ESENCI@L

Lorpen relocaliza toda su producción en la planta de Etxalar

Ternua Group reajusta gastos y presenta un ERTE

ternua group

(7-4-2020). Ante la situación generada por la emergencia sanitaria del Covid-19, Ternua Group está implementando un plan de contingencia para adaptarse a la coyuntura del mercado, asegurar la sostenibilidad futura de la compañía y preservar los puestos de trabajo.

En un comunicado, Ternua Group anuncia que la batería de medidas incluye el ajuste del gasto corriente y el aplazamiento a 2021 de inversiones no estratégicas previstas para este año, en infraestructuras, tecnología y renovación de puntos de venta. También está negociando con proveedores para reajustar las compras y trabajando para prolongar la duración de las colecciones.

Presentación de ERTEs

En el apartado de personal, acogiéndose a las medidas habilitadas por el gobierno español, y con el objetivo de mantener el empleo, TernuaGroup presentó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor para las 45 personas de su equipo en tiendas, hasta que se puedan reabrir los puntos de venta. También ha presentado un ERTE del 50% de la jornada laboral para el personal de oficina, que trabaja en remoto desde el inicio de la situación de alerta. La compañía complementará las prestaciones del Estado hasta el 70% de los salarios.

Ternua Group mantiene activo el servicio de atención a sus clientes, a través del teléfono y online, así como los e-commerce de sus cuatro marcas – si bien los pedidos recibidos desde el pasado día 30 de marzo se servirán a partir del próximo 14 de abril, cuando se pueda retomar la actividad económica no esencial.

Desinversión en México

También continúa operativa la planta de su marca Lorpen en Etxalar (Navarra), extremando las medidas de seguridad, protección e higiene. El grupo va a relocalizar en esta fábrica la totalidad de la producción de Lorpen. La decisión de centralizar la producción en proximidad –la matriz del grupo se ubica en Arrasate (Gipuzkoa)– se enmarca en la planificación estratégica de Ternua Group para el periodo 2019-2022. Esta medida supone la desinversión de la fábrica de Puebla (México). La situación generada en los mercados internacionales por la crisis del Covid-19 ha acelerado la ejecución de esta decisión.

“Estas medidas responden al compromiso de la compañía con sus trabajadores a largo plazo, desde el convencimiento de que juntos seremos capaces de superar esta situación inédita, como antes hemos afrontado otras situaciones difíciles en los más de treinta años de trayectoria. Ante la parada en seco de los mercados, la compañía tiene la responsabilidad de tomar aquellas decisiones que garanticen la sostenibilidad del proyecto, y por tanto del empleo de los trabajadores, a medio y largo plazo, nuestra prioridad”, declaran desde Ternua Group.


No hay comentarios

Añade el tuyo