FITNESS

La cadena de fitboxing debuta en Santiago de Compostela tras una inversión de 190.000 euros

Gloves Fit & Box estrena su cuarto gimnasio y acuerdo con Le Coq Sportif

gloves santiago compostela

El cuarto gimnasio de Gloves Fit & Box se ha situado en una zona céntrica de Santiago de Compostela, convirtiéndose en el debut de la enseña de gimnasios de fitboxing en Galicia. También está presente en Navarra y Madrid.

(13-9-2022). La cadena especializada en fitboxing Gloves Fit & Box debuta en Santiago de Compostela con su cuarto gimnasio, al que se sumará un quinto en octubre. La enseña inicia su expansión mediante franquicia, a la que acompañará la marca deportiva Le Coq Sportif.

La cadena especializada en fitboxing Gloves Fit & Box prosigue con su expansión por el mercado español. Tras debutar en la capital el pasado mayo con un club en Valdebebas, la enseña ha aterrizado este septiembre en Galicia, con el que ha sumado su cuarto gimnasio.

En concreto, la nueva instalación se ubica en un local de 220 m2 en una zona centro de Santiago de Compostela, en un proyecto iniciado durante el pasado año y que ha necesitado de una inversión global de 190.000 euros, según ha informado la compañía.

Acuerdo con Le Coq Sportif

El club presenta una sala para la práctica de la disciplina propia Fit&Box y crosstraining, así como un espacio para el entrenamiento personal y vestuarios.

Además, cuenta con un corner boutique fruto del acuerdo con la marca Le Coq Sportif, que equipa a todos los miembros del staff, y en el que se comercializarán prendas deportivas de ambas marcas y del catálogo general de la firma francesa.

Gloves Fit&Box ha formalizado la alianza con esta marca deportiva tras realizar una prueba piloto en el club abierto hace unos meses en Valdebebas. Según explican desde la cadena, el objetivo es que Le Coq Sportif acompañe a Gloves en su expansión, incluyendo tiendas dentro de los gimnasios, en una fórmula explotada por otras cadenas boutique como Distrito Estudio y su alianza con New Balance.

Expansión mediante franquicia

La enseña trabaja ya en la que será su tercera apertura en este 2022, con la que triplicará su presencia en Navarra. Se ubicará en la localidad del Sadar y constituirá la primera franquicia de la enseña, después de que la cadena haya invertido directamente en sus primeros clubes y haya estrenado la fórmula participada en este último de Santiago de Compostela.

Según explica Miguel González, director general de Gloves Fit & Box, “para esta segunda fase de la expansión vamos a frenar la apertura de centros propios y centrarnos en expandir la franquicia”.

La enseña se ha propuesto cerrar el año habiendo firmado al menos dos franquicias más a inaugurarse en el próximo año.

Entre las ubicaciones estudiadas, Madrid se sitúa como zona prioritaria, si bien, no descarta crecer en otras grandes ciudades como Barcelona o Sevilla.

Apuesta por el fitboxing

Gloves Fit & Box debutó en 2019 con un primer club en Pamplona, al que le siguió un segundo en la ciudad también navarra de Barañain en 2021. En mayo de este año ha debutado en la capital, donde ha previsto seguir ampliando su huella, al igual que en Galicia, donde su primer impulso fue aterrizar en A Coruña pero la alta concentración de propuestas centradas en el fitboxing hizo variar la estrategia.

Gloves Fit & Box propone una metodología propia basada en el fitboxing, en sesiones de 55 minutos en los que se combinan ejercicios con saco de boxeo, crosstraining, circuito de fuerza y entrenamiento metabólico. Todo ello acompañado de música y ambientación con juegos de luces. Además del servicio de entrenamiento personal y readaptación de lesiones.

El perfil mayoritario de clientes son adultos de entre 35 y 50 años, mayoritariamente mujeres y residentes en el área de influencia del club. Por su ubicación, además, el nuevo gimnasio en Santiago de Compostela buscará alianzas con empresas para ofrecer servicios de entrenamiento corporativo.

Futuro prometedor

Según analiza González, el fitboxing es una disciplina que atrae mucho a los practicantes de fitness habituales que, además, “han encontrado en el modelo boutique alicientes que habían perdido en las grandes instalaciones deportivas”.

Prueba de este auge que vive esta disciplina derivada del boxeo es que para la preapertura de este nuevo club en suelo gallego, la cadena lanzó 100 packs con descuento, que se han agotado en seis días, llevando a la empresa a ampliarlos en 30 más.

“Las pre-ventas en este septiembre están yendo muy bien y contamos con un alto porcentaje de conversión, de entre el 80 y 85% de los pre-inscritos”, comenta.

Para este emprendedor, todavía queda espacio para que “marcas basadas en el fitboxing como Gloves Fit&Box se extiendan”, previendo poder alcanzar en un futuro la decena o incluso la quincena de gimnasios. Si bien admite que los costes se han multiplicado por dos en este último año, al igual que la inversión necesaria para abrir un club que ha pasado de 140.000 a 190.000 euros, también crece la comunidad de esta cadena que cuenta con una media de 500 socios por gimnasio.


No hay comentarios

Añade el tuyo