ESENCI@L

Gracias al impulso del mercado de pádel

Head reduce las previsiones de regresión de su división de raqueta

La enseña reconoce roturas de stock en las palas de primer precio

Head-responsable-de-la-divisón-de-tenis-y-padel-Ricardo-Fernández-2-bis

Ricardo Fernández, máximo responsable de la división de deportes de raqueta en Head Spain.

(8-10-2020). La división de deportes de raqueta de Head Spain prevé cerrar el año con un 15% menos de facturación que en 2019, cuando las expectativas hace unos meses eran afrontar una caída del 30% de sus ventas. La mejora se produce gracias a la demanda de productos de pádel, que se mantiene a un nivel alto desde el pasado junio.

“La situación en el mercado del pádel es extraña porque registramos una alta demanda pero no sabemos a ciencia cierta a qué se debe”. Son palabras del responsable de la división de raqueta de Head Spain, Ricardo Fernández, quién se refiere al aumento en el número de jugadores y a las dificultades para entregar producto de las marcas más pequeñas como posibles causas de la tendencia al alza que Head está viviendo en el segmento de pádel.

Fernández reconoce roturas de stock en gran parte de las líneas de palas de primer precio (hasta los 100 euros), así como en algunas referencias de gamas medias y altas. “Con la pandemia, preveíamos un descenso del 30% de las ventas, con lo que adecuamos nuestra producción a esas cifras y ahora la alta demanda nos ha cogido a contrapié”, reconoce el responsable de la división de raqueta de dicha marca.

La previsión de la firma es que en pádel se compensen las pérdidas generadas por la pandemia, con unos números prácticamente idénticos a los de 2019. “Ahora bien, si hubiéramos tenido más material, lo hubiéramos vendido. Todo lo que nos llega ahora, se despacha rápidamente”, señala Fernández.

Calzado, textil y bolas

El otro segmento que mejora las previsiones de la división de raqueta es el calzado, “que ya contaba con un gran dinamismo antes de la irrupción de la pandemia y que ahora ha seguido registrando buenos números porque ofrecemos un catálogo muy atractivo para las tiendas y el cliente final”, declara el directivo.

Las cifras positivas del pádel contrastan con la bajada de “entre el 25 y 30%” que registra el renglón del textil y el 20% de descenso de la división de bolas. “Por mucho que el mercado se reactive en esas categorías, será muy difícil compensar el parón de casi tres meses sin partidos”, preconiza Fernández.

En cuanto a la demanda de raquetas de tenis, ésta se ha reactivado desde junio, si bien la previsión es cerrar el año con entre un 10% y un 15% menos de facturación.

 ¿Hasta cuándo el boom del pádel?

Ricardo Fernández se muestra cauto a la hora de valorar el comportamiento futuro de la demanda en el mercado del pádel y afirma que “tampoco queremos ser muy optimistas”.

En base a las sensaciones de la programación de primavera-verano 2021, desde Head esperan unas ventas similares a las de este ejercicio por cerrar.

Ricardo Fernández también revela que si se computan las ventas de pádel de Head a nivel mundial, con las divisiones de los distintos países que distribuyen los productos, el mercado internacional de esta modalidad ya supone el 60% mientras que la incidencia del mercado español ya se sitúa en el 40%. A principios de este año, la proporción era de 50% a 50%.

 Dificultades para las marcas pequeñas

Desde Head sostienen que la aceleración en el mercado internacional va a ser una barrera más para todas aquellas marcas pequeñas que no tienen gran capacidad para invertir en tecnología, marketing y desarrollo de jugadores.

A ello se une que algunas enseñas pequeñas pararon su producción durante la pandemia y ahora tienen complicado volver a recuperar la cuota de mercado por las dificultades para obtener el material de sus proveedores, explica el directivo.

Distribución plural

A pesar de que Head produce algunas ediciones limitadas que se reparten de manera exclusiva para sus clientes clave, la intención de la marca no es apostar por una estrategia profunda de distribución selectiva como la que aplica Wilson, desde hace años, y ahora ha iniciado Babolat.

Fernández asegura que seguirán dando acceso a su catálogo a toda su cartera de clientes y que, además, se trabajará conjuntamente tanto el canal online como el offline, a pesar de los cambios en los hábitos de consumo derivados del confinamiento.


No hay comentarios

Añade el tuyo