ESENCI@L

Ecobike abre su primera tienda propia en Barcelona

Modelo urbano de Ecobike.

(20-11-2014). La marca de bicicletas eléctricas Ecobike ha abierto en la Vía Augusta de Barcelona su primer establecimiento propio, animada por la “mejora de los resultados” de la empresa y el tirón de las e-bikes.

“Cuando iniciamos nuestra trayectoria hace 11 años lo hicimos en Barcelona”, explica Michelle Garth, copropietaria de Ecobike. “Al principio importábamos las bicicletas de China, pero luego empezamos a fabricar nuestro propio producto y las instalaciones de Barcelona se nos quedaron pequeñas, por lo que nos trasladamos a nuestra planta actual en Girona”, añade.

Pero Garth indica que “una serie de factores como el hecho de que hemos ganado el concurso para fabricar las bicis del nuevo Bicing eléctrico de Barcelona, una leve mejora de los resultados y el tirón que parece estar teniendo la eléctrica nos han animado a volver a tener presencia en esta ciudad”.

Ecobike ha abierto su tienda en la Vía Augusta nº106 esta misma semana. Tiene una superficie en torno a los 100m2 y funciona como showroom de la marca. “Como fabricamos nosotros mismos, podemos adaptarnos a las peculiaridades que demanda el consumidor y entregar con celeridad”, asegura Garth.

¿Más competencia?

La copropietaria de la enseña incide en que “nosotros somos los más antiguos en el sector y si alguien ha visto entrar y salir competencia somos nosotros”. Pero, a su juicio, “no existe más competencia ahora que hace cinco años. Hay muchos importadores que igual que aparecen, desaparecen del mercado”. Garth hace hincapié en que Ecobike dispone de un producto “de gran calidad” y un servicio postventa “que respalda al consumidor”. “Nuestro cliente –afirma- entiende que la calidad es diferente que la de las bicicletas importadas de Asia”.

Planes de ayuda a las eléctricas

Por último, Garth no se muestra muy satisfecha con la gestión de los planes de ayuda a la compra de bicicletas eléctricas impulsados tanto por el Ministerio de Medio Ambiente como por el Àrea Metroplitana de Barcelona.

Del Plan PIMA critica los retrasos en el pago de las subvenciones, “que ha hecho mucho daño al sector”, mientras que del plan aprobado por el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) valora que “el tope de 1.250 euros establecido para poder optar a la ayuda no potencia el mercado de bicis eléctricas de calidad sino que impulsa la venta de gama baja”.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Publicar un nuevo comentario.