CICLISMO

Ibon Zugasti, nuevo embajador de la Orbea Cadí Challenge

Cadí Challenge 2017 – 1a Etapa

Imagen de la 1a etapa de la Cadí Challenge 2017 celebrada el 10-06-2017 a Guardiola de Berguedà

(10-4-2018). El conocido ciclista Ibon Zugasti y la organización de la Orbea Cadí Challenge han llegado a un acuerdo para que el ‘biker’ sea nuevo embajador de la prueba cicloturista. Con este acuerdo, el famoso ciclista, uno de los más activos en las redes sociales, promocionará la Orbea Cadí Challenge en sus cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Ibon Zugasti participará en las dos etapas que componen la Orbea Cada Challenge, que recorre el Parque Natural del Cadí Moixeró. Para el ciclista este proyecto representa un importante reto para cualquier ciclista aficionado, que además cuenta con un gran entorno: “Me gusta este tipo de prueba cicloturista, sin formato competitivo, en dos jornadas. Una fórmula ideal para practicar ciclismo con los amigos de gupeta, con unos servicios de calidad y sin las aglomeraciones de otros eventos. El Parque Natural del Cadí-Moixeró es, por supuesto, un sitio único para hacer ciclismo”.

Además de Zugasti también confirma su presencia en la marcha el ex-piloto de MotoGP Aleix Espargaró, quien se muestra entusiasmado por este formato de marcha y por el entorno que en que se realiza.

Nuevos patrocinadores

En esta segunda edición la Orbea Cadí Challenge sigue creciendo y prueba de ello es la incorporación de nuevos patrocinadores que quieren sumarse a este particular formato de cicloturismo en dos etapas. Las firmas Rudy Project, Yogi Tea, Finisher, Twonav, DT Swiss y Espinaler se unen a la prueba como colaboradores especiales. Además, la marcha ha incorporado otros sponsor como Autolica Mercedes y Engel & Vöelkers que aportarán su prestigio y logo al diseño del maillot Orca que recibirán de obsequio todos los participantes.

Inscripciones a buen ritmo

Una de las características que definen la Orbea Cadí Challenge es su vocación de evento ciclista de calidad, en dos etapas y sin grandes aglomeraciones. Para este año se ha establecido un cupo de 250 participantes, un número mucho más reducido que el de otras pruebas ciclistas. La idea de los organizadores es ofrecer al participante el mejor servicio, el trato más personalizado posible y la mejor atención en marcha; algo que es muy complicado de garantizar si tienes en la línea de salida a miles de ciclistas.

Un recorrido duro como el de la Orbea Cadí Challenge y además en dos etapas requiere de cierta moderación a la hora de establecer el cupo de inscritos. “Para nosotros –explica el director de la prueba, Albert Vilana– lo importante no es contar con muchos participantes sino de los suficientes a los que podamos tratar de manera casi ‘premium’, la idea es que hablen muy bien de nuestra prueba y así poder ampliar poco a poco el nivel de participación sin resentirnos en los buenas servicios que ofrecemos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo