ESENCI@L

La enseña cierra su tienda outlet de Palma

Foracorda sostiene que los outlets “han pasado de moda”

foracorda-carles-raimundo

El propietario de Foracorda, Carles Raimundo, asegura que "vendemos más en la tienda convencional que en el outlet".

(20-9-2019). La tienda de montaña Foracorda está liquidando el outlet con el que contaba en la capital mallorquina desde hace ocho años. Su propietario, Carles Raimundo, asegura que este concepto ya no tiene sentido porque hoy en día “Internet es el gran outlet”.

Hace ocho años, Foracorda se mudó a una tienda más grande y dejó su local originario, de 150 metros cuadrados y ubicado en la calle Miquel Marquès de Palma, como outlet. “La idea era cerrarlo cuando acabáramos con la liquidación del material, pero funcionó tan bien que decidimos mantenerlo para ir vendiendo el producto de temporadas anteriores… y ha aguantado hasta hoy”, explica Carles Raimundo. El outlet está en liquidación y permanecerá abierto hasta finales del próximo mes de octubre o hasta que se acaben las existencias.

El detallista se muestra convencido de que los outles “han pasado de moda” y no tienen mucho sentido en la coyuntura actual del mercado porque “Internet es un gran outlet en el que siempre se pueden encontrar productos rebajados”. Pero el motivo que ha llevado a la empresa a echar el cierre de su comercio outlet es que “vendemos más en la tienda convencional, con los productos a PVP, que en el outlet, a pesar de que en éste los descuentos pueden llegar a alcanzar el 40 o 50%”.

El usuario busca un producto de unas características determinadas y es imposible satisfacer una demanda tan concreta en un outlet

Raimundo dice no sentirse sorprendido por este comportamiento del consumidor porque “hoy en día el usuario busca un producto determinado, de un color, una talla o unas características precisas y es imposible satisfacer una demanda tan concreta en un outlet”. Esto hace que la tienda ‘convencional’ funcione mejor que la de outlet. “Es una buena noticia”, dice el minorista, “lo preocupante sería al revés, que el outlet funcionara mejor”.

A partir del cierre del outlet, la tienda ‘normal’ de Foracorda, con una superficie de 350 metros cuadrados, albergará un pequeño rincón con el producto en oferta de temporadas anteriores.

Auge del viaje

El detallista mallorquín valora positivamente la evolución de las ventas de Forcacorda durante el pasado verano, con especial incidencia del calzado, el material duro y, particularmente, el viaje. Raimundo destaca la tendencia alcista de los productos destinados a esta categoría, ya que el viajero busca un artículo determinado que sirva para viajar y estar cómodo. Además, se dirige en ocasiones a destinos de frío en pleno verano y “no es fácil encontrar productos de invierno en las tiendas, pero nosotros se los ofrecemos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo