la compañía y sus políticas de distribución.

Adidas quiere que la alianza con los grandes operadores se base en el intercambio de datos sobre sus ventas y el comportamiento de sus consumidores para ofrecer campañas personalizadas para cada cadena. Además, el CEO de la compañía de Herzogenaurach promete un retorno de la inversión masivo, aludiendo que maneja activamente la presentación del producto y tiene “un impacto notable en la experiencia del consumidor”.

En otras palabras, el grupo alemán está convencido de que puede mejorar la experiencia de venta que ofrecen los distribuidores y conseguir mejores resultados, pero ha comprendido que no puede renunciar al canal tradicional de distribución.

APUESTA POR EL E-COMMERCE

Paralelamente, esta cooperación le serviría a Adidas para dar alas a su e-commerce y utilizar las tiendas de sus socios detallistas como puntos de recogida para hacer llegar sus pedidos. Adidas opera actualmente 2.600 tiendas propias en todo el mundo, y durante el 2017 cerró más de 200 para potenciar el negocio online.

Rorsted quiere seguir con su plan de expansión en línea y aumentar hasta los 3.500 millones de euros la facturación de su tienda online en 2020. La enseña de las tres rayas quiere aumentar su colaboración con las plataformas e-commerce al nivel de su alianza con Zalando: mientras la empresa berlinesa de e-commerce utiliza el almacén de Adidas en Londres, Adidas hace lo propio con el centro de logística de Zalando en París a la hora de realizar envíos de camisetas, pantalones y zapatillas en Francia.

En 2017 los ingresos generados por la tienda online de Adidas crecieron en un más de un 50% hasta los 1.500 millones de euros. Sin embargo, esos 1.500 millones de euros constituyen tan sólo el 10% de los ingresos totales de la compañía. “Nuestra tienda más importante es nuestra tienda online”, asevera el gerente de la marca.

Según el diario Handelsblatt, Adidas quiere evitar que sus socios tradicionales se conviertan en sus competidores online al mismo tiempo que asegura las ganancias de sus accionistas. La firma alemana Adidas cerró el pasado ejercicio con una facturación de 21.218 millones de euros, un 14,8% más que en el ejercicio anterior, y su beneficio neto se situó en los 1.100 millones, un 7,9% más que en 2016.


No hay comentarios

Añade el tuyo