ESENCI@L

Ante las importaciones masivas de e-bikes de China

Peligran 90.000 empleos y 800 empresas ciclistas en Europa

La EBMA pide políticas antidumping a la UE

Moreno Fioravanti

El presidente de la EBMA, Moreno Fioravanti, alerta del peligro que supone para la industria europea de e-bikes la competencia China basada en subsidios de su gobierno que facilitan unos precios bajos.

(3-5-2018). La Asociación Europea de Fabricantes de Bicicletas (EBMA) defiende la imposición de políticas antidumping ante la importación de e-bikes de China como única vía para “preservar la calidad e innovación de los productos y defender la industria europea”, según ha explicado su presidente, Moreno Fioravanti.

Según la EBMA, si no se pone freno a la importación de e-bikes de China, “a precios rebajados a causa de los subsidios que reciben de su gobierno, el mercado europeo se va a devaluar y se van a poner en riesgo los trabajos de 90.000 europeos y de 800 pequeñas y medianas empresas”. Fioravanti asegura no querer llegar en Europa a la situación actual de Estados Unidos y Japón, donde China tiene prácticamente el monopolio de producción de este tipo de bicicletas, y por eso decidió interponer una demanda ante la Comisión Europea, que está investigando el caso y podría anunciar medidas provisionales en breve.

“En el país nipón se han pasado de vender 12 millones de ebikes anuales a 8 millones a causa de una bajada en la calidad, según confirma la Asociación Industrial de Japón, mientras que en Estados Unidos el descenso ha sido de 21 a 16 millones de unidades”, ha declarado el presidente de la patronal europea a CMDsport. Según su opinión, “todos los estudios y experiencias concluyen que sólo se consigue un aumento en las ventas con una inversión en calidad e innovación y no con una rebaja general de los precios”.

Por otro lado, el directivo asegura que las bicicletas eléctricas que provienen de la China no cumplen con la legislación medioambiental europea. A modo de ejemplo, Fioravanti cita algunos de los materiales utilizados para las pinturas de las e-bikes, “que llevan más de 30 años prohibidos en nuestro continente”. “Tenemos que ser conscientes que el impacto de CO2 a la atmósfera es mayor con este tipo de productos”, remarca.

Desde la EBMA consideran clave que se cree una industria de la bicicleta eléctrica innovadora y limpia en Europa, pero actualmente, la competencia China lo hace más difícil. “Se prevé que la industria europea de las e-bikes tenga una excelente progresión en el futuro, de ahí la importancia de evitar su pérdida, como ha sucedido en Estados Unidos y Japón”, advierte Fioravanti.

Producción nacional

Preguntado por la preocupación existente entre algunos importadores españoles de e-bikes por la imposición de tasas antidumping, que puedan afectar negativamente a su negocio, Moreno Fioravanti los ha emplazado “a fabricar las bicicletas en España”. “Sólo ahorrando el coste del transporte de los productos desde China ya podrían invertir para crear puestos de trabajo en su país y apostar por la innovación y la calidad”, sostiene.

Para el directivo de EBMA, lo que está en juego es si en un futuro no muy lejano “dejamos el mercado de las e-bikes en manos de China o apostamos por nuestra industria”. En este sentido, el presidente de la empresa española TNT Cycles, Josep Gil, explica que “tuvimos que dejar la producción en el país asiático por no poder competir contra subsidios dados por el gobierno a sus empresas”.

Por su parte, fuentes de Orbea han explicado que decidieron cerrar la planta de Kushan, inaugurada en el año 2008, porque no se ajustaba al modelo de negocio requerido por la compañía y centrado en la personalización del producto. “El modelo asiático está basado en lotes de productos estándar frente a nuestro modelo industrial de lotes unitarios y gran flexibilidad”, indican desde la compañía española.

Desde Orbea afirman que “decidimos fortalecer las plantas de fabricación más cercanas a nuestros mercados más importantes”, es decir, las factorías de Mallabia y Portugal. Sobre la influencia que pudieron tener los subsidios del gobierno Chino a sus empresas en la decisión tomada, las citadas fuentes puntualizan que “no fue el principal motivo” y que “cada país tiene sus peculiaridades legales y políticas”.

Lo que sí está claro, según el asesor legal de la patronal ciclista europea, Jochen Beck, es que la competencia China “ya ha expulsado del mercado a grandes fabricantes europeos como el alemán Mifa, que se tuvo que declarar en bancarrota”. Unas consecuencias que se podrían extender “en caso de no actuar”.

Legalidad

El fundador de TNT Cycles, José Gil, pone el foco del problema en que los fabricantes chinos no están cumpliendo con la legalidad en materia de seguridad. “Cómo puede ser que se respeten las normas ISO europeas cuando encontramos en el mercado e-bikes a un precio de 499 euros?”, se pregunta.

Según Gil, “no puede ser que unos respeten las leyes y otros no. Aquí se debe exigir que todo el mundo cumpla”. Además, el directivo asegura que no se puede engañar al consumidor: “las bicicletas de bajo coste no cumplen con los estándares de seguridad”.

Desde TNT Cycles se quejan “que mientras unos estamos pagando nuestros impuestos, como toca, otros reciben subsidios para vender más”. “El consumidor no quiere que haya un monopolio, no le interesa porque entonces el mercado se devaluaría”, añade Fioravanti.

Calendario

La investigación iniciada por la Comisión Europea podría aplicar medidas antidumping de manera retroactiva, a partir de este mayo. Es decir, los barcos que zarpen del país asiático este mes ya se podrían ver afectados por el pago de tasas que incrementarían ostensiblemente el costo de transporte. Las medidas definitivas tras la investigación se conocerán en enero de 2019, si bien en julio, la Comisión Europea tiene previsto anunciar algunas provisionales.

Preguntado por la posibilidad que la Comisión Europea imponga las mismas medidas antidumping a las e-bikes que las existentes en las bicicletas convencionales, Fioravanti ha preferido no opinar “para no interferir en la investigación en marcha”. En el caso de las bicicletas convencionales, los fabricantes europeos pueden eludir la tasa antidumping en caso de que el valor máximo de los componentes importados desde China sea del 60% del total.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo