TRIATLÓN

Sorpresas y desencantos en el Ironman de Kona

La actuación española estuvo marcada por los abandonos

Pete Jacobs, vencedor de la prueba.

(15-10-2012). Este fin de semana la idílica isla hawaiana de Kona albergó la celebración del Campeonato del Mundo de Ironman, en el que no faltaron las sorpresas, tanto positivas como negativas.

La prueba comenzó con el estadounidense Andy Potts en cabeza, siendo el primero en tocar la arena de Kona con 20 segundos de ventaja sobre el estonio Marko Albert y un minuto sobre el grupo de favoritos en el que se encontraban Clemente Alonso, Jacobs, Alexander, Henning, Van Pierde y Raelert; mientras que otro de los grandes favoritos Chris McCormack salía del agua a más de 2 minutos y Eneko Llanos a más de 3.

Potts salía de la T1 como líder aunque el en km 15 fue superado por McKenzie y Alexander, en un inicio del tramo ciclista muy apretado con los veinte primeros clasificados en menos de 30 segundos de diferencia.

En la mitad del recorrido ciclista, Marino Vanhoenacker cogió el liderato con gran superioridad consiguiendo finalizar el tramo con más de ocho minutos sobre Jacobs, Bockel y Van Lierde.

Sin embargo, en el km 22 el belga padecía las consecuencias del esfuerzo titánico realizado en el segundo segmento y se veía superado, totalmente roto, por el australiano Jacobs, quien enfiló directo hacia su primer triunfo en el Ironman de Hawai, tras el segundo puesto logrado en 2011, con un tiempo de 8:18’37’’. Tras él entraba segundo Andreas Raelert a 5’13’’ y Van Pierde a 5’42’’.

Suerte desigual para los españoles
La mala suerte se cebó sobre los representantes españoles, como Clemente Alonso, Eneko Llanos y Alejandro Santamaría que tuvieron que abandonar. Precisamente fue destacada la retirada de Eneko Llanos, quien ya se había visto obligado a abandonar en la edición de 2011. El vasco tuvo que dejar la competición en el km 15 de la prueba de atletismo, aunque los problemas se iniciaron en el tramo en bici en el que sufrió dos pinchazos y un problema con el avituallamiento con caída incluida.

La nota positiva, sin embargo, la puso el triatleta Pedro Oviedo que se proclamó campeón del mundo Ironman en categoría 55-59.


No hay comentarios

Añade el tuyo