ESENCI@L

Pone en Málaga la primera piedra de un plan para abrir 200 gimnasios a cinco años vista

L’Orange Bleue reanuda su expansión en España

Estrena un cuarto modelo de negocio “más cercano y digital”

orange bleue malaga

Fachada del nuevo L'Orange Bleue inaugurado esta semana en Málaga.

(1-9-2022). Tras un fuerte despliegue en Francia, L’Orange Bleue vuelve a fijarse en España, país en el que aterrizó hace cinco años y en el que opera con tres gimnasios, a los que esta semana se ha sumado un cuarto, en Málaga. La cadena prepara el debut de un cuarto modelo de negocio, mientras reactiva los planes para ubicar 200 clubes entre España e Italia.

L’Orange Bleue vuelve al mercado español. Cinco años después de debutar con un primer club en Barcelona, el gigante francés vuelve a poner pie en España para inaugurar esta semana el que se ha convertido en su cuarto gimnasio en nuestro mercado.

Una apertura con la que además la enseña low cost se adentra en una nueva región, aterrizando en Andalucía. Con tres clubes operativos en Barcelona, Alicante y Valencia, L’Orange Bleue debuta ahora en la ciudad de Málaga, ocupando el local anteriormente utilizado por una de las sedes de la casa de apuestas Sportium, en el 79 de la Avenida de Velázquez. Una zona sin demasiada concurrencia de centros deportivos en una ciudad en la que operan cadenas como Vivagym, Synergym u O2 Centro Wellness.

Ofensiva en España e Italia

Esta apertura en Málaga supone la reactivación del plan de expansión de la cadena gala en nuestro mercado, en el que inicialmente había previsto abrir cinco clubes mediante acuerdos de licencia de marca por todo el territorio español en este 2022, más otros 50 en su Francia natal.

Actualmente con más de 380 gimnasios operativos entre Francia y España, L’Orange Bleue aprovechó el parón que provocó la llegada del Covid para reajustar sus planes de crecimiento y proyecciones, decantándose a partir de este 2022 por acelerar su crecimiento en el mercado español y sumar un nuevo mercado, en concreto, el italiano.

La previsión es abrir en estos dos países un total de 200 gimnasios en un plazo de cinco años. Para ello, la cadena cuenta con el respaldo del fondo de inversión Axio Capital, presente en la compañía desde 2020. Además, contrató el pasado octubre como director general al español José Nercellas, con el objetivo de “facilitar y acelerar” el desarrollo en el mercado exterior.

Según admitió el propio Nercellas a CMDsport, L’Orange Bleue cree contar con el potencial para abrir hasta 300 clubes en España, si bien, no concretó si la enseña pugnará por agotar todas sus posibilidades en este mercado.

La cadena ha alcanzado acuerdos con las empresas españolas BH Fitness y Bodytone para equipar los nuevos centros, entre los que se incluirán las primeras unidades del recién estrenado modelo de negocio, el cuarto de la cadena.

Orange Blue, más azul

Un nuevo modelo de negocio que viene a sumarse a los conceptos L’Orange Blueu Mon Coach Fitness, L’Orange Bleue Mon Coach Burning y L’Orange Blueu Mon Coach Wellness, estos últimos solo presentes en el mercado francés.

Bautizado como Blue Orange, se trata de “la versión 3.0 de nuestros gimnasios”. Un concepto donde el punto de mira está puesto en el diseño, con “líneas más limpias, materiales más nobles y un enfoque futurista para el cliente”, describen desde la cadena.

El nuevo modelo de club se ha estrenado este verano en Francia con previsión de que se presente en los próximos meses en España, a través de una reconversión del club propio con el que la enseña opera en Barcelona.

Además, está previsto que las futuras aperturas adopten el nuevo concepto, con gimnasios “más próximos, cercanos y digitales”.

La inversión requerida para poner en marcha este concepto rondará los 150.000 euros, mientras que en el concepto habitual ésta puede situarse en los 300.000 euros.

152 millones de euros

La cadena espera cerrar el ejercicio 2022 con cerca de 400 clubes y una facturación de 152 millones de euros. En el pasado año, su cifra de negocio ascendió a 130 millones, un 18,8% menos que en 2019, suponiendo el mercado español una facturación de 800.000 euros.

El objetivo antes de la pandemia era alcanzar los 850 gimnasios a nivel mundial para 2025, plan que se ha retrasado ahora dos años, hasta 2027.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo