Patin a Vela

Líder provisional del Campeonato de España 2020

Pere Crespo: “Sólo llevo un paso más que los demás”

José-Vicente-Climent-y-Pere-Crespo-2-bis

Pere Crespo, en segunda posición, tras José Vicente Climent, que sería el vencedor de la primera prueba del Campeonato de España 2020 de patín a vela que se disputa en Puerto Sherry.

(27-8-2020). Pere Crespo, regatista de 38 años del Club Natación Badalona, lidera la provisional del Campeonato de España 2020 de patín a vela. Lo ha empezado mejor que en 2017, último campeonato que se celebró en Andalucía. Comedido, sentencia: “Solo llevo un paso más que los demás. Mi objetivo es concentrarme, batallar y disfrutar”.

Pere Crespo, de 38 años, es hijo del campeón de España de los años 2003 y 2006, Carlos Crespo.

 

 

Pere Crespo se reconocía cansado ayer noche tras las dos primeras pruebas del Campeonato de España 2020 de patín a vela que se disputa en Puerto Sherry bajo la organización de la Federación Andaluza de Vela. Como el resto de participantes, estuvo unas cinco horas en el agua y el patrón del ‘Pere’ asumía que, “con el año raro que ha provocado la pandemia y lo poco que hemos podido navegar, yo, al menos, no tengo el cuerpo acostumbrado a dos regatas en un día. Ha sido largo, sobretodo por lo que ha durado el tiempo de espera entre prueba y prueba a causa de las variaciones del viento que impedían al comité definir el rumbo de la primera ceñida de la segunda manga”.

MANGAS MUY ‘ROLONAS’

Los roles, en algunos casos de 20 a 25 grados del viento de poniente que sopló, tuvieron mucha incidencia en el desarrollo de las dos mangas disputadas. También el viento oscilante en intensidad que a veces alcanzaba los doce nudos pero en otras ocasiones caía hasta los 6 nudos situándose en una media de mayor frecuencia en ambas pruebas, según Crespo, “de unos 9-10 nudos” . Y mientras el viento rolaba y subía y bajaba, el oleaje se mostró incómodo e intenso, tanto que, según Pere Crespo, “en las ceñidas debías mantener una buena velocidad, porque si no la llevabas, las olas te sacaban de punto”.

Pere Crespo y Carlos de Bricio fueron los dos únicos patrones de la flota que en las dos pruebas de ayer no se bajaron de las posiciones de podio lo cual les llevó a concluir la primera jornada con una puntuación de un solo dígito. Crespo, con un segundo y un primero, cuenta en estos momentos con solo 3 puntos, mientras que De Bricio, con un tercero y un segundo, contabiliza 5.

Pere Crespo navega con un barco del astillero Pativela.cat y una vela North Sails.

Pere Crespo sostiene que las dos pruebas fueron “complejas”. Según añade, “las dos se caracterizaron por un poniente muy rolón. El lado bueno fue habitualmente el izquierdo, mientras que el derecho acostumbraba a penalizar”.

Con un barco híbrido de hace algo más de dos años del astillero Pativela.cat de Rafel Figuerola, y una vela North Sails, Crespo reconoció que “en las ceñidas, Carlos de Bricio y yo mantenemos velocidades similares. Sin embargo, en vientos abiertos, De Bricio sabe sacar mucho rendimiento a su patín. Se mueve mucho sobre el barco, optimiza muy bien el viento y el oleaje. En esos rumbos, él va mejor que yo”.

De Bricio navega con un patín del astillero Bar-Cu que rige Alfonso Clavero y ya demostró en el Campeonato de Andalucía que su barco, estrenado este año, va de maravilla. Lo evidenció en la segunda jornada de dicho campeonato en el que hizo dos contundentes primeros.

“RIVAL DE MUCHA ENVERGADURA”

Pere Crespo asegura que De Bricio es un “rival de mucha envergadura, aunque en Cataluña no se le conozca demasiado. Lleva la vela ligera en la sangre. Se ve que cuenta con mucha experiencia. Es un gran regatista y muy buen tío”.

El por ahora primer clasificado de la general provisional de este título estatal 2020 reconoce que los resultados cosechados ayer “han superado de mucho mis expectativas”. Subraya, sin embargo, “que queda mucho campeonato todavía. En estos momentos llevo dos muy buenos resultados pero habrá que ver que sucede en el resto del campeonato”. Asegura, de todos modos, “que he venido a divertirme. También a batallar el campeonato, pero sobre todo a divertirme. No quiero obsesionarme con los resultados, sino en optimizar el rendimiento del barco, aprovechar todas las oportunidades y afrontar de la mejor manera las adversidades que puedan surgir”.

Pere Crespo reconoce que ha llegado a este campeonato “con no demasiado entrenamiento”, pese a haber estado, desde después del confinamiento, participando en las pruebas que cada sábado y domingo, se celebran en el Club Natación Badalona. En esa entidad, sin embargo, cuenta con ‘sparrings’ de envergadura como su propio padre, Carles Crespo, Albert Batlleria o Peco Mulet, todos ellos ex campeones de España, así como con Joaquim Roig o Ferran Gubern. Según afirma, “con todos ellos hablamos mucho comentando las pruebas que hacemos. Muchísimo de lo que sé y muchísimo de lo que aplico en el barco y en regata se lo debo a todos ellos”.

Crespo también valora positivamente el entreno realizado a nivel físico y el cuidar la alimentación. “Entre una cosa y la otra he pasado de lis 79 kilos a los 76 kilos y la verdad es que noto esa perdida de peso. Me siento más ligero, más ágil y más cómodo sobre el barco”.

EL PRECEDENTE DE CHIPIONA 2017

En el último campeonato de España en Andalucía en el que participó (Chipiona 2017) este regatista conquistó un sexto de la general. Lo inició con un OCS (aunque había entrado segundo) pero luego fue mejorando logrando un primero, un tercero y un quinto como puestos más destacados. En la última prueba, cuando tenía opciones a podio final en aquel campeonato, en la última ceñida sufrió, como Xavi Roca, los efectos devastadores de una inesperada y súbita rolada a levante que le supuso pasar de la tercera posición en la que iba a la catorceava.

Este año ha iniciado mucho mejor que aquel 2017 el campeonato. Pere Crespo, de todos modos, no lanza las campanas al vuelo. Según concluye, “esto no ha hecho más que empezar. Solo llevo un paso más que los demás”.


No hay comentarios

Añade el tuyo