ESENCI@L

Afirman que el 85% de la financiación a pymes en España se concentra en solo 5 bancos

Crowlending, la alternativa a la banca que pone el ojo en el deporte

Aumenta el atractivo del sector deportivo para el micromecenazgo

crowlending

El crowlending es un tipo de préstamo entre particulares que proporciona financiación rápida, según la plataforma Colectual.

(12-7-2019). Para la plataforma de financiación a empresas Colectual, que casi el 90% de la financiación de pymes españolas pase solo por cinco bancos puede llegar a ser un problema “si se cierra el grifo del financiamiento por una crisis”, motivo por el que anima a las empresas a buscar alternativas de financiación como el crowlending, del que “el deporte podría sacar mucho partido”.

Crowlending, crowfunding, crowequity…, son conceptos que cada vez suenan más en las organizaciones empresariales españolas, aunque, si se compara con economías como la estadounidense o la británica, “en España nos encontramos a años luz de desarrollo”. Así lo considera José María Ferrer, director general de Colectual, la plataforma española de financiación a empresas a través de préstamos colectivos (crowlending) nacida en 2017.

Y aporta algunos datos: “El 15% de los préstamos a pymes en Reino Unido se hacen a través de crowlending y en 2017 esta fórmula de financiación movió en el país británico 8.000 millones de euros”. Un montante que poco tiene que ver con el registrado en España, según sigue apuntando el directivo de Colectual, país en el que el crowlending movió en 2017 un total de “100 millones de euros”.

El micromecenazgo no es nada nuevo y quizás su forma más conocida sea la de crowfunding, gracias a las campañas lanzadas en sectores como el del arte o de causas sociales, con plataformas como Migranodearena.org, que han contribuido a su popularización. En el caso del sector deportivo, una de las empresas que lleva tiempo acudiendo al crowfunding para conseguir crédito para su expansión, es la cadena catalana de gimnasios DiR, la cual ha utilizado esta fórmula de financiación para abrir sus últimos gimnasios bajo la marca BdiR y ha anunciado que seguirá recurriendo a ella en las próximas aperturas.

Pero en el caso del crowlending, Ferrer considera que “existe más desconocimiento” y que España “sigue siendo una sociedad muy bancalizada”. “No es habitual confiar en otros métodos de financiación, por falta de información pero también por cultura, porque estamos acostumbrados a trabajar con una misma entidad bancaria para todo, para nuestros recibos, nuestros seguros y todos los movimientos financieros”, analiza.

Una forma de proceder que en su opinión entraña una serie de riesgos: “El 85% de la financiación de pymes en España se concentra en solo cinco bancos, que controlan casi todo el tejido empresarial español. ¿Qué pasaría si viene una nueva crisis y se cierra el crédito? Las empresas deben poder contar con alternativas”.

Complemento a la banca

Alternativas como el crowlending. “Consideramos que las empresas pueden ver el crowlending como un complemento al crédito de la banca. Al tratarse de préstamos privados, no aparece en el registro de préstamos del Banco de España, por lo que una empresa puede contar con crédito procedente de crowlending y, a la vez, pedir financiamiento a un banco, sin que existan registros que lo impidan”, apunta Ferrer.

Además, señala, “a pesar de que el tipo de interés aplicado suele ser más alto que el que ofrece el banco (entre el 3 y el 7,25%, siendo el tipo medio de 5,80%, en el caso de Colectual), se trata de una fórmula que permite un acceso más rápido al crédito”.

En el caso de Colectual, la plataforma asegura tardar un máximo de 72 horas en ofrecer el crédito entre que estudia el caso, lo presenta a los inversores y distribuye los préstamos. “Cada proyecto que se nos presenta se somete a un exhaustivo estudio económico parecido al que realiza una entidad financiera. Si lo consideramos válido, negociamos las condiciones del contrato, que variarán en función del tipo de empresa, la inversión requerida y el plazo fijado. A mayor plazo, mayor el tipo de interés a aplicar. Las ofertas se publican en nuestro marketplace, al que tienen acceso los inversores, que escogen en qué proyectos quieren entrar, según sus intereses”, explica.

En el caso de que un proyecto despierte interés, “los inversores participan a través de una entidad de pagos online, que actúa de depositaria de los fondos, desde donde gestionan sus inversiones. Colectual se encarga de gestionar la administración del préstamos y de la devolución”.

Actualmente, Colectual aglutina 2.500 inversores, de los cuales, el 10% son inversores profesionales. La inversión media se sitúa en 900 euros, siendo el mínimo imprescindible 100 euros. Por proyecto, de media participan entre 60 y 70 inversores. En 2017, la empresa canalizó una inversión de 1 millón de euros, en 2018 de 2,5 millones y la previsión para este 2019 es que sea de 6 millones de euros.

En el caso de que una empresa no devuelva el préstamo, Ferrer explica que “buscamos una solución amistosa negociando un nuevo calendario de pagos y, si así no se resuelve, actuamos en nombre de todos los inversores y presentamos la denuncia”.

Salud, un atributo atractivo

Sobre el perfil de inversores que participan del crowlending, Ferrer admite que “no hay un solo perfil”, aunque sí que se repiten patrones como el hecho de que “si la marca es conocida, genera más atracción”. También el volumen de la compañía influye. “Gusta más invertir en, por ejemplo, cadenas con varios comercios o gimnasios, que un negocio independiente, aunque éste también tiene a su público inversor”, afirma.

Otro atributo que se estudia es el sector de actividad. “Los inversores se fijan cada vez más en dónde ponen su dinero, y les llama la atención los temas sociales, de concienciación y responsabilidad social y medioambiental”, señala, siendo los sectores en los que más se busca invertir actualmente dentro de la plataforma Colectual, el tecnológico, la salud y el deporte, y el medio ambiente.

Interés por el fitness

En el caso concreto del deporte, el director general de Colectual señala que se trata de “un sector con mucho potencial, que se está beneficiando de un incremento de la inversión personal de la población en salud y que va a vivir un boom de interés por parte de los inversores, sobre todo en los segmentos de gimnasios y nutrición deportiva”.

Dentro del sector del fitness, Colectual gestionó un préstamos de crowlending por valor de 300.000 euros para la cadena de gimnasios Synergym, con la que tiene previsto realizar más acciones de financiación. “Las empresas que prueban el crowlending suelen volverse asiduas y con Synergym volveremos a trabajar”, comenta Ferrer asegurando disponer de “inversores muy interesados en invertir en empresas del sector fitness”.


No hay comentarios

Añade el tuyo