ESENCI@L

Efectos de la pandemia del Covid19 sobre la facturación de 2020

Dreamfit confía superar con su músculo financiero el 40% de pérdidas que presagia

Dreamfit-presagia-pérdidas-del-40%-este-2020-bis

El llamado 'efecto verano' y el temor del contagio han propiciado que la cifra de abonados de Dreamfit haya caído un 30% desde el pasado 14 de marzo en que se decretó el cierre de gimnasios en España a causa del Covid19.

(30-6-2020). La cadena de gimnasios Dreamfit prevé un descenso en su facturación de este 2020 del 40%, según su presidente y fundador, Rafael Cecilio, que estima que, si no hay otro confinamiento, la cifra de negocio caerá de los 25,9 millones de euros previstos para este año a cerca de 15 millones.

“Vivir con esta reducción de ingresos es una ruina, porque podemos reducir muy poco los gastos. El que no tenga pulmón financiero para resistir un año o año y medio con estas circunstancias lo va a pasar muy mal”, alerta el CEO de la cadena de gimnasios Dreamfit, Rafael Cecilio.

La pandemia del Covid-19 ha situado a esta enseña en un contexto “muy difícil y duro” del cual esperan poder salir gracias a su “solvente” situación financiera y a su poca deuda. Dos factores a partir de los cuales esperan resistir estos primeros meses de crisis.

30,5% de BAJAS

Dreamfit ha ido reabriendo sus centros desde el pasado 8 de junio hasta el pasado lunes 22 de dicho mes, cuando culminaron el proceso de reaperturas con los locales de Madrid y Segovia. Desde que cerraron en marzo han sufrido un 30,5% de bajas de socios, una cantidad que tiene una doble explicación. Por un lado está el factor verano, que ya el año pasado les restó un 15,6% de sus abonados en julio. El miedo a los contagios por el COVID-19 se ha encargado del resto.

La gran incertidumbre de este operador es ahora saber qué porcentaje volverá en septiembre u octubre. “No tengo todavía la certeza de que vayamos a recuperar ese 15% que vuelve tras el verano porque no sabemos cómo va a evolucionar la pandemia”, advierte Cecilio, quien incluso prevé que pueda haber más bajas en julio y agosto.

SALIR REFORZADOS A MEDIO PLAZO

Aunque las previsiones a corto plazo están marcadas por la incertidumbre que habrá hasta saber qué ocurre el próximo otoño, lo cierto es que en Dreamfit son más optimistas en el medio y largo plazo. “Poco a poco las cosas irán mejorando, aunque no espero que todo vuelva a su sitio antes de finales de 2021. Hasta 2022 no habrá unas circunstancias iguales a 2019”, pronostica el fundador de la cadena.

En Dreamfit asumen que deberán superar algo más de un año sin beneficios antes de volver a un escenario similar al que vivían antes de la pandemia. “Vamos a aguantar el tirón manteniendo todos los puestos de trabajo. Nuestra empresa va a aguantar bien estos meses, aunque sea con pérdidas. Creemos mucho en el futuro, que será bueno para el fitness. Todos los sectores vinculados con la salud saldrán reforzados”, anticipa.

El presidente de la compañía aún no visualiza qué cambios pueden haber en el sector tras la pandemia. Pone en duda que los modelos low cost y boutique puedan sufrir más que el resto, pero avanza que pueden haber “grandes oportunidades para los que tienen músculo”. “Aún no ha llegado el momento, no será inmediato, pero aparecerán cosas nuevas y diferentes. Quizás pueda aparecer un gran cambio relacionado con la digitalización, con un nuevo modelo con mitad de presencia física y mitad digital. Estas cosas no las veremos antes de 2021 o 2022”, prevé.

SE MANTIENEN LAS APERTURAS PREVISTAS

La pandemia afectó a los planes de expansión de Dreamfit, que se verán aplazados. La cadena cuenta en la actualidad 17 centros. El 18 de abril iba a abrir un nuevo local en Moratalaz, mientras que el 1 de mayo iba a hacerlo en Gijón. Ambos locales ya tienen nueva fecha de apertura: el 6 de julio. La enseña, eso sí, hará una excepción con estos dos casos, ya que los abrirá con apenas 1.000 socios. “Nosotros no abrimos ningún gimnasio con menos de 3.000 socios. En Oviedo, por ejemplo, eran 5.000 antes de abrir. Pero no se ha podido hacer preventa”, lamenta Cecilio.

Dreamfit postergará hasta el próximo 2021 el desembarco a otros centros que iban a abrir en los próximos meses. Dreamfit tiene planes para tener ese año presencia física también en Parla, San Sebastián de los Reyes, Getafe, Hospitalet, Barakaldo, Vitoria y Coslada. Desde la cadena aseguran que tirarán adelante las obras en estos municipios, aunque quieren esperar a saber si en octubre habrá nuevas oleadas que puedan afectar a sus planes de futuro.

ACUERDOS CON LOS ARRENDADORES DE LOS LOCALES

Una de las principales dificultades que ha sufrido Dreamfit durante estos meses de cierre han sido las “duras negociaciones” con los arrendadores de sus locales. La gran mayoría se ubican en centros comerciales que no querían perder una gran cantidad de ingresos. Finalmente, lograron “repartir el problema” en la mayoría de casos pagando “sobre el 50%” de los alquileres. “Si compartes el problema, las dos partes se sienten más cómodas”, celebra Cecilio.


No hay comentarios

Añade el tuyo