ESENCI@L

Igoid y Gisdor estudian la evolución de los modelos de franquicias de gimnasios

Gimnasios-boutique, la nueva fórmula de las franquicias del fitness

De los centros poli-temáticos a los mono-temáticos

Estudian la evolución de los gimnasios boutique y sus nuevos nichos

Leonor Gallardo, del Grupo IGOID, afirma que ya se han detectado nichos para cada grupo de edad en los centros boutique, como por ejemplo, actividades de entrenamiento funcional para la etapa adolescente y post-adolescente. Imagen: Freepik.

(12-4-2022). Los grupos de investigación IGOID y GISDOR analizan y definen las características de los centros boutique y su evolución: los nuevos nichos de edad, su control del gasto, las especializaciones a demanda y sus relaciones con el cliente, entre otros aspectos.

El Grupo de Investigación en la Gestión de Organizaciones e Instalaciones Deportivas (IGOID) de la Universidad de Castilla-La Mancha y el Grupo de Investigación Gestión e Innovación en Servicios Deportivos, Ocio y Recreación (GISDOR) de la Universidad de Sevilla, siguen publicando investigaciones en el sector del fitness.  En esta ocasión, con la publicación en la revista Podium Sport Leisure and Tourism Review del artículo “Modelos de negocios en la industria del fitness: desde la cadena de franquicia tradicional al fitness boutique” en el que se pretende definir el concepto fitness boutique.

Anunci-SALTER

El estudio permite conocer la evolución generacional que ha llevado a cabo las franquicias para adaptarse al consumidor, además de los rasgos más característicos de lo que a día de hoy se concibe como una boutique de fitness.

A continuación, algunas de las conclusiones a través de las declaraciones de dos responsables de la investigación: Leonor Gallardo, del Grupo IGOID, y Jerónimo García, del Grupo GISDOR.

Infografía del estudio

Grupos de edades

El estudio reflexiona sobre los grupos de edad en los centros boutique, con clientes como los adolescentes, los seniors, etc. Leonor Gallardo, del Grupo IGOID, afirma que, dado que “la clave del centro boutique es la especialización, ya se han detectado nichos, es decir, actividades específicas, para cada grupo de edad. Encontramos:

  • Actividades pre-parto y de rehabilitación para embarazadas.
  • Actividades para bebes y recién nacidos, haciendo ejercicios junto a las madres.
  • Actividades de psicomotricidad para los la etapa escolar.
  • Actividades de entrenamiento funcional para la etapa adolescente y post-adolescente.
  • Actividades de todos los rangos para la etapa adulta, aprovechando todas las tendencias del mercado.
  • Actividades para la tercera edad, de mantenimiento y mejora de la función muscular.

Como vemos, hay un nicho para cada momento del ciclo vital, es la ventaja del centro boutique, la especialización completa al nicho”.

De poli-temáticos a mono-temáticos

Los resultados obtenidos aportan que las franquicias y los centros boutique han pasado de ser poli-temáticos (gran variedad de servicios) a mono-temáticos (rutinas programadas), además de prestar mayor importancia al servicio que al producto ofrecido. Jerónimo García Fernández, del Grupo GISDOR, explica que “el centro boutique tiende cada vez más hacia la especialización, concentrándose en una o pocas materias”.

Esto se debe a que los consumidores son usuarios activos provenientes de otros esquemas de fitness anteriores y buscan nuevas experiencias, además de tener una serie de objetivos de actividad física más específicos.

Control de gastos

Los gimnasios boutique se especializan en un buen control de los costes. Leonor Gallardo destaca que “la estructura de costes es más sencilla que la de un macro-centro, pero no por ello, es más fácil de rentabilizar. Es muy importante optimizar los gastos relacionados con el equipamiento, maquinaria e instalaciones. El motivo es que es un tipo de centro que funciona con bajos costes pero que, sin embargo, debenofertar, o por lo menos, asimilar, la calidad de servicios que los consumidores pueden encontrar en un centro deportivo de gran tamaño. Eso es complejo cuando la inversión suele venir de pequeños grupos o, incluso, de manera particular”.

En base a ello, Gallardo expone que “es necesario invertir únicamente en aquellos elementos imprescindibles para cumplir las expectativas básicas en cuanto a calidad de las instalaciones deportivas y equipamientos que esperan los usuarios, es necesario conocer sus necesidades. El valor añadido vendrá por la personalización y el seguimiento. Las modalidades de alquileres, renting e incluso mercado de segunda mano es un entorno idóneo para estos centros donde, además, es conveniente variar y actualizarse continuamente, sin dar tiempo a amortizar los activos”.

Personalización a demanda

Un factor del centro boutique es que es proactivo sin rivalidad con respecto a otros modelos. Jerónimo García afirma  que esa proactividad “es una variable que parte de la cultura organizacional, la continua evaluación de los clientes y la incesante innovación para poder personalizar la oferta deportiva. No son modelos reactivos que esperan la demanda para ofertar, al contrario, continuamente analizan para ofertar lo que solicita el cliente. En definitiva y en una palabra, personalización a demanda”.

Cuidar los detalles

Otra de las características de los centros boutique es que cuidan los destalles. Leonor Gallardo asegura que esos detalles que más se cuidan son: “el trato personalizado llevado al extremo, combinando las técnicas tradicionales, es decir, contacto personal directo, en el cara a cara y el contacto personal a través de la conectividad, mediante RRSS, app específicas, etc.”.

“Además” “prosigue, “los entrenamientos tienen el nombre y apellido del usuario y las clases y actividades se acomodan a las características de cada grupo. El centro boutique vive de pocos usuarios que consumen muchos servicios, lo contrario a un macro centro, con muchos usuarios que consumen pocos servicios”.

Contacto continuo

El consumidor busca sentirse partícipe e integrante de un grupo, por ello que dentro de la evolución generacional de las franquicias, los grupos de consumidores fueran reduciéndose progresivamente, con el objetivo de crear un concepto de familia y aumentar la inclusión social.

Aproximadamente, el 70% de los consumidores que practican actividad física en boutiques de fitness están en continuo contacto con los profesionales del sector que trabajan en el interior de la instalación deportiva. Jerónimo García añade que “el contacto continuo, o más bien las interacciones continuas, son decisivas en este modelo. Al ser una oferta personalizada, la interacción se podría decir que es una obligación. Está muy estudiado que a mayor número de interacciones existe una mayor probabilidad de fidelización”.

El estudio

El estudio muestra la evolución que han registrado las cadenas de franquicias de la industria del fitness, desde el modelo tradicional hasta el más actual, como serían los boutiques de fitness.

El contenido proporciona, además, información sobre cuáles han sido los factores desencadenantes de dicha evolución, las características de los principales modelos en dicho proceso, y las características de los consumidores de esta tipología de centros.

Gracias a este estudio, los autores del mismo señalan que los datos aportados podrían ayudar al sector del fitness a saber con más profundidad las bases de los centros boutique de fitness, así como las necesidades y requerimientos del consumidor en la actualidad.

Más información del artículo aquí: https://doi.org/10.5585/podium.v11i1.18287


No hay comentarios

Añade el tuyo