FITNESS

Pronostican menos cierres definitivos de los previstos inicialmente

El CrossFit madrileño aplaude la estrategia de Isabel Díaz Ayuso ante la pandemia

Isabel-diaz-ayuso-aplaudida-por-el-crossfit-bis

Según el fundador del box CrossFit Coraje de Móstoles, Fran Ruiz, “con Ayuso, los sectores tienen garantizado que no nos van a cerrar suban o bajen los contagios, a no ser que venga una ola gigante como fue la primera”.

(11-5-2021): Los boxes de CrossFit madrileños celebran que el gobierno autonómico les haya permitido poder mantener su actividad de forma ininterrumpida desde principios de junio del año pasado. Una protección hacia el sector que, según aseguran, propiciará menos cierres definitivos y una recuperación de abonados más rápida.

Dentro de un mes, el próximo 8 de junio, se cumplirá un año exacto desde que la Comunidad de Madrid accedió a la fase 2 de la desescalada. Desde ese día hasta hoy, ni el Gobierno central ni el autonómico han impuesto ningún otro cierre sectorial en este territorio debido a la pandemia.

El fitness madrileño lleva, por tanto, once meses consecutivos sin tener que bajar la persiana. Un auténtico privilegio para muchos centros deportivos en tiempos de Covid-19, especialmente viendo cómo el resto del sector ha sufrido entre dos y tres cierres autonómicos en otros territorios del Estado español.
El poder operar sin interrupciones ha incidido positivamente en los boxes de CrossFit madrileños, que agradecen la “estabilidad comercial” vivida en su comunidad desde el final del primer estado de alarma. “Con Ayuso, los sectores tienen garantizado que no nos van a cerrar suban o bajen los contagios, a no ser que venga una ola gigante como fue la primera”, asegura el fundador del box CrossFit Coraje de Móstoles, Fran Ruiz.

MENOS CIERRES DEFINITIVOS Y MÁS ABONADOS 

Poder eludir los cierres sectoriales ha propiciado una dinámica empresarial más positiva que la que han vivido en otras comunidades autónomas. Lo constata el gerente de este box, que durante el confinamiento agrupó a distintos franquiciados de CrossFit en un grupo de Whatsapp -CrossFit Affiliates Esp- que sirvió como punto de encuentro y debate.

Ruiz asegura que ha detectado “muchos menos” cierres definitivos de boxes de los que en un principio esperaba. En octubre pronosticó en CMDsport un posible “cierre masivo” si la situación no mejoraba. Unos cálculos que, afortunadamente, no se han cumplido. “Pensaba que caerían seis de cada diez, y quizás ha caído menos de uno de cada diez. Eso es atribuible al hecho que haya habido menos cierres sectoriales y al mayor interés de las personas por entrenar y valorar más su salud”, reflexiona.

Por otro lado, la recuperación de abonados ha sido mucho más rápida. En marzo de 2020, CrossFit Coraje aglutinaba a casi 420 abonados. Al empezar este mes de mayo ya suma 424. “No tenemos prisa por crecer, el objetivo es hacerlo poco a poco para poder hacer cosas que podamos manejar bien”, puntualiza.

MANTIENEN RESTRICCIONES

Desde el pasado lunes, la Comunidad de Madrid mantiene prácticamente las mismas restricciones sobre el sector deportivo que tenía antes del final del estado de alarma. La principal novedad es el fin del toque de queda, que permite ampliar el horario comercial hasta las once de la noche. Eso sí, se mantiene la obligatoriedad del uso de mascarillas y el límite de los aforos de los espacios interiores de los gimnasios al 75%.

Unas medidas que CrossFit Coraje mantendrá hasta que haya un alto porcentaje de vacunación. “No cambiaremos algo que nos está funcionando muy bien para controlar los contagios”, reconoce el gerente de CrossFit Coraje.

Ruiz considera que cambiar las restricciones antes de tiempo “provocaría un mareo y desinformación” entre unos abonados que ya están “adaptados y acostumbrados” a las medidas actuales.

CONTRATACIONES POR OBJETIVOS

Pese a la tímida recuperación de usuarios, desde CrossFit Coraje constatan que en las últimas semanas han registrado algunas bajas justificadas por el impacto económico de los ERTE prolongados en el tiempo.

Otra tendencia que prevén que ganará peso en las próximas semanas, también ligada al poder adquisitivo de los abonados, es la contratación de cuotas vinculadas a objetivos muy específicos, como la ‘operación bikini’ de cara al verano, la tonificación de piernas o la puesta en forma.

“Empezamos a detectar que hay un cambio para esquivar un pago ilimitado en el tiempo. Será más fácil vender cuotas con programas limitados a unos meses, basadas en objetivos concretos. La gente se sentirá más segura con ellas que ligándose a largas permanencias”, añade.

Para adaptarse a este cambio de tendencia, en CrossFit Coraje ya están lanzando ofertas de servicios concretos que van desde cursos de nutrición de dos meses al programa On Ramp, una iniciación en el CrossFit para usuarios que no tengan dificultades económicas, que antes de la pandemia no iban al gimnasio y que ahora tienen un mayor interés por cuidarse.

En ese sentido, Ruiz ve clave que los centros deportivos tengan “un programa de orientación para adaptar el servicio a los nuevos clientes que quieran empezar”.


No hay comentarios

Añade el tuyo