ESENCI@L

La cadena argentina acaba de inaugurar su tercer gimnasio en la capital

Bigg Fit apuesta por “agotar” las opciones de crecer en Madrid antes de salir a otras ciudades

La enseña no prevé que la inflación pase factura al segmento premium

154c4d94-272f-475a-a4b7-0488db636ff5

Bigg Fit ha inaugurado en Madrid su tercer gimnasio en España este mes de septiembre

(12-9-2022) Bigg Fit ha debutado con buen pie en Madrid. La cadena argentina de gimnasios premium valora positivamente la respuesta que ha tenido en la capital española, donde debutó hace poco menos de un año, a finales de 2021. La enseña inauguró el pasado lunes, 5 de septiembre, su tercer centro en Madrid, el segundo propio.

Como ya avanzó CMDsport el pasado mes de junio, se trata de un gimnasio cercano al estadio Santiago Bernabéu. Se ubica en el número 20 de la calle San Germán, en el distrito de Tetuán. El centro consta de unos 400 metros cuadrados (es el más grande abierto hasta ahora en España) repartidos en dos plantas. Una de ellas, a pie de calle, ya ofrece una zona de entrenamiento que se encuentra plenamente operativa, mientras que la otra lo estará en octubre y se habilitará como espacio para actividades como el yoga, entre otras. 

La enseña seguirá creciendo en la capital española el próximo mes de octubre, cuando inaugurará su cuarto centro en el número 2 de la calle General Pardiñas del barrio de Goya. Ese mismo día está prevista también otra inauguración, en el número 132 de la Rambla del Poblenou de Barcelona. Con éstos, Bigg Fit alcanzará los cinco centros en España. 

Pese al debut de la cadena en la ciudad condal, la intención de la compañía es poner el foco de crecimiento en la capital. “Por una cuestión de eficiencia logística preferimos agotar el margen de crecimiento en Madrid ciudad y después conquistar otras ciudades españolas”, explican a CMDsport fuentes de Bigg Fit. La enseña, eso sí, prefiere de momento no concretar cuántos gimnasios de su marca podrían caber en Madrid. 

La cadena, empieza hoy lunes las obras para la reforma del cuarto local en la capital. Éste centro vería la luz en el mes de noviembre. Esta sería la quinta apertura que la cadena realizaría en España, donde cerraría el año con seis centros operativos. La enseña argentina confía en superar los 1.000 socios en el global de estos seis centros antes del segundo trimestre de 2023. 

CONSOLIDAR PARA LUEGO CRECER

Pese al buen ritmo de crecimiento que acumula la compañía, ésta no tiene prisas para sumar nuevos centros. La intención de la master franquicia de Bigg Fit en el país español es añadir más gimnasios siempre y cuando pueda ratificar la rentabilidad de los que tiene abiertos. “Bigg Fit no ha cerrado un solo centro en nueve años y no queremos que eso ocurra en España”, manifiestan desde la cadena.  

La cadena quiere esperar a ver qué respuesta obtiene en los locales con los que cerrará 2022 y, a partir de finales del primer trimestre de 2023, tomar una decisión acerca de cómo y dónde siguen su expansión. De momento, la previsión inicial de la enseña, si todo sigue a buen ritmo como hasta el momento, pasaría por abrir cinco locales más a lo largo del próximo año. “2023 será un año crítico para ver con qué rapidez y tamaño podemos crecer aquí en España”, apuntan. Si el modelo funciona, la enseña tiene el apoyo de inversores privados para acometer nuevas aperturas. “No queremos correr, queremos tener la certeza de que todo funcione de forma que el crecimiento sea responsable y sostenible”, puntualizan. 

No se ha determinado aún, eso sí, si todos serían en Madrid o bien habría alguno en alguna de las ciudades donde han recibido intereses: desde Barcelona, donde hace pocos meses buscaban un segundo local; a Valencia, Sevilla, Málaga o Marbella, ubicaciones donde han tenido contactos que han quedado paralizados. 

NO TEMEN LA INFLACIÓN

Pese a que la inflación amenaza con convertirse una piedra en el zapato para el sector del fitness a finales de este 2022, lo cierto es que desde Bigg Fit consideran que el aumento del coste de la vida podría no afectar significativamente a los centros premium. Desde esta enseña aseguran que “el fitness ya es una de las prioridades de la gente”. “Tal vez hace algunos años se consideraba ocio, que es lo primero que se recorta en tiempos de crisis, pero ahora es algo que muchos no están dispuestos a cortar, esto es una evolución para el sector”, destaca. 

En los centros de la cadena aseguran no haber recibido objeciones por el precio. “Ofrecemos un servicio diferencial que no está en el mercado”, sentencian. Los tres gimnasios de la cadena han empezado septiembre con un ritmo de altas positivo que esperan mantener a lo largo del mes. 

Desde Bigg Fit admiten que han visto doblada la factura de la luz en los últimos meses, aunque celebran que, afortunadamente, “no se trata de un coste crítico” al no tener grandes instalaciones que exijan un elevado consumo energético. 


No hay comentarios

Añade el tuyo