MULTIDEPORTE

La entidad aplica el proyecto ‘piscina perfecta Covid free’

El CN Atlètic-Barceloneta se alía con Fluidra para relanzarse en el escenario post Covid 19

Club-natació-Atletic-Barceloneta-bis

Antes del confinamiento derivado de la pandemia del Covid19, el Club Natació Atlètic Barceloneta contaba con 11.700 socios.

(25-6-2020). Tras tres meses de cierre, Club Natació Atlètic-Barceloneta ha vuelto a la actividad con la mitad del aforo disponible y una tecnología pionera en sus piscinas, proporcionada por Fluidra, que les permite asegurar que sus instalaciones acuáticas están libres del virus.

Tres meses y una semana después de tener que cerrar sus puertas, el pasado lunes volvió a la actividad uno de los clubes de referencia en su sector, el Club Natació Atlètic-Barceloneta. Un centro deportivo que confía que su singularidad -sus más de 22.000 metros cuadrados, buena parte de los cuales al aire libre, frente a la playa de Barcelona- y sus innovadoras medidas higiénicas ejerzan como motor para su recuperación económica. “Disponer de este espacio nos posiciona bien y nos facilita mucho. Esperamos que esto nos sirva como factor de confianza de cara al socio”, afirma a CMDsport el gerente del club, Santiago Fernández.

Abrir varias semanas más tarde que los demás, reconoce, tiene algunos inconvenientes, como el hecho de no haber podido cobrar cuotas antes (las empezará a cobrar a partir del 1 de julio).

Pero también les ha reservado alguna ventaja, como la de disponer de más tiempo para decidir e implantar todas las medidas higiénicas y de distanciamiento social exigibles. “Nos hubiera gustado poder abrir antes, pero debía ser con los servicios que podemos ofrecer ahora. Haber abierto antes y sin poder ofrecer algunos servicios nos podía haber generado cierta frustración”, reconoce el gerente.

CONTROL DEL AGUA

El agua es uno de los factores diferenciales del CNAB, que dispone de varias piscinas. Cuidar la seguridad vinculada a este elemento es ahora más relevante que nunca. Para ello, el CNAB cuenta con la ayuda de Fluidra, empresa dedicada al desarrollo de aplicaciones para el uso sostenible del agua y que, asimismo, les patrocina desde hace un año.

Fluidra ha desarrollado la “piscina perfecta COVID-free”, un sistema con medidas innovadoras que desinfectan el agua combinando la generación de cloro con el uso de lámparas ultravioletas en los conductos de ventilación del aire y el uso del rayo UV para desinfectar el agua.

En ese sentido, se trata el agua, controlando los valores de PH y de cloro; se trata el aire; se desinfectan las superficies y, también, se ha elaborado un sistema de túneles de ducha que aseguran que los usuarios que acceden a la piscina se duchen correctamente. Según explica David Tapias, director de investigación y desarrollo EMEA de Fluidra, “es un proyecto pionero en Europa, que cuenta con todas las medidas necesarias para asegurar que los usuarios tiene un baño seguro”. El gerente de la entidad añade que “Fluidra ha puesto su investigación y su proyecto de I+D al servicio del club”. Santiago Fernández añade que no quiere que su club se convierta “en un laboratorio”, sino que el objetivo es volver a dar “la máxima normalidad posible”.

Esta tecnología se ha presentado este mes en el CNAB, aunque está disponible para cualquier instalación pública o privada. En el Atlètic-Barceloneta aseguran que es “una de las medidas higiénicas que se quedará en el tiempo”.

REACTIVACIÓN CON LA MITAD DE AFORO

Desde el pasado lunes, Club Natació Atlètic-Barceloneta permite el acceso al 50% de su aforo habitual. El deseo de la entidad es que, ahora que la Generalitat ha recuperado competencias, pueda acelerar la desescalada y pueda volver con mayor rapidez a los aforos anteriores a la pandemia. “Estamos a la expectativa, pero una situación como esta nos ha enseñado a ser pacientes, hay que saber esperar tu turno en cualquier sitio”, comenta Fernández.

Desde el CN Atlètic-Barceloneta asumen que tendrán un descenso sustancial de socios. Antes del confinamiento, tenían 11.700. Según explica el gerente de la entidad, “bajas hemos tenido y seguiremos teniendo, de eso no cabe duda”. Pese a la entrada del verano, su momento álgido del año, no se plantean registrar un aumento de abonados. Eso se suma a las dificultades generadas en su economía durante este confinamiento (han perdido una cuarta parte de su facturación anual), lo cual les ha llevado a recurrir a financiación a través de ICOs y del ICF. “El desequilibrio en la cuenta de explotación será importante”, reconocen desde el club. A ello cabe sumarle que, durante estos meses, la entidad ha seguido pagando el canon por el uso de las instalaciones al Port de Barcelona.

LOS PROYECTOS SIGUEN EN MARCHA

La pandemia, que pilló a la entidad en una fase de crecimiento, ha obligado a aplazar algunos proyectos del club que siguen vigentes. Un año después de ver aprobada la prórroga de la concesión de las instalaciones hasta el 2033, el CNAB tuvo vía libre para desarrollar inversiones como una gran sala de ciclo indoor que, si no hay ningún imprevisto, estará terminada el próximo julio.

Además, también preparan una cubierta polideportiva y un espacio de wellness que contará con última tecnología.

La inversión para estos proyectos, asegura el gerente del club, “está sujeta a la ampliación de la prórroga y es inamovible”. En ese sentido, según el directivo, la inversión “no corre ningún riesgo pese al COVID-19”.

De todos modos, Fernández asume que se deberá reajustar alguna inversión, a medio y largo plazo, pues la entidad seguirá manteniendo su apuesta de invertir y potenciar el deporte salud, el de competición y el de formación. Según concluye el gerente del Club Natació Atlètic Barceloneta, “la intención es ir añadiendo cada vez más servicios para mejorar el valor integral de la instalación”.


No hay comentarios

Añade el tuyo