ESENCI@L

Polar asegura que el servicio es una de sus máximas prioridades

El director general de Polar, Manuel Lafora.

(11-11-2009). El director general de Polar, Manuel Lafora, ha asegurado que, para la compañía finlandesa, el servicio “ha sido, es y será una prioridad desde dos puntos de vista, la reposición de producto y el servicio técnico”.

Respecto a la reposición de producto, la enseña garantiza un servicio de entre 24 y 48 horas, una agilidad al alcance de pocas compañías. “Esto significa que un cliente que realiza una reposición un lunes por la mañana recibe la mercancía entre el martes por la tarde y el miércoles por la mañana”, ha apuntado del directivo que, en referencia al servicio técnico, considera que se debe diferenciar claramente entre las reparaciones en garantía y las reparaciones fuera de garantía. Para estas últimas, ha asegurado, “disponemos de una red de 13 Puntos de Servicio Oficiales distribuidos por toda la geografía española con el objetivo de estar cercanos a nuestras tiendas y consumidores, que pueden dirigirse directamente allí o pueden llevar el producto a la tienda en el que se adquirió para que el detallista gestione la reparación”. En referencia al tiempo de reparación, Lafora ha asegurado que “en los Puntos de Servicio tarda un periodo medio de 48 horas desde que se recibe”, lo que significa que “si la tienda lo envía al Punto de Servicio el mismo día que lo recibe o el siguiente, el consumidor final tendrá su Training Computer entre 5 o 6 días laborables desde que lo entregó”.

Garantías de eficiente y rápida resolución
Por otro lado, Lafora ha constatado que, para las reparaciones en garantía, disponen de un centro especializado en las oficinas de Polar en Barcelona con un equipo de cuatro técnicos encargados de resolver todas las posibles incidencias. Pero lo más importante, según ha subrayado el directivo, es que la existencia de un servicio gratuito de recogida y entrega a disposición de las tiendas. Según ha explicado Lafora, “cuando un consumidor va a la tienda donde ha comprado el producto con una incidencia, el punto de venta debe llamar a un teléfono 902 y preparar la recogida de la mercancía que, en 24 horas, será trasladada al centro Polar”. A partir de ahí, ha asegurado, “la compañía tiene como objetivo reparar la incidencia en un máximo de 72 horas, target que conseguimos alcanzar en un 90% de las semanas del año, y enviarla de nuevo al punto de venta sin ningún coste para el consumidor ni la tienda”.

Lafora ha querido recordar que “es muy importante que lo consumidores exijan que la tienda les selle la tarjeta de garantía, ya que es un documento esencial que agiliza todo el proceso”.

Por otro lado, también ha subrayado que, desde Polar, están “intentando facilitar mucho las incidencias más frecuentes, como el cambio de baterías, ya que el 80% de nuestros training computers permiten cambiar la batería directamente por el usuario, que tiene a su disposición "quitar están" los sets de pila y junta para realizar el cambio”.


No hay comentarios

Añade el tuyo