ESENCI@L

Moody's cifra un aumento del 6%

El PIB español, el que más crecerá en 2021 en la zona Euro

Pero será el más alejado de los niveles PreCovid

pib-españa

(11-1-2020). La española será la economía de la zona Euro que registre la mayor subida del PIB a finales de este 2021, aunque será también la que quede más alejada de los niveles PreCovid, emplazándose su recuperación para 2022, según Moody’s.

España será el país de la zona euro que registrará un mayor rebote del PIB en 2021, con un crecimiento del 6%, frente a la media del 4,7% de la eurozona estimada por la agencia Moody’s. Sin embargo, cerrará el año como la economía más alejada del nivel anterior a la pandemia tras haber sufrido en 2020 el mayor impacto por la crisis del Covid, con una contracción del 11,4%, frente a la media del 7,7% de la zona euro.

Según las previsiones de la calificadora de riesgos, solamente Lituania logrará recuperar este año el nivel de PIB de 2019, con un crecimiento estimado del 3,3% en 2021, después de la caída del 1,7% en 2020, mientras que en el caso de las grandes economías del euro la recuperación se extenderá hasta 2022, con España como la más alejada del nivel de PIB ‘preCovid’, seguida de Francia, con una recuperación en 2021 del 5,3% tras la contracción del 10,2% estimada para 2020.

De su lado, Alemania aparece como la principal economía del euro que antes recuperará el nivel de PIB de 2019, aunque tampoco sucederá antes del próximo año, según Moody’s, con una expansión estimada para 2021 del 3,8%, tras la caída del 5% de 2020, mientras que el PIB de Italia rebotará este año un 5,6%, después de retroceder un 9% en 2020.

“Francia, Italia y España registrarán algunas de las tasas de crecimiento más fuertes, pero esto refleja en gran medida un repunte ‘mecánico’ tras las considerables contracciones del año pasado, y su producción se mantendrá muy por debajo de los niveles previos a la crisis”, advierte la agencia, que en los casos de Alemania y Países Bajos anticipa un retorno más rápido a los niveles anteriores a la crisis.

En su análisis, Moody’s advierte de que los emisores soberanos con una alta exposición económica a esta crisis, un espacio fiscal ya limitado, restricciones institucionales y grandes necesidades de refinanciamiento están particularmente expuestos al riesgo de un ‘shock’ a la confianza de los inversores, por lo que la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y su voluntad de “hacer lo que sea necesario” seguirán desempeñando un papel clave para mantener la confianza y mantener bajos los costes de financiación de los gobiernos.

Asimismo, Moody’s apunta el riesgo de incremento de los pasivos contingentes derivados del sistema bancario en virtud de los diversos esquemas de apoyo que cristalizarían en los balances de los gobiernos si la recuperación no cumple con las expectativas, señalando el aumento del riesgo de que la deuda privada acabe en los balances públicos en España y Francia, donde las empresas han recurrido más a dichas garantías.

Efecto político

De otra parte, la calificadora de riesgos aprecia un riesgo político bajo en la zona euro, con solo Portugal, Holanda y Alemania celebrando elecciones a nivel nacional en 2021, aunque recuerda que las elecciones regionales en Cataluña “pondrán a prueba el apoyo a la independencia, en el contexto de un entorno menos conflictivo con el Gobierno central”.

A nivel global, si bien la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de EEUU mejorará las relaciones con la UE y sus estados miembros, las tensiones entre EEUU y China continuarán. De su lado, el acuerdo comercial de última hora entre la UE y el Reino Unido salvó a la zona del euro de mayores turbulencias. “El panorama económico mundial seguirá evolucionando hacia un sistema tripolar que afectará al comercio y las cadenas de suministro, las regulaciones, la tecnología y el papel de los gobiernos”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo