ESENCI@L

La marca espera triplicar la facturación en 2019

Believe Athletics desembarcará en EE.UU.

Believe Athletics desembarcará en EEUU

Believe Athletics se ha introducido este año en Australia y en 2019 llegará a EEUU.

(13-11-2018). Believe Athletics, la marca catalana de textil fitness, yoga y trianing, prepara su expansión a EEUU en 2019. La compañía espera cerrar el año con cien mil euros de facturación y triplicar resultados en 2019.

Believe Athletics es una marca de textil fitness, yoga y trianing nacida en Barcelona en 2016. Las directoras de la firma son Marisol y Regina Rodríguez. Con tan sólo dos años de vida, la empresa ya ha iniciado su expansión a mercados internacionales.

Las directoras de Believe Athletics, Marisol y Regina Rodríguez

“A principios de este año”, explican las hermanas Rodríguez, “nos hemos introducido en Australia. Desde un inicio lo hemos tenido como un mercado objetivo, puesto que se trata de un público que encaja muy bien con nuestro target. Las australianas son consumidoras que apuestan por prendas de calidad y con diseño. Les gusta la marca ‘Barcelona’ y tienen una cultura muy enfocada a la vida saludable”.

Las responsables de Believe Athletics destacan que se les presentó “la oportunidad de poder contar con las prendas físicamente allí. De esta forma, los plazos de entrega y los gastos de envío se reducían considerablemente. Así nos deshacíamos de estas dos barreras de compra tan comunes en los envíos internacionales”.

Crecer

El siguiente objetivo de expansión de la compañía es, en 2019, centrarse “en zonas muy concretas de Estados Unidos. En esas áreas hemos detectado un interés creciente por parte de las consumidoras americanas de nuestras prendas”, afirman.

Believe Athletics vende a todo el mundo a través de su página web. Actualmente, los mercados principales son España y Europa. En España está presente también en 20 estudios repartidos por toda la Península. La marca cuenta con un total de 27 referencias divididas entre fitness, Yoga y training.

Las previsiones para este 2018 son de “una facturación de 100.000 euros aproximadamente. Y, para 2019, las expectativas de facturación son de 300.000 euros”, esperan las directoras.

Diferenciarse

En un sector con mucha oferta de productos textiles deportivos  para mujer, la marca espera diferenciarse apostando por la integración de la moda femenina en el sector deportivo sin dejar de lado la tecnicidad de las prendas.

Marisol y Regina Rodríguez aseguran que, desde un inicio, cuando conciben una prenda piensan en las necesidades específicas que tienen las mujeres, basándose en la propia experiencia. “Ofrecemos prendas llenas de detalles y de cortes femeninos que realzan la figura femenina. Y todo ello sin dejar de lado la calidad, comodidad y tecnicidad”, reconocen.

Ambas detectan que “en el campo del Yoga no se ofrece mucho producto específico. La gente practica con prendas que no están concebidas para ello. De la misma forma que otros deportes se han ido especializando, en el yoga es algo más novedoso. Nosotros ofrecemos prendas que no sólo son bonitas estéticamente, sino que tienen rendimiento técnico, y se adaptan a los movimientos”.

Experiencia de compra

Las prendas de la marca cuentan con Certificado ECO, y la producción es local y ética. Los tejidos provienen de Italia y España y las fábricas se encuentran en España y Portugal.

La compañía destaca la apuesta por la experiencia de compra y el trato personalizado. Los pedidos se entregan como si fuesen regalos y con una nota manuscrita personalizada, con un servicio de mensajería muy rápido. Los cambios y devoluciones son gratuitos y las clientas tienen hasta 90 días para devolver sus prendas.

Además, Believe Athletics ha establecido un acuerdo de colaboración con la asociación Dharma Life. Con cada prenda vendida, la marca dona un kit sanitario con productos de aseo y material educativo a una mujer en India. Este kit tiene la finalidad de ayudar y concienciar a las mujeres de la importancia que tiene para su salud llevar hábitos higiénicos seguros durante sus periodos. “Es un tema tabú en la India rural que conlleva muchas veces la desescolarización de las chicas, ya que no pueden ir a clase durante el periodo. E incluso problemas de fertilidad”, resaltan Marisol y Regina Rodríguez.


No hay comentarios

Añade el tuyo