CICLISMO

Consejos de Pau Girbau, director de tienda de Probike

¿Cuál es la posición correcta sobre mi bici urbana?

(15-11-2012). Pau Girbau sostiene que el incremento de usuarios de bici  urbana ha hecho que muchas personas ajenas hasta el momento al mundo de las dos ruedas pedaleen con asiduidad. Para que nuestro cuerpo no sufra como consecuencia de una mala postura, Pau nos explica cuál es la posición correcta que se debe mantener sobre la bici.

El director de tienda de Probike recuerda que el ciclismo es uno de los deportes menos agresivos con nuestro cuerpo, pero aconseja a los nuevos ciclistas seguir unas sencillas recomendaciones para adecuar su máquina a sus medidas corporales.

En primer lugar, hay que escoger adecuadamente la talla de nuestra bicicleta. “Sí, las bicicletas tienen tallas, aunque nos pueda sorprender. La bicicleta para un señor de 1,75 metros no será la misma que para otro de 1,85m. Y más aun, existen ciertas diferencias morfológicas entre sexos a igual altura”, explica. La ayuda de un profesional es por tanto indispensable para evitar que nos sobre bicicleta y tener problemas de control por talla grande o pedalear con una bicicleta que sea del tamaño de un llavero y provocar problemas de espalda.

A continuación, Pau indica que pedalearemos con la parte delantera del pie, apoyando en el eje del pedal la zona del final del metatarso. Colocaremos los pies en posición paralela a la bicicleta: “Ni pedalear con el tacón ni abrir los pies como un pato”.

Altura del sillín y posición de la espalda

La altura del sillín debe permitirnos hacer toda la circunferencia del pedaleo sin estirar la cadera para llegar a los pedales. Un buen truco es que con un pedal en el punto más bajo de la rotación y el tacón apoyado en él, la pierna esté totalmente extendida pero sin que la cadera baje de su línea natural.

En las bicicletas urbanas, la posición de la espalda es muy erguida. A diferencia de las bicicletas de competición donde la espalda se agacha por motivos aerodinámicos, en la ciudad buscamos la comodidad y confort que una espalda recta nos proporciona. Y no solo por motivos anatómicos llevamos la espalda erguida: llevar la cabeza bien alta nos permitirá ver con mucha claridad todo lo que nos rodea, los peligros que nos acechan  y anticiparnos a los movimientos del resto de actores que nos acompaña en la ‘jungla urbana’.

Asimismo aconseja que las manos deben caer de manera natural en el manillar. “Si accionar los frenos y el cambio de marchas supone un esfuerzo de las manos, es que algo estamos haciendo mal. Sentados en el sillín, la palanca de freno y cambio debe seguir una línea recta junto a nuestros brazos y manos extendidas”, detalla.

En el caso de usuarios avanzados, si tenemos la opción de mover el sillín hacia adelante o hacia atrás sobre sus raíles, deberemos conseguir que con las bielas en paralelo al suelo, haya una línea recta entre nuestra rodilla y el eje del pedal.

Más información: www.probike.com

 


No hay comentarios

Añade el tuyo