CICLISMO

La revista es uno de los ganadores de los I Premios AMBE junto a Cycling Without Age

Ciclosfera: “La promoción del ciclismo urbano no es sólo un carril bici de casa al trabajo”

premios ambe

De izda. a dcha, Carlos Núñez, secretario general de AMBE; Juan Pablo Riesgo, secretario de Estado de Empleo; Rafa Vidiella, fundador de Ciclosfera; Dani Ruiz (Cycling without Age); y José Antonio Gómez Damborenea, presidente de AMBE.

(13-6-2017). La revista Ciclosfera ha sido uno de los dos ganadores de la I edición de los Premios AMBE a la mejor iniciativa privada al fomento del uso de la bicicleta. Su fundador, Rafa Vidiella, señala que la publicación nació con la idea de transmitir un mensaje: “Que los ciclistas urbanos no se sientan un bicho raro”.

Periodista y apasionado de la bicicleta, Rafa Vidiella (Madrid, 1974) decidió hace cinco años poner en marcha Ciclosfera. La revista nació con la idea de defender, impulsar y dar voz al ciclismo urbano y su labor ha sido reconocida en la primera edición de los Premios convocados por la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE) al fomento de la bicicleta. Rafa, contento e ilusionado con el galardón, dice que no se lo esperaba, aunque el objetivo de la publicación es precisamente el mismo que ha querido premiar AMBE.

Vivo en Madrid y me gustaría que hubiera más bicis, pero es evidente que el ciclismo en la ciudad ha ido a más

Vidiella constata que no cabe duda de que el ciclismo urbano ha crecido en estos últimos cinco años, aunque “otra cosa es valorar si ha crecido lo suficientemente o no”. El periodista indica que “vivo en Madrid y me gustaría que hubiera más bicis, pero es evidente que el ciclismo en la ciudad ha ido a más”. “Tampoco ha sido un auge rápido sino más bien lento”, añade el fundador de Ciclosfera, quien matiza que la situación es diferente en las distintas ciudades españolas.

Eso sí, incide en que se trata de un movimiento “global e imparable” y sostiene que “no se puede juzgar sólo por lo que ves en tu barrio o en tu ciudad, es increíble cómo se está extendiendo el ciclismo urbano en ciudades como México, Bogotá o, por raro que nos parezca desde aquí, en Moscú”.

Llamamiento a las empresas

Los aspectos a mejorar para fomentar el ciclismo urbano son muchos, y conocidos y debatidos desde hace tiempo. Vidiella se muestra convencido de que es cuestión de tiempo y “no se trata sólo de tener un carril bici de casa a la oficina”. En este sentido, insta a las empresas a “darse cuenta de que la gente que va en bicicleta a trabajar está mucho más contenta y que tienen que favorecer e impulsar su uso como medio de transporte”.

Queda camino para que los ciclistas urbanos se equipen correctamente y lleven no solo una buena bicicleta sino también un buen candado o unas buenas luces

Asimismo, también comenta que queda camino para que los ciclistas urbanos se equipen correctamente y lleven no solamente una buena bicicleta sino también un buen candado o unas buenas luces. También aboga por que la bicicleta “esté más integrada en la vida cotidiana de todo el mundo” y que “trascienda las clases sociales”.

400.000 seguidores en redes sociales

Ciclosfera cuenta con una edición impresa trimestral que se distribuye a través de unos 120 puntos, la mayoría tiendas de ciclismo. También dispone de una web en la que se actualizan noticias a diario y cuenta con más de 400.000 seguidores en redes sociales. “La revista no trata ni sobre bicicletas, ni modelos y tampoco damos consejos sino que versa sobre la gente que va en bici. Queremos dar un mensaje a los ciclistas: que no se sientan solos ni bichos raros”, explica su creador.

La revista habla sobre la experiencia de ir en bicicleta, pero también de música, de pintura, de literatura… “Lejos de centrarnos en lo más próximo o lo más práctico, es muy universal, te hace sentir las mismas cosas que siente un ciclista en México o en Bogotá. Queremos que los lectores sean conscientes de que forman parte de algo muy grande y de que la bicicleta no es sólo un deporte o un medio de transporte sino también un objeto que ha inspirado a pintores, poetas y artistas”, asegura.

Cycling Without Age

La I edición de los Premios AMBE también ha distinguido al colectivo Cycling Without Age. Se trata de un proyecto importado desde Copenhague y por el que voluntarios pasean en cuadriciclos a personas de la tercera edad de residencias de distintas ciudades. Los dos ganadores de los premios han recibido un diploma acreditativo y un premio en metálico de 3.000 euros.

Asimismo, los premios han concedido una mención especial a Liberty Seguros por su promoción del uso de la bicicleta entre sus trabajadores.

Ciclosfera y Cycling Without Age fueron dos de los cuatro finalistas seleccionados por el jurado de AMBE entre las 24 propuestas presentadas. Los otros dos finalistas fueron Soy Bici de la Fundación Víctor Sastre, que fomenta y promueve el ciclismo en los colegios de Ávila; y Cuidando sobre ruedas, iniciativa de médicos a domicilio que se desplazan en bicicleta en sus visitas.

Carlos Núñez, secretario general de AMBE, comentó que “por la buena salud y el buen momento que atraviesa la bicicleta en España desde el punto de vista de su fomento en todos los ámbitos, AMBE como Asociación Empresarial del sector, ha querido de alguna manera devolver a la sociedad, y especialmente a todos aquellos que con su labor están favoreciendo a la bicicleta como medio de transporte, forma de ocio, turismo o deporte, el agradecimiento a todos sus esfuerzos mediante la creación de esta primera Edición de los Premios AMBE, Subámonos a la bicicleta. Esperamos poder celebrar cada año los Premios AMBE durante mucho tiempo y seguir así agradeciendo a las nuevas iniciativas que presenten su candidatura su trabajo y dedicación”.

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo