ESENCI@L

La marca quiere “democratizar” el uso de este tipo de bicicleta

Berria Bike apuesta por el mercado de las e-bikes

berria

El CEO de Berria Bike, David Vitoria (izquierda), haciendo pruebas dinámicas de producto con los técnicos de Textreme, proveedor del material de carbono.

(13-3-2018). Berria Bike presentará como principal novedad para la nueva temporada 2018-2019 una nueva línea de e-bikes, con gamas de carretera, montaña rígida y de doble suspensión destinada específicamente al cross country.

Según ha explicado el CEO de Berria Bike, David Vitoria, la primera gama de bicicletas en salir al mercado será de la de carretera, en julio, mientras que la de montaña rígida lo hará “entre agosto y septiembre” y la de doble suspensión, posteriormente. El responsable de la marca explica que los modelos de la nueva línea de e-bikes estarán fabricados con fibra de carbono, para un uso deportivo “y basadas en un concepto híbrido, con diseños novedosos”.

Desde la marca indican que las baterías estarán “totalmente” integradas en el cuadro, “aportando una estética de bicicleta tradicional”, con un peso entre los 4 y 5 kilogramos. Vitoria explica que con esta apuesta “pretendemos democratizar el uso de las e-bikes, llegando a ciclistas que ahora no están en forma o que por edad les es difícil hacer distancias largas, aquellos que requieren de una fuente de potencia suplementaria al pedaleo convencional”.

El CEO indica que las e-bikes tendrán tres opciones de montaje, de distintos grupos de cambios y ruedas, “personalizadas en diseño por el propietario sin coste adicional”. Las bicicletas serán de gama media y alta, “enfocadas en el peso y la ligereza”, y de momento, Vitoria no avanza el precio de las mismas.

La introducción de Berria Bike en el mercado de las eléctricas coincidirá con otras novedades de la marca para este año, como la presentación de un nuevo modelo de MTB.

Mejorar los números a nivel internacional

La marca española ha decidido cambiar el calendario del año fiscal y dejará de cerrar las cuentas en el año natural para hacerlo el 30 de junio. De cara al ejercicio 2018-2019, Berria Bike se fija como uno de sus principales objetivos aumentar la facturación a nivel internacional, que ahora mismo se sitúa en el 7%: “queremos situarla el año que viene en la horquilla del 12-15% y que pueda llegar en unos años al 30%”.

Según ha explicado el CEO, un aspecto que debe impulsar las ventas es la inversión destinada a la nueva fábrica, que triplica la capacidad de producción. A medida que el valor medio de las ventas vaya creciendo, la intención de la marca es ir contratando más personal para incrementar el número de bicicletas entregadas, que un período mensual tiene un límite de 1.200, cuando anteriormente era de 400.

Esta inversión interna ha propiciado, en palabras de Vitoria, que el crecimiento en 2017, respecto al año anterior, se haya situado en el 5%, “cuando la previsión inicial era aumentar un 10%”.

La enseña también prevé crecer “en calidad y de forma natural” en el número de distribuidores. Según ha afirmado su máximo responsable, “con quién estamos trabajando bien, incrementaremos nuestra vinculación y en las zonas que no estamos tan presentes, analizaremos y consensuaremos propuestas con nuevos partners”.

Un “frenazo” de las ventas de bicicletas en enero y febrero

Desde Berria Bike perciben que la venta de bicicletas ha sufrido un “frenazo” en los meses de enero y febrero, “seguramente a causa del mal tiempo”, y esperan que se produzca una recuperación a partir de marzo. “He hablado con minoristas y algunos me dicen que ha habido días sin que nadie haya entrado en la tienda”, manifiesta el CEO de la marca.

Vitoria, sin embargo, no piensa que haya un exceso de productos en el mercado, “como en temporadas anteriores”, y aspira a marcar la diferencia respecto a la competencia con su apuesta por la personalización de bicicletas cuyo precio oscila entre los 1.500 y los 3.000 euros. La mayoría de marcas personalizan en bicicletas superiores a los 3.000 euros.

El máximo responsable de la marca asegura que “el producto de colección es necesario para la venta caliente, pero nuestro tiempo de producción de bicicletas personalizadas es de los más bajos del mercado, de 3 o 4 semanas”. Para la colección 2019, la marca ofrecerá la bicicleta customizada en una semana, con la posibilidad de escoger unos colores preseleccionados.


No hay comentarios

Añade el tuyo