MULTIDEPORTE

Isabel García Sanz, presidenta de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo

“Muchas federaciones mantienen una cuota de mujeres para acceder a las ayudas públicas”

Isabel-Garcia-Sanz—presidenta-RFESS-bis

Isabel García Sanz fundó el Club Delfín SOS en Salamanca y la Federación de Salvamento y Socorrismo de Castilla y León (FECLESS). Preside la federación española (RFESS), es directiva en las federaciones europea (ISLE) e internacional (ILS) y vicepresidenta del Comité Olímpico.

(1-4-2021). Isabel García Sanz es una de las dos mujeres que están al mando de una federación deportiva española a día de hoy. En un conversación con CMDsport, la presidenta de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo habla sobre las dificultades que encuentran las mujeres a la hora de acceder a cargos directivos, unos obstáculos que intenta eliminar.

Al mando de la de Salvamento y Socorrismo desde 2004, Isabel García Sanz lleva años impulsando políticas de igualdad de género desde la base hasta los órganos directivos, donde han logrado una plena paridad.

Preside la RFESS desde 2004. ¿Se siente una pionera?

No. Llevo trabajando más de 30 años en ámbitos directivos en la Federación de Salvamento y Socorrismo, y este era un paso más. Entrar en el mundo nacional directivo es complicado. La mayoría de las federaciones están dirigidas por hombres. Y a nivel internacional es todavía más complicado. Cuando llegué a la ejecutiva de la ILSE, en 2005, todos los compañeros de la ejecutiva eran hombres. El trabajo que se ha ido haciendo en los últimos años ha conseguido que eso se revierta. Fui la primera mujer que logró ser elegida vicepresidenta en la federación europea. Queda mucho camino por recorrer, pero el trabajo que se hace va abriendo un camino que hasta ahora estaba para las mujeres en nuestro deporte.

Es fundamental conocer al milímetro cuáles son las áreas de trabajo de la federación de un deporte si quieres llegar a presidirlo

Tiene un currículum admirable. Pocos como el suyo son tan completos como para dirigir esta federación, ¿no?

He intentado formarme en todos los ámbitos. Tuvimos que constituir FECLESS porque no existía este deporte en Castilla y León y hubo que hacer de todo: entrenar, arbitrar, crear competición… El bagaje y conocimiento que gané en estos estamentos que ha resultado fundamental para gestionar una federación deportiva. Conocer todas las áreas ayuda a valorar las necesidades de cada una de ellas y desarrollar estrategias para solucionar los problemas que puedan tener. Tenía muy claro el trabajo que había que hacer, las carencias que tenía en ese momento cada departamento y en qué se podía trabajar. Es fundamental conocer al milímetro cuáles son las áreas de trabajo de la federación de un deporte si quieres llegar a presidirlo.

En la actualidad apenas hay dos mujeres al frente de alguna de las principales 65 federaciones deportivas en España. ¿Existen muchas reticencias para las mujeres a la hora de acceder a cargos directivos dentro de una federación?

No se está haciendo un buen trabajo. Los datos son objetivos. Si en 2004 éramos tres presidentas y ahora de momento la única reelegida he sido yo, a la espera de la de remo, pues significa que algo no se está haciendo bien. Es verdad que se ha obligado a que todas las juntas directivas tengan mujeres. Pero tener un porcentaje femenino no es suficiente, porque no significa que las mujeres tengan poder o peso dentro de esa junta directiva. Hay muchas federaciones que están trabajando bien, pero también hay muchas otras que mantienen una cuota de mujeres para acceder a las ayudas públicas.

La igualdad de género en el deporte depende de las políticas de cada federación, pero también de las del CSD o del Estado

Hace falta un cambio de mentalidad en la sociedad. 

Esto tiene que venir de la base. Si las mujeres que entran ven que son tenidas en cuenta, si ven que se las trata de la misma manera que los hombres y tienen el mismo peso a la hora de exponer proyectos, debatir y tomar decisiones, evidentemente más mujeres dentro de ese ámbito se animarán a estar a ese nivel. Si las que están no tienen ningún poder de decisiones y sólo se las quiere para tener ayudas públicas, no van a conseguir que dentro de aquella federación haya más mujeres que quieran optar a estos puestos. Eso depende de las políticas que se hagan en cada federación, pero también de las del CSD o del Estado .

Es fundamental que haya una cultura de igualdad que sea una norma y no una excepción

En la RFESS lo están logrando. 

Es fundamental que haya una cultura de igualdad que sea una norma y no una excepción. Hemos trabajado mucho en la base, con niños y niñas, para crear esta política de igualdad y crear referentes en todos los estamentos para que las niñas sepan que pueden alcanzar el máximo nivel en todos ellos, sea el arbitral, el deportivo, el de gestión o el directivo. En los últimos años se ha trabajado mucho en el deportivo, pero sigue habiendo carencias en muchos estamentos. Somos una federación modesta, que rara vez supera el millón de euros de ingresos anuales, pero hemos conseguido implementar políticas de igualdad que han multiplicado en un 100% las árbitras, logrando una paridad total y que muchas deportistas no abandonen la práctica entre los 16 y los 18 años. No es un tema económico, sino de mentalidad.

