ESENCI@L

Tiendas de ciclismo evalúan la vuelta a la actividad

Primera semana de reapertura: ‘boom’ de ventas y respiro para los márgenes

tiendas de bicicletas

Las tiendas de bicicletas han quedado gratamente sorprendidas de los resultados de esta primera semana de reapertura.

(12-5-2020). Aunque al inicio suscitó muchas reticencias, las tiendas de ciclismo admiten que el sistema de cita previa “no está tan mal”. Detallistas del sector indican que las ventas desde la reapertura de los comercios el pasado día 4 de mayo han superado las expectativas y, además, el cliente final ha dejado un poco de lado el regateo.

El pasado lunes 4 de mayo, coincidiendo con el inicio de la fase cero de la desescalada, los comercios de bicicletas con una superficie igual o inferior a 400 metros cuadrados tenían luz verde para reabrir sus puertas después de siete semanas de cierre forzoso. Eso sí, debían hacerlo siguiendo las pautas fijadas por el Ministerio de Sanidad, como establecer cita previa con los clientes y marcar un horario preferente para los mayores de 65 años, además de cumplir una serie de medidas de limpieza e higiene. Muchas tiendas de ciclismo optaron por reabrir bajo estas premisas a pesar de que el sistema de cita convenida no les convencía, pero los resultados de los últimos días han dejado a algunos negocios gratamente sorprendidos.

El propietario de la cadena canaria de tiendas de ciclismo Vadebicis, Remigio Rovira, señala que las ventas de la semana pasada superaron en un 70% las de la misma semana del año anterior. “La mayoría han sido clientes nuevos”, explica el detallista, “que vienen buscando bicicletas de primer precio, entre los 500 y los 1.000 euros”. Asimismo indica que las bicis de niño han registrado unas ventas “inusualmente altas” para estas fechas. En conjunto, dice que ha sido una semana “espectacular”.

Hay gente que llevaba años y años sin practicar ciclismo y ahora se han decidido a retomarlo

También desde Bicicletas Félix, en Madrid, comparten las mismas sensaciones. “Hay gente que llevaba años y años sin practicar ciclismo y ahora se han decidido a retomarlo. Cuando han sacado su bici del trastero, han visto que no funcionaba bien y han tenido que traerla al taller o comprarse una nueva”, explica Álvaro Oliver. El minorista valora que la bicicleta está siendo una vía de escape para poder rebasar la distancia de un kilómetro fijada para los paseos y defiende que, para todos aquellos que quieren iniciarse en una rutina deportiva, es mucho más sencillo y menos lesivo coger la bicicleta desde cero que estrenarse en el running.

Oliver coincide con Vadebicis en que las bicicletas que más se venden son las que se mueven en una horquilla de precio entre los 500 y los 1.000 euros y destaca el intenso trabajo en el taller. “Durante los primeros días no exigíamos cita previa para el taller porque se trata de un trámite de dos minutos. Atendíamos al cliente en la calle y nos dejaba allí la bicicleta, pero ahora tenemos tanto volumen que hemos establecido un sistema de cita”, explica.

¿Un ‘boom’ pasajero?

Ciclos García, en Gijón, también volvió a subir la persiana el pasado día 4 con cita previa. Su propietario, José García, asegura que las ventas han funcionado muy bien desde entonces y detecta un incremento de ese público “que llevaba 15 años sin coger la bici” y que “van con mascarilla pero sin casco porque la última vez que hicieron ciclismo la normativa no lo exigía”. García precisa que ha vendido más cámaras y más cubiertas que hace tres meses y más de 40 bombas de primer precio. También la venta de bicicletas ha sido más dinámica “que cualquier semana normal”.

No obstante, el detallista asturiano contempla que esta situación podría ser temporal y se pregunta cuántos de estos nuevos practicantes seguirán siendo adeptos al ciclismo de aquí a uno o dos meses.

Con el sistema de cita previa, el cliente acude directamente a comprar

El cliente, más decidido y menos pendiente del precio

La reapertura bajo cita previa ha dejado otro aspecto positivo a las tiendas de bicicletas: los márgenes no se resienten tanto. Los comercios afirman que han trabajado con mayores beneficios porque el cliente “no venía a perder el tiempo” ni “preguntaba sobre el descuento”, sino que acudía directamente a comprar. Dicen, además, que este sistema no favorece que el consumidor acuda a varios establecimientos a interesarse por el precio del mismo producto.

Asimismo, los detallistas inciden en que la cita convenida permite atender mejor a los clientes ya que se destina un tiempo único y exclusivo para ellos, sin “interferencias” con otros compradores, por lo que se da un servicio más personalizado.

La cita previa desaparece desde ayer en tiendas de más de media España

Desde ayer, 11 de mayo, 11 comunidades autónomas (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón, Extremadura, Murcia, Baleares y Canarias, así como Ceuta y Melilla) han pasado a la fase uno de la desescalada, mientras que otras cinco comunidades (Cataluña, Castilla La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Andalucía) han avanzado parcialmente y Madrid permanece íntegramente en la fase cero. En aquellos territorios que han dado el salto a la fase uno, los comercios ya no necesitan coger cita previa de sus clientes pero el aforo se reduce al 30%. En la fase cero, las tiendas deben seguir operando con cita convenida.

Las tiendas de ciclismo ubicadas en localidades que se encuentran en la fase uno ya han tomado las medidas oportunas para limitar el aforo, estableciendo que cada cliente tiene que ser atendido por un vendedor y sin dejar que los usuarios circulen ‘por libre’ en la tienda. Si hay más clientes que empleados, los primeros harán cola en la calle para esperar su turno.

Las tiendas de ciclismo de más de 400 metros cuadrados seguirán sin poder abrir las puertas hasta el inicio de la fase dos

Con medidas de seguridad e higiene

Las tiendas de ciclismo han implementado las medidas de seguridad necesarias para evitar contagios. Los comercios han realizado marcas en el suelo para definir las distancias entre clientes y, en algunos casos, también han colocado flechas para dirigir el tránsito. El personal de los negocios va esquipado con guantes, mascarillas o mamparas y pide a los clientes que, en la medida de lo posible, hagan lo mismo. Asimismo las tiendas disponen de calcetines y gorros desechables para probarse zapatillas y cascos.

Las tiendas de más de 400 metros cuadrados, a la espera

Mientras tanto, las tiendas de ciclismo de más de 400 metros cuadrados seguirán sin poder abrir las puertas hasta el inicio de la fase dos. Una medida que ha suscitado el malestar de los grandes operadores de la distribución ciclista por superficie, que critican que se encuentran en una situación de grave desventaja competitiva respecto a los negocios de menores dimensiones. Además, el retraso de la entrada en la fase uno de algunos territorios, entre ellos Madrid y Barcelona, pospondrá aún más el avance a la fase dos.


No hay comentarios

Añade el tuyo