ESENCI@L

Esperan abrir, mínimo, 7 centros más

Infinit Fitness refuerza su estructura para retomar la expansión en 2017

Infinit Fitness Valdebebas Madrid

Infinit Fitness tiene su foco de actividad en Madrid, donde tiene los 10 centros. En la foto, Valdebebas.

(24-10-2016). Empezaron dos personas en 2012 con el primer centro y actualmente, con 10, se han tomado un respiro para crear una estructura más compleja (Marketing, comunicación, operaciones y expansión) para seguir creciendo en 2017 con, mínimo, siete aperturas más.

Infinit Fitness Marcos Baroja

El CEO y fundador de Infinit Fitness, Marcos Baroja, espera que una vez consolidados en Madrid, puedan expandirse en otras zonas.

“Los tres primeros trimestres del año han ido sobre lo previsto”. Así valora el fundador y CEO de Infinit Fitness, Marcos Baroja, su evolución en 2016, año en el que han abierto un centro en Sanchinarro (Madrid) y han alcanzado los 10 gimnasios en sus tres años de vida.

En los dos últimos trimestres, “se han dado dos pasos para atrás para dar unos cuantos más hacia delante”, explica Baroja. Lo que en otras palabras sería coger carrerilla, en este caso se trata de una reestructuración de la empresa, en la que han creado un departamento de comunicación, de marketing, de expansión y operaciones; así como una revisión del manual de operaciones; una consolidación financiera; y un proceso de cierre de ampliación de capital de 600.000 euros de los que “se han cubierto ya dos tercios”, según el fundador de Infinit Fitness.

La expansión, en tres pilares

A partir de aquí, no abrirán ningún gimnasio más en 2016 y retomarán su expansión en 2017 basándose en tres pilares. “El primero, con aperturas de nuestros propios franquiciados. Sanchinarro tiene dos aperturas más previstas y la sociedad que tiene tres en Madrid… abrirá tres más”, asegura Marcos Baroja. En total, cinco aperturas próximas.

El segundo pilar serán las aperturas con multifranquiciados, el modelo en el que Infinit Fitness entra como socio minoritario. “Este modelo requiere de un proceso de negociación un poco más largo”, explica el ejecutivo, quien espera que a finales de año puedan anunciar un par de acuerdos interesantes.

Finalmente, el tercer pilar y “el más difícil”, según Baroja, el de los franquiciados independientes. El CEO de Infinit Fitness espera que este último trimestre “sirva para lanzar la franquicia de verdad”.

La conveniencia ya no es una novedad

La expansión se producirá en un mercado que ha cambiado mucho desde el 2012 hasta la actualidad. La conveniencia ya no es una novedad y hay varias marcas que operan en este segmento. Para Marcos Baroja se trata de “una competencia muy profesional y buena, estamos jugando en una buena liga y es bonito para los que estamos dentro, así como temible para los que están fuera”.

Los que están fuera son los gimnasios de barrio, “que van a sufrir a la que les abra una marca un poco fuerte con un concepto muy definido”, augura el directivo.

Profundizar en las diferencias

Marcos Baroja habla especialmente de tres puntos fuertes cuando se refiere a Infinit Fitness. El primero es su software, de desarrollo propio y por tanto exclusivo, que con 10 centros “empieza ya a justificarse la inversión”.

El segundo punto fuerte es la imagen de marca. Para Baroja, el entrar en la web y ver que hay varios centros en una misma zona “no sólo da confianza, sino que establece una reciprocidad entre centros altísima”.

El tercero es su concepto. Quieren ser “una sala de fitness premium”, explica el ejecutivo, “con fuerza, cardio, peso libre, guiado, entrenamiento funcional, en grupos reducidos o personal”.

La fiabilidad, clave

Los 10 centros de Infinit Fitness abren 24 horas, tienen una media de 330 metros cuadrados y 550 abonados por gimnasio, con unas cuotas que varían desde los 40 hasta los 60 euros. Con estas características, el ejecutivo considera que es clave “la fiabilidad de los proveedores y la postventa”. Y es que si un centro tiene 14 piezas de cardio, de las cuales seis son cintas, si se estropean dos significa que deja de funcionar el 10% de la instalación, lo que en un gimnasio de 50 máquinas no es tan importante.

En este sentido, Baroja apunta que han contado desde los inicios con Precor y Queenax y que están “muy satisfechas con la fiabilidad y la respuesta que hemos recibido”.


No hay comentarios

Añade el tuyo