También a nivel directivo. 

En esta legislatura hemos dado un paso más, creando un organigrama muy potente. Tenemos 14 directivos: siete mujeres y siete hombres. Todas las convocatorias que hacemos son paritarias. Hemos hecho algo que no tiene ninguna federación: crear una dirección de igualdad que se encarga de auditar, de forma interna, que todas las actividades que se realizan en todas las áreas cumplan con la igualdad de género. Es una decisión interna para hacer autocrítica y mejorar en este ámbito. La dotación presupuestaria la repartimos de forma absolutamente equitativa. Esto es algo que se tiene que marcar desde la política. Hay que condicionar las ayudas públicas a un reparto equitativo entre hombres y mujeres, cosa que no ocurre. Es dinero público. No puedes gastar un dinero en el equipo masculino y luego no invertir lo mismo en el femenino. Para mí no tiene ningún sentido. Pero no es lo que opinan los políticos ni el resto de federaciones que no siguen esta política de igualdad tanto a nivel de convocatorias como económico.

El deporte sigue siendo machista en muchos ámbitos

Da la sensación que hasta que no ha llegado una mujer al frente de un cargo representativo en una federación deportiva, no se ha tirado del resto. 

El deporte sigue siendo machista en muchos ámbitos. Yo entré relativamente joven a la federación española, y en la europea todo eran hombres de 70 años que estaban acostumbrados a una ejecutiva en la que todo eran hombres en la que no tenía cabida una mujer. Y menos alguien joven que llegaba con nuevas ideas. Ahora hay muchas más mujeres, hay gente con una edad un poco más moderada, con lo cual eso es importante para implementar políticas en esta línea. El mundo sigue siendo masculino, pero al menos en nuestro deporte hemos evolucionado muchísimo en este ámbito.

Heredé una federación en quiebra absoluta y toda la oposición, entre ellos el anterior presidente, no reconoció que yo había ganado

No lo tuvo fácil, al llegar a la presidencia de la RFESS

Mi predecesor (Marcelino López), ante el cual yo me presenté a las elecciones, me lo puso especialmente difícil. Aquellas elecciones de 2004  fueron extremadamente duras. Gané a Marcelino López por un voto  y durante un año se me criminalizó a nivel europeo y nacional. Heredé una federación en quiebra absoluta y toda la oposición, entre ellos el anterior presidente, no reconoció que yo había ganado. Consiguieron comprar a parte de la asamblea y tuve que pasar por una moción de censura, otras elecciones y una demanda al CSD acusándome de todas las barbaridades que él había hecho durante su mandato. No ha sido nada fácil. De ninguna manera querían que una mujer mandase. Que les ganase una mujer no es algo que todos asuman bien. Ahora tengo un equipo humano increíble en la federación. Es un organigrama formado por un centenar de personas y todas piensan un poco en esa línea en la que llevamos 16 años trabajando. Hemos hecho un trabajo importante, pero no ha sido nada fácil llegar ahí.

Según los datos de la Estadística de Deporte Federado del Consejos Superior de Deportes, en 2019 la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo registraba 7.440 mujeres sobre un total de 19.027 deportistas federados. ¿Qué políticas intentan hacer a nivel de base en la RFESS para atraer a más niñas?

Hemos trabajado mucho el ámbito de igualdad en categorías inferiores. Tenemos muchas actividades autonómicas para los más pequeños, para que entiendan que este deporte, además de todos los beneficios para la salud y educación en valores, es un deporte salvavidas. Ahora hay más de 6.000 escolares practicando salvamento y socorrismo durante todo el curso escolar, entrenando como en cualquier otra escuela deportiva. Y en esa franja hay muchas niñas que tienen continuidad porque ven una campeona del mundo delante, a árbitros internacionales que trabajan por todo el mundo, a una vicepresidenta de la federación europea o a una entrenadora que está al más alto nivel con la selección y equipos nacionales.

Sin duda, se ha hecho un trabajo muy importante en materia de comunicación. Pero en toda la actividad que se hace a nivel internacional y nacional es fundamental facilitar que los deportistas tengan sus referentes y puedan posicionarse a todos los niveles. Ojalá que pronto no haga falta hablar de Comisiones de Mujer y deporte, ni jornadas, ni nada de esto. Que sea algo normal y dejemos de pelear por ello. Hablamos de personas, y hay que mirar la valía de cada uno independientemente del sexo que tenga, que es absolutamente irrelevante en estos temas.


No hay comentarios

Añade el tuyo