ESENCI@L

La alerta que lanza la gerente de Aedona, Leticia Acaz

“¿Cómo no vamos a peligrar si nos suben la factura energética 21 millones de euros?”

Los 11 clubs de la asociación navarra pasarán de pagar 14 a 35 millones en consumos de luz y gas

1-2151

El Club Natación Pamplona es una de las once entidades deportivas privadas sin ánimo de lucro pertenecientes a la Asociación de Entidades Deportivas y Ocio de Navarra

(13-10-2022) La crisis energética que vive Europa amenaza muy seriamente el presente y futuro de miles de clubs y centros deportivos en toda España. Once de ellos, los que forman parte de la Asociación de Entidades Deportivas y de Ocio de Navarra (Aedona), alertan que tendrán que pagar un sobrecoste de 21 millones de euros solo en consumos energéticos el próximo año. Unas cifras que pueden poner en riesgo algunos de los clubs.

“¿Cómo no vamos a peligrar si nos suben los consumos energéticos 21 millones de euros en 2023? Peligraremos igual que el resto de empresas españolas”. Quien lanza a CMDsport este mensaje de preocupación es la gerente de Aedona, Leticia Acaz. La asociación que coordina aglutina once clubs deportivos de larga tradición en Navarra. La crisis energética, que está elevando de forma desmesurada las facturas de grandes consumidores como ellos, supone una grave amenaza para sus cuentas. 

Los 11 clubs de Aedona calculan que, este 2022, pagarán 1,36 millones de euros en luz y otros 13,4 millones en gas. En total, unos 14,76 millones. De cara a 2023, dan por hecho que la cifra se disparará:prevén un gasto de 6,42 millones en electricidad (de los cuales, 1,36 millones corresponderá a IVA, que no se reduce para los grandes consumidores) y de 29,3 millones en gas. Esto supone un incremento interanual de 20,96 millones de euros, un 142% más de un año para otro. 

“Vivimos básicamente de las cuotas de los socios y de las actividades dirigidas que realizamos, ya que no tenemos subvenciones ni patrocinios. Si subiésemos las cuotas un 4% el próximo año, calculamos que ingresaríamos unos 38 millones de euros. De éstos, 35 se irían a pagar los consumos energéticos”, detalla Alcaz. Se trata de unos gastos muy difíciles de asumir para cualquier club sin ánimo de lucro. 

Algunos, incluso, no descartan seguir iniciativas como la iniciada por el CN Sant Andreu y que también ha recomendado Acedyr, de crear derramas extraordinarias para ayudar a costear una parte del gasto energético, que se ha disparado tras el estallido de la guerra en Ucrania.

El Club de Tenis Pamplona, con más de 17.000 abonados, es una de las principales entidades deportivas de la ciudad navarra y tiene en sus instalaciones zonas de agua cubiertas y exteriores

MEDIDAS A CONTRARRELOJ

“Son entidades de distinto tamaño, el impacto en cada una de ellas puede ser distinto al resto porque depende de las inversiones que hayan ido haciendo a nivel de eficiencia energética en los últimos años”, reconoce la gerente de Aedona. “Los clubs han pisado el acelerador para reducir los consumos como sea, aunque para ello hay que invertir, y como mucho lograremos ahorrar un 30% de los consumos”, expone Alaz. 

Son múltiples las medidas que han empezado a barajar y a impulsar los diferentes clubs: desde reducir la temperatura del agua (el mínimo por normativa son 24 grados) y del ambiente (26 grados); reducir el horario de apertura de piscinas y spas; intentar desgasificar los centros; apostar por la aerotermia y sistemas de filtración más eficientes o introducir más placas fotovoltaicas. Todos sus clubs tienen piscinas cubiertas y exteriores, por lo que afrontan una carrera a contrarreloj para implementar todas las medidas posibles. 

