ESENCI@L

La cadena consigue mantener su rentabilidad y busca inversores para su franquicia

Cross Funcional30 acelera su expansión y proyecta cinco aperturas para 2021

Ultima su desembarco en el País Vasco y Madrid

crossfuncional30

Javier Ureña es entrenador y nutricionista e impulsó la metodología de entrenamiento y el modelo de centro Cross Funcional 30 hace siete años, con una propuesta que combina un entrenamiento personalizado con un plan de nutrición a medida.

(17-2-2021). La cadena boutique catalana sale reforzada tras cumplirse prácticamente un año de pandemia. Tras aterrizar en diciembre en Barcelona, para este año proyecta entre tres y cinco aperturas que la llevarán a ampliar su alcance en Catalunya y a aterrizar en el norte peninsular y en la Comunidad de Madrid.

CrossFuncional30 no se arruga con el avance de la pandemia, sino todo lo contrario. La cadena de centros especializados en entrenamiento funcional se muestra fortalecida después de casi un año de crisis por Covid19 en el que ha tenido que lidiar con cuatro cierres impuestos en Catalunya, restricciones de aforo y, actualmente, el cierre en la Comunidad Valenciana.

Todas estas experiencias han servido, según el impulsor de la enseña, Javier Ureña, para reforzar su propuesta de negocio y constatar de que “es un modelo de gimnasio que se adapta a lo que los usuarios fitness buscan actualmente”.

Mayor aceptación a la propuesta de negocio

Como gran parte del sector, Cross Funcional30 acusó en el inicio de la pandemia y el confinamiento domiciliario un fuerte descenso en el número de clientes que pudo recuperar “en su gran mayoría” con la introducción, entre los meses de abril y junio, de un servicio de clases online en directo. Con la reapertura, “percibimos un aluvión de clientes nuevos interesados por nuestra metodología”, destaca el precursor de la cadena. Tendencia que se ha ido sucediendo a lo largo de estos meses, asegurando que “tras cada reapertura -después de los cuatro cerrojazos vividos en Catalunya-, hemos incrementado la cifra de socios con clientes nuevos que se han sentido atraídos por nuestra propuesta”.

A ojos de Ureña, la pandemia está influyendo en los usuarios de instalaciones deportivas en tanto que “hay una tendencia a huir de grandes instalaciones y apostar por entrenamientos personalizados en espacios boutique, donde el aforo ha sido siempre reducido pero la experiencia de cliente es superior”.

Rentabilidad positiva

En el caso de CrossFuncional30, con centros de 200 y 250 m2 de superficie, tiene una capacidad máxima por club de entre 150 y 200 clientes. “Con las restricciones actuales, operamos con un centenar de clientes por centro, lo que sumado a una estructura de costes operativos mensuales muy bajos, nos permite funcionar con una alta rentabilidad”, destaca.

Una estabilidad económica que impulsada por unas condiciones de alquiler y adquisición de locales “mejores que en pre-pandemia”, está llevando a la cadena a reactivar su expansión a través de pequeños inversores que quieran impulsar la franquicia.

CrossFuncional30 abrió su primer centro en la localidad barcelonesa de Sabadell hace 7 años. En 2019 arrancó su proyecto de franquicias que le llevó a abrir durante este mismo año clubes en Terrassa (Barcelona) y en Alicante.

En febrero de 2020, la cadena abrió su tercera franquicia en la localidad también catalana de Cerdanyola del Vallés, proyecto que cerró sus puertas con el estallido de la pandemia y que ya no volvió a subir la persiana por problemas personales de los franquiciados. Se trata, sin embargo, de un centro “totalmente equipado y preparado para funcionar”, destaca Ureña, quien afirma que se encuentra en conversaciones con un nuevo franquiciado para reabrir el gimnasio “en breve”.

Durante el pasado 2020 también, concretamente en diciembre, la cadena culminó una de sus principales ambiciones que era aterrizar en la ciudad de Barcelona, con un centro franquiciado ubicado en el distrito de Sants-Montjuïc que, debido a las restricciones impuestas para frenar la pandemia, tan sólo ha podido estar operativo dos semanas y que se encuentra en pleno rendimiento desde el pasado 8 de febrero.

Proyectos en marcha

A estos cuatro gimnasios en funcionamiento, se les sumará durante este primer semestre al menos tres proyectos más. Uno de ellos es el mencionado en Cerdanyola del Vallés, al que se uniría el que se convertirá en el segundo centro propio de la cadena y que se ubicará en Sant Cugat del Vallès.

Paralelamente, informa la cadena, este mes de febrero se han iniciado las obras para la construcción del primero Cross Funcional30 en el País Vasco, en concreto en la localidad de Irún. Sobre este proyecto, Javier Ureña comenta que “se emplaza sobre un antiguo gimnasio, por lo que la adecuación del local es mínima y esperamos poder abrir en pocas semanas”. Se convertirá en la cuarta franquicia de la cadena.

Sin proyecto cerrado pero sí en avanzadas negociaciones se encuentran también sendos proyectos que deben llevar a la cadena boutique a conquistar nuevos territorios dentro de España. El más avanzado se emplazaría en la Comunidad de Madrid, en Rivas-Vaciamadrid, donde se encuentra en plena búsqueda de locales. Igualmente, avanza Ureña, la marca se encuentra trabajando en su desembarco en Cantabria.

Javier Ureña confía en que todos estos proyectos puedan materializarse a lo largo de este 2021, pudiendo culminar el año con hasta nueve centros en funcionamiento. Una cifra que se acerca a los planes pre-pandemia de la compañía, cuando “teníamos opción de abrir 10 nuevos gimnasios”.

Con el Covid19 de por medio, CrossFuncional30 se ha visto obligado a ralentizar su expansión, sin frenarla, buscando “inversores que apuesten por la franquicia”, señala su fundador, quien sigue manteniendo su objetivo de convertir CrossFuncional30 en una cadena de alcance nacional con presencia en las principales ciudades.


No hay comentarios

Añade el tuyo