MULTIDEPORTE

Yannis Pitsiladis: “El color de la piel no es requisito indispensable para ser número uno en atletismo”

El doctor fue uno de los ponentes del I Simposio Internacional de Deporte de la Universidad Europea

(8-10-2013). La Universidad Europea celebró el pasado viernes 4 de octubre el I Simposio Internacional Revista Kronos, un encuentro que congregó a investigadores nacionales e internacionales para debatir sobre el deporte desde ángulos como la investigación genética, el desarrollo del talento, la salud o el rendimiento y la gestión en deportes individuales y colectivos.

La presentación del simposio estuvo a cargo de Alfonso Jiménez, decano de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad Europea, y de Sergio Calvo, director de la Escuela de Doctorado e Investigación, que agradecieron la participación de los ponentes y la buena acogida que recibió el Simposio.

Entre los participantes destacaron investigadores como el Dr. Yannis Pitsiladis, referente mundial en genética aplicada al deporte del Institute of Cardiovascular & Medical Sciences de la Universidad de Glasgow, que planteó la cuestión de “por qué los hombres blancos no pueden correr”. Tras repasar los medalleros internacionales de competiciones como los Juegos Olímpicos de Londres y los últimos Campeonatos Mundiales de Atletismo en Moscú, Pitsiladis trató de corroborar si la supremacía de los corredores africanos y de Centroamérica se debe a la genética o a un cómputo de factores medioambientales, entrenamiento deportivo y la implicación de los gobiernos en este ámbito. A partir del modelo jamaicano, que hasta la fecha es el país que más medallistas ha dado en pruebas de velocidad con Usain Bolt a la cabeza, el doctor confirmó que “el color de la piel no es requisito indispensable para ser número uno en la pista de atletismo. Basándonos en la evidencia científica no hay diferencias genéticas significativas que expliquen la predisposición de los deportistas de color a ganar las pruebas de velocidad”. Por el contrario, tal y como afirmó, su superioridad radica en que “para los jamaicanos correr es una religión, una fiebre por el atletismo comparable con el fútbol en España”.

También intervino el Dr. Jaime Sampaio, investigador de la Universidad Tras os Montes Alto Douro y referente mundial en la complejidad y el análisis del rendimiento de los deportes colectivos. Sampaio centró su ponencia en cómo utilizar los datos de posicionamiento para medir el comportamiento táctico de los jugadores y obtener resultados estratégicos que ayuden a la victoria. Para ello destacó tecnologías como el tracking positional por video cámara, el GPS, el GPS diferencial y el sistema de sensores, “herramientas que nos ayudan a simular el comportamiento de los jugadores en base a reglas simples pero coordinadas: no chocar con los otros, ir hacia el centro del grupo y ajustar a la velocidad con la de los vecinos”. También incidió en el concepto de Entropía Aproximada, que mide la previsibilidad de los jugadores respecto al centro del equipo y, de esta forma, “generar jugadores predecibles por el uso de principios y tácticas”. Así los equipos desarrollan la Inteligencia Colectiva que les lleva a la sincronización y, de esta forma, a una mayor o menor calidad de juego: “la tendencia actual nos lleva a generar jugadores técnicamente mejor preparados que exijan entrenadores aún más preparados que ellos. Tenemos que aprovechar la tecnología actual en beneficio de los deportistas”.

También intervino Mikel Izquierdo, profesor de la Universidad Pública de Navarra e investigador especializado en entrenamiento de la fuerza y salud, que abordó el tema de la fragilidad y el envejecimiento, el beneficio del ejercicio físico, el rendimiento muscular y el efecto del entrenamiento de fuerza. Destacó la importancia del deporte tanto a nivel físico como mental, que permite incluso aumentar la capacidad de aprendizaje. Asimismo, insistió en que las personas físicamente activas reducen hasta la mitad la posibilidad de contraer ciertas enfermedades y que “las personas mayores tienen tres veces menos de probabilidad de muerte por cualquier causa”, dado que el músculo es muy plástico a todas las edades. Para terminar quiso destacar la importancia de tratar la fragilidad (entendiendo como “frágiles” a aquellas personas que han disminuido su reserva fisiológica por diversas causas, ya sea por envejecimiento o por alguna enfermedad) y la inversión de 42 millones de euros que ha realizado la Unión Europea para mejorar la calidad de vida de estas personas, así como la consecuente reducción de gastos farmacéuticos y sanitarios que implica.

Por su parte, Alberto Lorenzo, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid y referente nacional en talento deportivo, abordó el desarrollo del rendimiento deportivo y la influencia que ejercen en él factores como el entrenamiento, la genética, la familia o el entorno socio cultural. “No hay una receta general, es algo totalmente individual a cada deportista”, dijo. También comentó la posibilidad de transferir deportistas de un deporte a otro: “los deportes implantados socialmente van a ser donantes y los deportes menos implantados van a ser receptores” y suscitó un debate a partir de dos modelos, para llegar a un mayor rendimiento. El primer modelo defiende la idea que es necesario dedicarse sólo a un deporte desde pequeño, con un entrenamiento liberado; y el segundo modelo defiende practicar varios deportes en situaciones de juego y diversión y, con el tiempo, cambiar a un deporte con un entrenamiento liberado. “Hay muchas maneras de llegar a un alto rendimiento, habrá deportes de alta implicación y otros con menos implicación”, concluyó.

El Dr. Sergio L. Jiménez, autor de reconocido prestigio internacional en el ámbito de la gestión de grupos y profesor de la Universidad Europea, protagonizó la ponencia de clausura. Jiménez incidió en la importancia de la gestión de los equipos para conseguir el éxito deportivo. “Apostar por uno mismo, estar bien mentalmente es lo que hace a un deportista ser ganador”. En este sentido, puso de manifiesto la importancia del entrenador, responsable de satisfacer y hacer crecer tanto al jugador como al grupo, y destacó cuatro factores que considera necesarios para mejorar la autoestima de éstos: motivación, inspiración, competencia y liderazgo.


No hay comentarios

Añade el tuyo