Una de las complejidades de este escenario, avisa Alaz, es que no todas las entidades disponen de suficiente capacidad para invertir en determinadas medidas que suponen un gran costo energético. “Los que pueden invertir lo hacen, el resto buscan soluciones de renting o externas”, añade la gerente de Aedona, que recuerda que este problema se suma a otros: “Desde las negociaciones de convenios con las plantillas (que en algunos casos amenazaron con huelgas en el caso de no recibir mejoras salariales), a las subidas de otros consumos de un 15%, de media, pasando por las subidas de los tipos de interés en los préstamos, que pueden suponer un gasto añadido de 30.000 euros más por cada millón prestado”. 

Desde Aedona informan a los clubs de las diferentes ayudas a nivel de eficiencia energética impulsadas por las diferentes administraciones. “La principal ayuda para el almacenamiento de fuentes renovables, procedente de los fondos europeos Next Generation, fue de 10,3 millones y se agotó en dos horas”, indica. 

RESCISIONES SIN INDEMNIZACIONES

Las entidades de Aedona, que tenían precios cerrados desde antes de la pandemia, vieron como, en octubre de 2021, la compañía energética con la que habían firmado un contrato de gas para 12 meses les rescindía unilateralmente el vínculo. “No nos indemnizaron y nos dieron un mes para cambiar de distribuidora si no nos gustaban las nuevas condiciones que nos marcaban”, recuerda. En pocos meses vieron como el precio del megavatio de gas se elevaba de los 28 a los 65 euros. 

Unas condiciones que han quedado obsoletas. “A día de hoy ya firmábamos quedarnos con esa cuota de 65 euros, porque ahora cuando volvamos a renovar en octubre nos subirá a alrededor de 150 euros. Es decir, que en menos de dos años, el coste del megavatio del gas se les habrá incrementado en un 435%. “Es una barbaridad, no hay manera que baje”, lamenta la gerente de Aedona. El precio de la luz, por su parte, ha pasado de 42 a 200 euros el megavatio (+376%). 

EL GRUESO DE LA OFERTA DEPORTIVA DE PAMPLONA

“Son clubs históricos, el más joven tiene unos 30 años, el mayor unos 104. La mayoría, más de 70. Podría darse pero… ¿cómo vamos a desaparecer?”, plantea Acaz. Lo cierto es que entre los 11 clubs, ubicados entre Pamplona y Tudela, reúnen la gran mayoría de la oferta deportiva que existe en esa área geográfica. “Siempre les digo a las administraciones que no solo somos deporte, también ocio y salud, porque aquí la gente viene a socializar, a comer, a vivir, en definitiva”, plantea la gerente de Aedona. 

Según cálculos de la asociación, por cada euro que se invierte en los 11 clubs que forman parte de la misma, éstos generan un retorno de 1,22 euros. “Esto, a nivel anual, supone un ahorro de 1,5 millones de euros anuales al departamento de salud del Gobierno de Navarra”, explica Acaz, que reclama al Ayuntamiento y demás administraciones públicas que tengan en cuenta el “retorno social” que generan los clubs deportivos y eviten que ninguno se quede en el camino. “Les pedimos que no dejen caer a estas entidades, supondría perder parte del tejido de ocio y salud de esta comunidad”, alerta. 

Forman parte de Aedona los siguientes 11 clubs polideportivas sin ánimo de lucro, que llevan 15 años trabajando conjuntamente a través de la asociación: Agrupación Deportiva San Juan; Campo de deportes Larraina; Ciudad Deportiva Amaya; Club Natación Pamplona; Club Tenis Pamplona, Institución Oberena; Sociedad Cultural Deportivo Recreativa Anaitasuna; Sociedad Deportivo y Cultural Etxabakoitz; Unión Deportiva y Cultural Rochapea; Unión Deportiva y Cultural Txantrea y Sociedad Deportiva y Recreativa Arenas. 

Entre todos suman alrededor 405.000 metros cuadrados y 75.000 usuarios para un área (Pamplona y Navarra) de unos 245.000 habitantes. Es decir, que un 30% de las personas de esos dos municipios están abonados a alguno de estos 11 clubs. 


No hay comentarios

Añade el tuyo