ESENCI@L

“Falta consenso en la aplicación de medidas de fomento del ejercicio”

El presidente de Ingesport, Gabriel Sáez, en la presentación del Observatorio GO Fit.

(18-11-2014). El 13 de noviembre se celebró en Madrid el II Observatorio GO Fit en el que se urgió al país a movilizarse contra el sedentarismo. Un reto para el que se estarían desarrollando acciones pero “de forma muy desorganizada”.

Esta sería una de las principales conclusiones que se extrajeron el pasado 13 de noviembre en la celebración de la segunda edición del Observatorio GO Fit, que este año giró entorno al deporte como “una cuestión de estado”.

Tomando como soporte las conclusiones del estudio ‘Actividad Física y Deporte: un nuevo enfoque del bienestar’, elaborado por el International Research Center on Organizations del IESE, en la jornada se alertó a los asistentes del impacto que tiene y tendrá en un futuro próximo en el país la falta de acciones de fomento de la actividad física en la sociedad.

Así, se puso de manifiesto, entre otros datos, que España cuenta con una tasa de obesidad en adultos del 16,6%, muy por encima de países como Francia (12,9%) o Alemania (14,7%), y que el 44% de los españoles no practican ningún tipo de deporte.

Estas realidades conllevan unas consecuencias a medio y largo plazo como son “un aumento de pandemias como enfermedades cardíacas o ansiedad que suponen un incremento en los costes sanitarios, una merma en la productividad de las empresas y un impacto en la educación”, como ejemplifica Paco Huertas, director de marketing y comunicación de Ingesport, empresa promotora del Observatorio GO Fit.

“Se ha demostrado ampliamente que la práctica deportiva reduce la posibilidad de padecer muchas enfermedades, mejorando nuestra productividad como trabajadores y reduciendo el coste sanitario. En concreto, en la sanidad, se estima que la obesidad tiene un coste atribuible en España de 2.500 millones de euros al año. En cambio, un euro invertido de forma exclusiva en promoción deportiva produce un ahorro aproximado de 50 euros en gastos sanitarios acumulados durante 15 años”, argumenta.

Falta de políticas de actuación común
Según Huertas, en España “existe plena conciencia de la realidad que vive el deporte”, pero “las acciones que se están llevando a cabo para promocionar su práctica en la sociedad se están haciendo de forma muy desorganizada”.

Es tal la falta de consenso que según el estudio “el 50% de los ciudadanos piensa que las autoridades locales no hacen lo suficiente en relación con la actividad física, siendo uno de los porcentajes de descontento más altos de Europa”.
“Por una parte, desde los ayuntamientos se ha promovido la construcción de muchas infraestructuras, de las que no se está sacando el máximo partido en muchos casos; en materia de educación no se potencia que se practique deporte desde la infancia; la sociedad percibe una gran diferencia de precios entre los centros privados que aplican el 21% del IVA y los centros públicos que no; mientras, el Consejo Superior de Deporte que debería de actuar de órgano aunador, se centra sólo en promocionar el deporte de élite”, añade Huertas.

En conclusión, la jornada resaltó el hecho de que “no existen políticas de actuación común y que el modelo actual ya no es válido. El reto pasa por pensar en un nuevo enfoque de actuación”, señala Huertas.

Frentes de actuación
Una vez expuesta la actual situación, la jornada sirvió para apuntar algunos de los focos en los que se debería centrar la actuación a partir de ahora. “Se debe demandar a los gobernantes que apliquen un enfoque diferente, que adopten un rol impulsor que seguiremos después las demás empresas. Parece mentira que la última campaña de sensibilización para la práctica deportiva impulsada por el gobierno se llevara a cabo en los años 80. Hay que recuperar las campañas contra el sedentarismo. Y hay que rebajar el IVA porque es una completa contradicción que una persona pueda comprar bollería industrial con un tipo reducido de IVA y hacer ejercicio suponga un IVA del 21%”, analiza Huertas.

Por último, desde el punto de vista de los centros deportivos, en la jornada se apuntó a la necesidad de “actuar como proporcionadores de un servicio de calidad con el precio lo más ajustado posible a la realidad de los ciudadanos”.

A la jornada asistieron un centenar de representantes del mundo académico, de la medicina, de ayuntamientos, profesionales del sector deportivo y de la empresa privada, que coincidieron en que “hay que movilizarse y hacerlo ya porque vamos tarde”, como resume Huertas. Y se insta a seguir el modelo de otros países europeos como el de Reino Unido.


No hay comentarios

Añade el tuyo