FITNESS

La cadena de fitboxing abre en Sadar su quinto gimnasio, la primera franquicia

Gloves Fit & Box ficha en el VAR a su primer franquiciado

El árbitro profesional Eduardo Prieto debuta en la gestión fitness

gloves fit box sadar

Gloves Fit & Box Sadar se ubica cercano al Estadio El Sadar en Pamplona y a pocos metros de la Universidad Pública de Pamplona, lo cual garantizará un alto tráfico de personas por la zona, según calculan desde la cadena.

(4-11-2022). Gloves Fit & Box debuta en el formato franquicia y lo hace de la mano del árbitro profesional Eduardo Prieto, el cual combinará su labor en el VAR con la gestión del nuevo gimnasio que la cadena ha ubicado en Sadar, Pamplona. Se trata del quinto club de la enseña de fitboxing que ha previsto abrir cinco más durante 2023.

La cadena de gimnasios de fitboxing navarra Gloves Fit&Box prosigue con su plan de expansión que ya le ha llevado a debutar este mismo año en Madrid y en Santiago de Compostela, y prepara para el próximo 7 de noviembre la apertura del que se convertirá en su quinto centro.

El club se ubica en Sadar, Pamplona, y constituye el tercero que la enseña sitúa en la zona, donde gestiona otro gimnasio en Pamplona y en la localidad cercana de Barañáin. Además de los dos abiertos este año en Galicia y Madrid.

Del VAR al fitness

El nuevo gimnasio supone además el debut de Gloves Fit & Box en la fórmula de la franquicia, después de que la cadena haya invertido directamente en sus primeros clubes y haya estrenado la fórmula participada en el último abierto en Santiago de Compostela.

El propio director general de la cadena, Miguel González, explicaba hace unos meses a CMDsport la intención de “frenar la apertura de centros propios y centrarnos en expandir la franquicia”, en la segunda fase de crecimiento de la compañía.

La primera franquicia de Gloves Fit &Box estará dirigida por Eduardo Prieto, árbitro profesional del fútbol con una trayectoria de 25 años, los últimos 13 entre primera y segunda división profesional, acumulando casi 300 partidos arbitrados. Esta temporada ha debutado en el videoarbitraje, comúnmente conocido como VAR, tarea que ahora compaginará con la gestión del club de fitboxing.

Según explica Prieto, primero localizó el local y luego contactó con la marca, con la que asegura haber tenido “solo facilidades para la puesta en marcha del proyecto”. El nuevo gimnasio se ubica en un local de 200 m2 anteriormente ocupado por una sucursal bancaria y situado cerca del estadio de fútbol del Osasuna y de la Universidad Pública de Navarra. “Es una zona de paso, de mucho movimiento”, comenta el franquiciado.

Fitboxing para todos los públicos

El nuevo gimnasio presenta un diseño “industrial, urbano y alineado al concepto Gloves Fit & Box”, que ha requerido una inversión de alrededor de 185.000 euros, canon de franquicia y material incluido.

Como en el resto de clubes de la cadena, el nuevo centro ofrecerá clases de fitboxing en sesiones de 55’, combinadas con ejercicios en saco, crosstraining, circuito de fuerza y entrenamiento metabólico.

Aunque la enseña dispone de un perfil tipo de clientes que se sitúa entre los 35 y los 50 años, Gloves Fit & Box Sadar espera captar a un público más joven por proximidad a la universidad.

Además, estudia implantar programas de entrenamiento seniors y para menores de a partir de 6 años, además de otras disciplinas como yoga o pilates, introducidas ya con éxito en el club que la cadena gestiona en Valdebebas.

Tras una preventa que Prieto califica de “positiva”, el club se ha propuesto cerrar el primer año con entre 100 y 120 socios, para ir incrementando la cartera de clientes en 40 socios cada año.

Doblar tamaño en 2023

A nivel global, Gloves Fit & Box cuenta con cerca de un millar de socios entre los 4 gimnasios operativos hasta el momento.

La cadena cerrará el año con cinco gimnasios en funcionamiento a los que prevé sumar cinco más a lo largo del próximo 2023, lo que le permitiría doblar su tamaño a esta empresa nacida en 2019.


No hay comentarios

Añade el tuyo