ESENCI@L

YogaBody crece alejada “del incienso, los cánticos, los egos y los gurús”

La cadena potencia su oferta de formación

yogabody

(18-3-2019). La cadena de centros de yoga YogaBody aterrizó en España en 2013 con la apertura de un primer estudio en Barcelona. Con tres centros y un potente programa de formación, la compañía reivindica su modelo de negocio desprovisto de ‘adornos’.

Se cumplen seis años desde que YogaBody abrió en Barcelona su primer estudio. Corría el año 2013 y por aquel entonces, la compañía se presentó con un objetivo claro: “Cambiar el mercado español del Yoga, apostando por un concepto diferente de modelo de negocio”.

Tres gimnasios después, todos afincados en la capital catalana, la marca fundada en 2007 por el yogi norteamericano Lucas Rockwood ha encontrado su espacio en el mercado español, en el que sigue una trayectoria ascendente, según informan las responsables de desarrollo de negocio de la marca en España.

YogaBody ofrece “un yoga dinámico sin inciensos, ni mantras, muy enfocado a los beneficios que esta disciplina ofrece al cuerpo y la mente”, escriben señalando que esta propuesta se encaja con la percepción de muchos practicantes de yoga que “muchas veces se ven en situaciones muy raras, cantando mantras en sanscrito que no saben lo que significan o haciendo rituales sin saber con qué motivo”. “Es por ello que decidimos crear un espacio libre de estas incomodidades para que la práctica se centre en los beneficios y en disfrutar”.

Formación, música propia y cuotas sin ataduras

Los tres centros YogaBody en Barcelona se encuentran en la Calle Roger de Flor, abierto en 2013; en la calle Torrent de l’Olla, desde 2015; y en la calle Cartagena, inaugurado en 2016. Los tres estudios presentan el mismo funcionamiento y parten de un mismo modelo de negocio que, desde la cadena opinan que “dista mucho” de lo que hacen propuestas similares en la ciudad. “Empezando por la amplia formación y calidad de nuestros profesores con secuencias que cambian cada día, música especialmente diseñada para acompañar la práctica y talleres regulares para nuestros alumnos. Además, un sistema de contratación muy sencillo, sin ataduras, y con dos profesores por clase que ofrecen indicaciones y ajustes a los practicantes”, destacan.

Salarios por encima de la media

También aseguran diferenciarse con las condiciones laborales. Ya en el lanzamiento de la marca en España, el fundador Lucas Rockwood aseguró que “el yoga es una disciplina con mucho éxito en este país pero con el modelo de negocio actual, prácticamente ningún instructor puede vivir exclusivamente de clases y menos en un solo centro”. El modelo de YogaBody busca precisamente acabar con esta precariedad.

“Para poder dar algo distinto tienes que poder ofrecer algo distinto, y es lo que hacemos con nuestros profesores: salarios por encima del mercado y apoyo a la formación constante, así como toda la flexibilidad posible para que puedan desarrollar sus propios talleres y clases dentro de YogaBody”, afirman desde YogaBody España.

Yoga Trapecio y otras formaciones

Además de las clases de yoga, la cadena también cuenta con una potente oferta formativa a nivel online y presencial que reúne a cientos de estudiantes en cada edición. Son precursores del Yoga Trapecio, disciplina que se practica en sus centros y de la que cuentan con la exclusividad tanto de venta como de formación, impartiendo cursos actualmente en España, Estados Unidos, Filipinas y Hong Kong.

Conscientes de que la demanda ha cambiado y que “el yoga ha dejado de ser una práctica minoritaria y con una etiqueta eminentemente femenina”, YogaBody se propone seguir creciendo, en primera instancia, ampliando horarios y digitalizando el proceso de inscripción en los centros para “lograr una experiencia más fluida”.

En un futuro próximo, la compañía no descarta crecer además con la apertura de nuevos estudios. Si bien, es una idea que maneja con cautela. “Abrimos tres estudios en un periodo de tiempo muy corto, queremos planear hasta el más mínimo detalle cada nuevo movimiento”, comentan.

Lo que parece clara es la decisión de no franquiciar la marca. “Por ahora preferimos seguir con el modelo de centros propios, ya que lo que nos obsesiona es la calidad y la experiencia de nuestros estudiantes y profesores”.


No hay comentarios

Añade el tuyo