FITNESS

Los beneficios de la leche de origen animal para el deportista

leche

La nutricionista destaca que la leche animal es una buena opción a tener en cuenta sobre todo en la recuperación.

(22-4-2016). Los lácteos pueden formar parte de la alimentación equilibrada de un deportista. Pero si partimos de su materia prima, la leche animal, ¿de qué manera nos beneficia? ¿Hay alguna contraindicación?

leche

Jessica Hierro, dietista y nutricionista de Alimmenta.

Como comenta Jessica Hierro, dietista y nutricionista de Alimmenta, “la composición de la leche hace que sea un alimento interesante para el deportista. Es una bebida con un 3,2% de proteínas, concretamente suero de leche y caseína que aportan aminoácidos esenciales como los ramificados. Además contiene grasa en cantidad variable, azúcar en forma de lactosa, vitaminas como el calcio, potasio y fósforo y vitaminas del grupo B, A y D, además de su componente mayoritario, el agua, que favorece la hidratación”.

Favorece la recuperación

Partiendo de estos nutrientes, la leche animal es una buena opción a tener en cuenta sobre todo en la fase de recuperación tras la práctica de ejercicio físico. Para Jessica, “el suero lácteo (whey) es una proteína de acción rápida que el organismo asimila de forma sencilla y rápida con gran cantidad de aminoácidos que pueden ayudar en la recuperación de tejido muscular”. Además, tal y como explica, “algunas fracciones proteicas también tienen un efecto positivo sobre el sistema inmunitario. Por otro lado, la caseína es una proteína de acción más lenta ya que su absorción y asimilación es más gradual y también puede beneficiarnos”.

No existen estudios concluyentes que relacionen el consumo de leche con una disminución en el riesgo de sufrir lesión

Aunque prolifera información sobre la importancia de la leche animal en la prevención de lesiones, lo cierto es que, de momento, es difícil confirmar la hipótesis. “Hablar de prevención de lesiones es hablar de muchos aspectos del día a día del deporte. Hasta la fecha, no existen estudios concluyentes que relacionen el consumo de leche con una disminución en el riesgo de sufrir lesión”.

Cuándo tomarla

Desde el momento en que la leche es un alimento que cualquier deportista puede ingerir por los beneficios y nutrientes que conlleva, una de las preguntas que surge tiene que ver con el mejor momento para tomarla.

La leche se puede incluir en cualquier momento del día siempre y cuando sea un alimento que el deportista tolere correctamente y le guste

En principio, la leche se puede incluir en cualquier momento del día (desayuno, como postre en comidas principales, merienda, etc.) siempre y cuando sea un alimento que, como apunta la experta, “el deportista tolere correctamente y le guste. No es necesario evitarla, si su digestión es la correcta. Desde mi punto de vista, ingerirla después del entrenamiento puede favorecer una recuperación óptima. En este caso, se puede incorporar en forma de batido combinado con fruta”.

Cuándo abandonar su consumo

Evidentemente, hay casos en los que la ingesta de leche está desaconsejado o, por lo menos, es necesario reducir la dosis. “Los motivos más habituales”, explica Jéssisa “es cuando existe una intolerancia a la lactosa o bien una alergia a la proteína de la leche”.

Existen diversos grados de intolerancia a la lactosa, por ello es aconsejable probar a tomarla antes de los entrenamientos para que se pueda observar cómo  sienta

Respecto a la intolerancia, la nutricionista explica que cada persona tiene un grado de tolerancia diferente a la lactosa, “por ese motivo, lo mejor es que el deportista pruebe a tomarla antes de los entrenamientos para que pueda observar cómo le  sienta. En caso de que no le siente bien antes de practicar la actividad física, simplemente se tendrá que elegir otro momento a lo largo del día para evitar esas molestias, pero no eliminarla de su dieta”.

Tipo de leche aconsejada

En líneas generales, existen tres tipos de leche: entera, semidesnatada y desnatada. Utilizar una u otra dependerá, según Hierro, “de los hábitos dietéticos del deportista y del objetivo que tenga. Si necesita bajar de peso o reducir su porcentaje de grasa corporal, lo adecuado sería elegir la variante semidesnatada o desnatada”. Cuando se incorpora como parte de una recuperación post-entrenamiento, la leche desnatada es una excelente opción.

Más información: www.alimmenta.com

 

 

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo