ESENCI@L

El ciclismo femenino clama por la igualdad

El colectivo se está movilizando en la salida de diferentes pruebas en España.

(20-11-2014). Igualdad en premios y definición clara de categorías y horarios de salida son algunas de las reivindicaciones de las Ciclistas Femeninas por la Igualdad. Su impulsora, Mónica Carrascosa, nos cuenta la situación.

“Este grupo nace de la indignación de ver la desigualdad en las competiciones. No contamos con los mismos premios, ni con las mismas prioridades en la salida ni con los mismos horarios”, afirma Mónica Carrascosa, practicante de varias modalidades de ciclismo, desde ciclocross a carretera, y que decidió crear en Facebook el grupo Ciclistas Femeninas que pedimos la Igualdad. “Empezamos siendo unas pocas y ahora ya hay más de 500 caras visibles en el grupo”, añade.

El colectivo está ultimando una carta que remitirá a Cristina San Emeterio, presidenta de la comisión de Féminas de la RFEC, para que tomen cartas en el asunto ante la “flagrante situación de desigualdad”. Piden “un trato digno e igualitario, ni más ni menos que lo que recogen los Reglamentos y la Ley de Igualdad”.

Reivindicaciones

Uno de los puntos en los que reclaman soluciones son los premios que, tal como recuerda Mónica Carrascosa, “vienen cedidos en gran parte por subvenciones de ayuntamientos y estamentos públicos, instituciones que se nutren de una sociedad en la que somos mayoría de mujeres. Siempre nos dan la misma justificación: que los premios son inferiores porque hay menos corredoras que participan en las competiciones. Algo lógico porque durante años no nos han dejado salir a competir. Ahora hay que defender la participación femenina y crear una base para que sea un deporte igualitario”.

Según sus datos, la presencia de mujeres en competiciones ha crecido un 107% en los últimos cinco años. Pero si hablamos de disciplinas como descenso o enduro, donde antes apenas competía ninguna mujer, los incrementos son aún más espectaculares.

Pero el tema económico no es ni mucho menos la única petición. “Queremos igualdad en el trato, en la relevancia de nuestras pruebas, igualdad ética. Pedimos parrillas de salida dignas, no podemos seguir siendo el grupo que siempre sobra y que no se sabe dónde encajar. Hace falta contar con un horario determinado y una definición clara de las categorías femeninas. La categoría femenina sub-23 en España no existe y las chicas salen a competir y no saben si lo hacen como sub-23 o como élite”, explica. Además, Carrascosa incide en que “tenemos una selección española sin ninguna mujer; algo falla cuando los mejores resultados internacionales los han conseguido precisamente mujeres”.

Igualdad mediática

El grupo también pide igualdad de trato en los medios de comunicación. “En las competiciones, cuando llega la hora de las chicas, parece ser que a los representantes de los medios de comunicación les llega la hora del desayuno”, bromea Mónica Carrascosa, quien pide mayor seguimiento y presencia de la competición femenina en los medios.

Campaña de recogida de firmas

El Colectivo de Cicilistas Femeninas que pedimos la Igualdad ha recogido ya en eventos deportivos, colegios, escuelas de ciclismo y tiendas más de 3.000 firmas para apoyar su causa. El grupo también se está movilizando con acciones como pancartas antes de la salida de pruebas, además de preparar un escrito firmado por ciclistas de todas las categorías que se enviará a federaciones, jueces y organizadores de carreras.

Papel de marcas y tiendas

La portavoz del colectivo señala igualmente las dificultades de las mujeres a la hora de encontrar equipos y esponsors. Mónica Carrasco admite que la oferta de producto para la mujer ciclista ha mejorado pero “no se refleja en las tiendas”. En este sentido, comprende que “durante años nos hemos vuelto locas para encontrar producto, hemos usado cosas de chico y nos hemos tenido que buscar la vida en tiendas online. Soy consciente de que hay tiendas que han intentado tener sección de chicas y no les salía rentable, pero creo que el problema es que muchas veces el producto femenino no está bien enfocado”.

En su opinión, “uno de los principales problemas del producto de ciclismo femenino es que, aunque no se puede generalizar que todas las marcas sean iguales, es muy hortera. También hay bicis de chica que, tras medir el cuadro y los ángulos, hemos visto que son exactamente iguales que las de chico, sólo que en colores rosa, violeta o con flores, estrellas o motivos de este tipo… Si hablamos, por ejemplo, de sillines para chica vemos que la mayoría son adecuados para alguien que vaya muy sentada, pero no sirven para competición, pesan 300 gramos más que los normales. Y si pensamos en unas buenas zapatillas, de carbono, es muy complicado encontrar en España números pequeños”.

“Por supuesto que hay marcas que están haciendo las cosas muy bien –puntualiza-, aunque hay otros productos que no acaban de cuadrar. Ni las bicis de chica ni los sillines de chica sirven para todas las mujeres”. Mónica, que practica descenso, enduro, ciclocross, carretera, etc., dice que tiene nueve bicis en casa “y sólo una específica para mujer, la de carretera”.


No hay comentarios

Añade el tuyo