ESENCI@L

Entrevista al fundador de Retrocycle Cycle Club

Miguel Silvestre: “La clase media de tiendas de ciclismo ha muerto”

El coronavirus le hace cambiar la bici por la frutería familiar

miguel silvestre

El fundador de Retrocycle Cycle Club, Miguel Silvestre, vaticinó en 2018 que al modelo actual de tiendas de ciclismo le quedaban dos años.

(28-4-2020). Miguel Silvestre Iniesta es una de las voces más populares del mercado ciclista español. Fundador de Retrocycle Cycle Club hace 10 años, teme que muchas tiendas de bicicletas aprovecharán este ‘parón’ para no volver a abrir y prevé que la distribución se polarizará

Hace 10 años, Miguel Silvestre abrió en pleno centro de Madrid el club y la tienda Retrocycle, un negocio focalizado a la venta boutique de bicicletas. De forma paralela, fue cogiendo peso la organización de eventos, viajes y salidas en torno al mundo de la bici, hasta que el otoño pasado Miguel decidió centrarse en esta vertiente. Entonces la tienda Retrocycle unió fuerzas con la cadena madrileña Sanferbike, que integró el comercio en su red bajo el nombre de Retrocycle by Sanferbike. “Cada vez era más difícil compatibilizar el trabajo del punto de venta con las experiencias, que es lo que más me gusta”, declara el fundador de Retrocycle,

Ahora la crisis del coronavirus ha frenado la organización de viajes ciclistas de Retrocycle, que ofrece propuestas que “van más allá de la típica marcha para la que te compras un dorsal”, explica su propietario. Sus clientes han pedaleado por el desierto de Atacama, Nepal o Etiopía, siempre con el objetivo de brindar “una experiencia de 360 grados que también permita conocer la cultura y la gente del país”. Miguel Silvestre da este 2020 “prácticamente por cerrado” y ya trabaja de cara a 2021. Si todo va bien, se conforma con poder ofrecer algunos viajes en bicicleta a medida por la Península en el último cuatrimestre de este año.

El modelo de distribución ciclista, en entredicho

El especialista dice que no echa de menos estar detrás del mostrador de la tienda porque sigue muy vinculado al mundo de la bici y sus amigos le siguen pidiendo asesoramiento a la hora de escoger un modelo. “Tengo mucho contacto con los comercios de ciclismo, sobre todo en la zona centro, así como con organizadores de pruebas deportivas y marcas”, sostiene Miguel Silvestre, que es colaborador de Scott España.

Cuando un cliente acude a un punto de venta, quiere ver una exposición muy alta de bicicletas y hay muy pocos que puedan ofrecerlo

En verano de 2018, el aún detallista vaticinaba que al modelo tradicional de tiendas de ciclismo le quedaban dos años de vida. Ahora, afirma que esta predicción se está cumpliendo y que en el mercado sólo quedarán dos tipos de negocios: los talleres de cercanía, fundamentalmente de autoempleo, y los grandes operadores de la distribución especializada, que apuestan por grandes marcas y disponen de elevados niveles de stock. Sin embargo, dice que “la clase media de tiendas de ciclismo ha muerto”. “Cuando un cliente acude a un punto de venta, quiere ver una exposición muy alta de bicicletas y hay muy pocos que puedan ofrecerlo”, argumenta.

En su opinión, muchas tiendas de ciclismo aprovecharán este ‘parón’ provocado por la crisis del coronavirus para no volver a abrir y también servirá para que “las grandes marcas se alíen aún más con la distribución para que no haya canibalización en los precios “. “Precisamente los grandes operadores, que son los que funcionan, son quienes han respetado los PVPRs”, añade.

Impacto sobre los eventos deportivos

Miguel Silvestre se muestra a la expectativa de la evolución de la situación en las próximas semanas y de las medidas que dicten las autoridades sanitarias en relación a la celebración de eventos deportivos. Teme que, a raíz de la crisis del Covid-19, este sector va a sufrir, sobre todo por lo que se refiere a eventos masivos, y también prevé cambios radicales en su organización. Eso sí, también sostiene que la situación actual “nos está haciendo sentirnos más débiles y más humanos y está haciendo aflorar la solidaridad. Ahora todos nos tenemos que olvidar de números, las marcas de cifras de facturación y los políticos de votos. Estoy seguro de que esta crisis dará paso a una generación estupenda”.

De la bici a la fruta

Y es que Miguel Silvestre sabe bien lo que dice cuando habla de solidaridad. Muy cerca de Retrocycle Club se encuentra la frutería fundada por sus padres hace casi 50 años. “Me adelanté un poco y, cuando vi lo que estaba sucediendo en Italia, paré la actividad de Retrocycle y pedí a mis padres, que ya tienen una edad y están al frente de la frutería, que no salieran de casa”, explica.

El cliente valora la proximidad de la tienda de barrio, ya sea una frutería o una tienda de bicicletas

Ahora, junto a su hermano, Miguel está aplicando los conocimientos adquiridos en la logística de viajes en bici a la nueva situación de la frutería. Se han propuesto que la gente mayor no salga de casa y han diseñado un sistema de entrega a domicilio, no sólo de frutas y verduras sino también de aquellos productos de comercios cercanos que venden pan, prensa o carne. El equipo de repartidores se ha tenido que aumentar. “Hay personas mayores que no saben usar las nuevas tecnologías para hacer la compra por Internet. Solo tienen el contacto de teléfono de la frutería y están solas, necesitan alguien que les escuche al otro lado”, narra. Miguel gestiona toda la comunicación telefónica y atiende nada más y anda menos que entre 150 y 200 llamadas al día. “Al final, el cliente valora la proximidad de la tienda de barrio, ya sea una frutería o una tienda de bicicletas”, defiende.


No hay comentarios

Añade el tuyo