ESENCI@L

Entrevista a Moreno Fioravanti, presidente de la EBMA

La industria ciclista europea alerta del alto riesgo de cierres y pérdida de empleos

La patronal insta a los Gobiernos a fomentar el ciclismo tras la pandemia

moreno-fioravanti

El presidente de la EBMA, Moreno Fioravanti, confía en que el ciclismo sea una de las primeras actividades en incentivarse cuando se acabe la emergencia sanitaria.

(2-4-2020). El presidente de la European Bicycle Manufacturers Association (EBMA), Moreno Fioravanti, señala que, al igual que otros sectores, la industria ciclista atraviesa “una situación muy crítica”, con la mayoría de proveedores y puntos de venta cerrados.

La crisis del Covid-19 está suponiendo un duro golpe para la industria ciclista europea, que se enfrenta a su mayor crisis. EBMA está trabajando estrechamente con otros organismos europeos y de los Estados miembros para coordinar posiciones y analizar las repercusiones de una situación que, a priori, supone un riesgo para las empresas del sector, pero que también ha generado algunas oportunidades. Moreno Fioravanti lo explica en esta entrevista.

Las medidas de confinamiento se han extendido en mayor o menor medida por toda Europa. Tras estas primeras semanas de aislamiento, ¿pueden hacer una valoración de las consecuencias para la industria ciclista?

Al igual que la mayoría de los sectores de actividad, la industria ciclista está atravesando una situación crítica ya que debemos evitar cualquier riesgo para la salud de nuestros empleados, así que la mayoría de fábricas de bicicletas y componentes de la UE están cerradas. En cuanto a las tiendas, en la mayoría de países se permite que sigan abiertas para atender las reparaciones de los usuarios.

Desde el inicio del brote de Covid-19, Conebi, la Confederación de la Industria Europea, ha estado en contacto con sus miembros y con representantes de la industria de toda Europa para coordinar una posición común. EBMA y Conebi están ahora mismo recopilando datos de diferentes estados miembros para saber más sobre el impacto económico de la crisis, desde paradas de producción a retrasos, medidas financieras disponibles, etc. De este modo, podremos compartirlas después con la Comisión Europea y las autoridades nacionales.

Tenemos un riesgo de quiebra y pérdida de empleos más rápido que la industria de la moto o el automóvil

¿Temen que haya cierres de empresas y pérdida de empleos?

Sí, me temo que hay un alto riesgo de ello. Todos debemos tener ahora muy en cuenta las medidas de distanciamiento social y esperar que la emergencia sanitaria se acabe pronto. La fabricación y distribución de productos de ciclismo está compuesta en su mayoría por pequeñas y medianas empresas y micro-compañías, por lo que el actual cierre temporal tiene un impacto mucho mayor para nosotros. Tenemos un riesgo de quiebra y pérdida de empleos más rápido que, por ejemplo, la industria de la moto o el automóvil.

No obstante, al mismo tiempo, también podríamos recuperarnos antes que otras industrias si el cierre es corto y/o si los gobiernos nacionales, con el apoyo de la UE, adoptan rápidamente medidas, muy necesarias para dar realmente soporte a las pequeñas y medianas empresas en esta situación sin precedentes.

Al mismo tiempo, confiamos en que el ciclismo sea una de las primeras actividades en incentivarse cuando se acabe la emergencia sanitaria.

La industria ciclista europea, ¿podría beneficiarse de alguna manera de medidas de apoyo de la UE?

Como saben, es extremadamente difícil que las pequeñas y medianas empresas puedan obtener cualquier tipo de ayudas de Bruselas. Esperamos que los Estados miembros ayuden tanto a las Pymes como a los trabajadores, incluyendo al sector ciclista. También necesitamos que los gobiernos nacionales contribuyan mucho más a difundir el ciclismo seguro una vez acabada la alerta sanitaria.

Muchas administraciones europeas están animando a los ciudades a usar la bicicleta para ir de un punto a otro

¿Podemos hablar ya de alguna iniciativa destacada en Europa en este sentido?

En esta situación dramática, extraordinaria y sin precedentes para todos nosotros, también hay noticias que no son negativas para la industria ciclista. Muchos gobiernos y ministerios nacionales como el ministro de Salud alemán Jens Spahn o el ejecutivo danés están animando a los ciudades a usar la bicicleta para ir de un punto a otro en vez de hacerlo en transporte público, ya que el ciclismo es un medio de transporte sin contacto con otras personas. Como resultado, por ejemplo, las tiendas de ciclismo en Reino Unido han registrado un aumento de su negocio en las últimas semanas y proveedores de bike sharing en distintos puntos de Europa ofrecen sus servicios gratis a trabajadores de actividades esenciales. Algunas ciudades han adaptado su infraestructura para facilitar la circulación en bici, incrementando la red de carril bici o restando espacio al coche.

Nuestro consejo ahora es que todo el mundo respete estrictamente la recomendación de las autoridades de mantener las distancias de seguridad

¿Qué recomendarían a la industria ciclista para hacer frente a esta situación?

Estamos centrando todos nuestros esfuerzos junto a Conebi para poner la atención en los grandes beneficios que supone el ciclismo y, una vez que pase la pandemia, seguiremos insistiendo en ello. Nuestro consejo ahora es que todo el mundo respete estrictamente la recomendación de las autoridades de mantener las distancias de seguridad para poder ver pronto el declive y, esperemos, el fin de esta terrible pandemia.

De hecho, Conebi están informando a sus compañías asociadas sobre las distintas medidas de protección en vigor en cada país y a qué medidas de ayuda pueden acceder para afrontar la crisis del Covid-19. Además, los miembros de Conebi han tomado distintas iniciativas en cada país, como AMBE en España, que está en constante comunicación con las autoridades y ofreciendo toda la información pertinente a sus asociados.


No hay comentarios

Añade el tuyo