MULTIDEPORTE

El propietario de Caiman Surf analiza la coyuntura

"Esta crisis es más dura y larga que la del 93"

(16-12-2009). La climatología de esta semana podría parecer que diese inicio a una buena campaña de invierno, pero no ha sido así. Fernando Tapia, propietario de Caimán Surf, reconoce su desaliento por la crisis que atraviesa el sector: “se auguraba un tercer trimestre malo, pero ha sido peor”. En esta tienda de Alicante, donde no hay nieve ni olas, el snow y el surf siempre han mantenido las ventas; aunque este año, no lo suficiente. “En nuestros 32 años de historia, hemos sufrido la crisis del 93 pensando que sería la más difícil que deberíamos afrontar y la actual es más dura y, lo que es peor, todavía más larga”.

Según precisa Fernando Tapia, “nuestro público está situado entre los 25 y 35 años. Antes entraban muchas personas; preguntaban y, sólo un pequeño porcentaje, compraba. Ahora entran muchos menos pero la mayoría acaba comprando”. El detallista, de todos modos, no oculta que el ticket medio por compra ha bajado considerablemente, pues el interés principal del comprador radica en el precio o en la necesidad. La moda, el diseño o la marca han dejado de ser la motivación principal para la adquisición. En ese sentido, Tapia destaca que, "Incluso hay clientes que entran preguntando directamente por artículos del año pasado".

Podría parecer que este es un buen momento para acabar con los stocks que frenan la rentabilidad de las tiendas pero el minorista no está de acuerdo con esa afirmación: “en general, se redujeron en un 50% las compras a los proveedores y eso ha aportado cierto aumento de liquidez, pero los gastos han seguido siendo las mismas". Tapia, asimismo, ha subrayado que "los numerosos outlets que abren las marcas y el crecimiento de las ventas a través de internet "no favorecen, precisamente, una salida rápida de los excedentes existentes en los establecimientos".

Algo empieza a moverse

En este momento de crisis parece que los proveedores están siendo más flexibles en sus estrategias. De este modo, según se desprende las explicaciones del minorista, precios que antes parecían inamovibles ahora experimentan variaciones que pueden dar más juego a las tiendas.

La guerra de precios sigue siendo el caballo de batalla para muchas tiendas del sector: “¡nos hemos vuelto locos!. Hay quien empieza las campañas rebajando ya el 50% del precio desde el principio. Yo siempre he pensado que es mejor vender menos y mejor, pues ello repercute en la rentabilidad del negocio”.

Las expectativas no son buenas pero Fernando Tapia concluye sentenciando: “el futuro del sector está en no querer salir rápidamente de la crisis y obtener los mismos beneficios, sino en aguantar. Quien así lo haga, saldrá reforzado”.


No hay comentarios

Añade el tuyo