MONTAÑA

Climbing Planet ultima nuevos rocódromos en Zaragoza, Lisboa y Barcelona

Dentro de los centros de ocio 7Fun

rocodromo-en-7fun-alcala

Imagen del rocódromo del centro 7Fun de Alcalá de Henares.

(9-10-2019). El grupo Climbing Planet sigue desarrollando su concepto de centro de ocio 7Fun, que incluye un rocódromo entre sus propuestas, y prepara nuevos espacios bajo este formato en Zaragoza, Lisboa y Cornellà de Llobregat (Barcelona).

Así lo ha avanzado a CMDsport el CEO de Climbing Planet, Carles Comas, quien anuncia que la previsión es poner en marcha los centros 7Fun de Zaragoza y Lisboa antes del próximo 1 de diciembre, mientras que el de Cornellà de Llobregat abrirá sus puertas en el primer trimestre de 2020. Estos centros seguirán a los de Alcalá de Henares (Madrid), inaugurado a finales de 2017, y el del centro comercial Som Multiespai de Barcelona, que se abrió el pasado mes de septiembre.

El grupo Climbing Planet, que nació en los años 90 como fabricante de equipamientos deportivos, ha ejecutado alguna de las instalaciones de escalada más importantes del mundo. En 2016, fundó una nueva división de negocio con el desarrollo de centros de ocio infantil y familiar bajo el nombre 7Fun. Se trata de un nuevo concepto de entretenimiento y ocio dirigido a familias y jóvenes y que ofrece diferentes actividades que unen actividad física, diversión y realidad virtual.

La escalada, presente en todos los centros 7Fun

El rocódromo es un elemento común tanto de los dos centros 7Fun que se han puesto en funcionamiento hasta la fecha como de los que están por venir. Según indica Carles Comas, “la escalada es un elemento diferenciador de todos ellos y convive en un mismo espacio tanto a través del juego, pensando en el público infantil, como en clave de instalación deportiva”.

Todos los centros 7Fun albergan un rocódromo y también un área específicamente diseñada para iniciar a los niños en la escalada bajo el nombre de Funnyclimb, con unos muros que presentan diferentes formas y colores. Las características de los rocódromos dependen de cada espacio y, por ejemplo, en el caso del último inaugurado en Barcelona, se trata de una instalación exterior de nueve metros de altura y 210 metros cuadrados de superficie escalable en los que practicar distintas rutas con diferentes grados de dificultad.

Comas no es ajeno del auge que registra la escalada en la actualidad, un auge que se ha visto favorecido por la declaración de esta disciplina como olímpica y que se estrenará como tal en los próximos Juegos Olímpicos de Tokyo en 2020. “Es una actividad muy natural, instintiva, y que permite probar a gente de todas las edades”, sostiene.


No hay comentarios

Añade el tuyo