ESENCI@L

En las salas del gimnasio

La importancia de la ubicación de las máquinas de fitness

distribucion de la maquinaria fitness en el gimnasio

"Creo que se avecina un cambio de paradigma en la relación cliente/instalación. Éste afectará en cómo los clientes interactúan con el ecosistema fitness", afirma Vázquez.

(16-5-2018). Distribuir las máquinas de fitness en la sala no debería hacerse de cualquier manera. Ha de adaptarse a los cambios del entorno, las modas y las tendencias. La tecnología, la inteligencia artificial y el marketing van a cambiar las reglas del juego, explica Luís Vázquez, el CEO de Podium Strategy & Consulting.

Optimizar la distribución de la maquinaria en una sala de fitness es un elemento clave para mejorar su uso. No vale con colocarlas de cualquier forma, sino que existen pautas para aprovechar el espacio, los flujos y la motivación del cliente.

Luís Vázquez, el CEO de Podium Strategy & Consulting

La empresa Podium Strategy & Marketing ha puesto en marcha varios gimnasios en España y se ocupan de todo el proceso estratégico, incluidos centros como Time Centro Deportivo e Infinity Fitness. El CEO de Podium S&M es Luís Vázquez, consultor y PMD (Program Management Development) ESADE Business School.

Vázquez, explica que la distribución de máquinas en una sala de fitness ha de entenderse de una manera dinámica y no estática”. A partir de esta premisa, asegura, ha de tenerse en cuenta el concepto de experiencia de las personas que hacen uso de ellas. Desde la parte técnica y de marketing se ha de diseñar la distribución de las maquinas escuchando a los clientes.

“Sabemos que este concepto de experiencia variará dependiendo del target. Por tanto, es necesario entender estratégicamente cuáles son las necesidades de nuestros segmentos clave de clientes y dar respuesta a sus necesidades. Lograr que los socios disfruten del espacio de máquinas es una tarea conjunta de las áreas técnicas y de marketing del club”, afirma Vázquez.

Los flujos en la sala

El CEO destaca que los flujos pueden provocarse y se han de organizar desde la visión del marketing. “Entendemos que el flujo es efecto, no causa”, asegura. “Es similar a lo que ocurre en las grandes superficies y centros comerciales. El diseño de espacios, la mercadotecnica y el marketing sensorial condicionan y regulan los flujos ​de clientes. En un centro deportivo es igual”.

“Si somos capaces de ‘provocar’ a nuestros clientes, anticiparemos su comportamiento dentro de nuestra instalación. Haremos que los flujos sean predecibles y nos ayuden en la gestión de los recursos”, explica Vázquez.​

El cambio que se avecina

​El especialista aclara que se conseguirá más funcionalidad desde la concepción inicial y el diseño de los espacios. “Hay que pensar que una instalación deportiva es como un organismo vivo. Ha de adaptarse a los cambios del entorno, las modas y las tendencias. Por tanto, la funcionalidad de una instalación está estrechamente relacionada con su capacidad de adaptación al cambio”, aclara.

“No obstante”, advierte, “creo que se avecina un cambio de paradigma  en la relación cliente/instalación. Éste afectará en cómo los clientes interactúan con el ecosistema fitness”.

“La tecnología, la inteligencia artificial y el marketing van a cambiar las reglas del juego. No será tan importante la funcionalidad en términos físicos sino en términos de experiencia. Los clientes ya no buscarán tanto los resultados físicos sino los resultados emocionales. Ese es el gran reto en la gestión deportiva”, asegura Luís Vázquez.

Crear un espacio

​El CEO aconseja evitar pensar que lo más importante es lo material y tangible. “En realidad lo realmente fundamental es la capacidad de crear un espacio facilitador para conectar personas. Que éstas disfruten en la instalación y se enamoren de nuestra marca. Por ello, el diseño de un centro fitness debe estar orientado a generar una propuesta de valor a los clientes. Debe ser concebido y diseñado por un equipo de técnicos deportivos y de marketing”.

“Siempre digo”, concluye Luís Vázquez, “que en estos casos los arquitectos han de estar al servicio de la estrategia de negocio. Y no al revés”.


No hay comentarios

Añade el tuyo