MULTIDEPORTE

Joan Herrera es proclamado nuevo presidente de la entidad

La nueva junta del CN Terrassa deberá acelerar la recuperación de ingresos y socios

El club perdió el 29,7% de sus socios y el 16,4% de sus ingresos en 2020

Nova-Junta-Directiva-club-natació-terrassa-bis

Joan Herrera, en el centro de la imagen, nuevo presidente del Club Natació Terrassa. Junto a él, los integrantes de su junta directiva, compuesta por cuatro vicepresidentes (Ascensió Maillo, Albert Puig, Jonathan Ortiz y Eduard Ros); un tesorero (Marc Lleonart), una secretaria (Marta Sellarés), y seis vocales (Olga Elena Álvarez; Oriol Rosell, Carolina Pradas, Eugenio Schillaci, Fátima Taali y Núria Gómez).

(2-6-.2021). Joan Herrera ha sido proclamado como el 21r presidente de la historia del Club Natació Terrassa. La nueva junta directiva del club deberá elaborar ahora un plan estratégico que permita a la entidad superar el duro golpe provocado por la pandemia.

Tras superar un proceso electoral lleno de recursos y sentencias en los tribunales, la nueva junta directiva del Club Natació Terrassa se reunió ayer por primera vez para trazar las líneas maestras del nuevo mandato, que expirará en 2027. El nuevo equipo regente tiene previsto un plan estratégico que desarrollará en dos etapas de tres años cada una y con objetivos diferenciados.

La primera estará marcada por la recuperación de los estragos causados por la pandemia; la segunda implicará dar un salto cualitativo que permita modernizar el club e impulsarlo para mejorar la situación que registraba en 2019.

RECUPERAR INGRESOS

Herrera y su junta esperarán a conocer el estado real del club para anunciar cuáles serán los primeros proyectos concretos que desarrollará la nueva junta.

En marzo, en pleno proceso electoral, ya dejaron entrever algunas de sus intenciones. De entrada, aspiran a “restablecer y recuperar la confianza de los socios a través de un proyecto sólido a nivel financiero para afrontar la difícil situación provocada por la pandemia”. La situación del club es delicada, y por ello en su junta hay perfiles con amplia experiencia en el sector financiero y empresarial.

El Club Natació Terrassa cerró el ejercicio 2019/20 con unos ingresos de 5,74 millones de euros, lo que significó un retroceso de 1,13 millones con respecto a la cifra girada en 2019 (6,87 millones, un -16,4%). La caída es aún mayor si se tiene en cuenta el presupuesto elaborado para ese ejercicio, que era de 8,04 millones.

Al cierre del primer semestre del ejercicio 2020/21, en febrero pasado, la entidad registró unos ingresos de 3,09 millones, lejos de los 3,85 presupuestados a estas alturas del año.

La deuda a largo plazo del club era de 5,64 millones al cierre del pasado mes de febrero. Una cifra considerable, pero bastante menor a los 6,66 millones que debía en 2015. La nueva junta deberá seguir rebajando esta cifra.

COMPROMISO SOCIAL Y DEPORTIVO

Para recuperar ingresos, es clave volver a las cifras de socios registradas antes de la pandemia. El Club Natació Terrassa aglutinaba 18.222 abonados al final del ejercicio 2018/19. El Covid-19 generó una pérdida de 5.425 socios en 2020, lo que supuso un retroceso del 29,7% de los abonados, es decir 12.797 socios menos.

“Queremos recuperar la ilusión de los socios y ganar nuevos abonados, proyectarnos a la ciudad para que la gente quiera venir. El reto principal es recuperar la cifra de socios que teníamos antes de la pandemia”, aseguró Joan Herrera tras ser proclamado nuevo presidente.

La actual junta mostró, durante la campaña electoral, su intención de mejorar la comunicación con los socios, la voluntad de activar un portal de transparencia y también de facilitar los procesos de renovación de matrículas y cambio de tarifas.

Uno de los principales proyectos anunciados, a nivel deportivo y social, fue la creación de una escuela deportiva donde los niños del club puedan conocer, practicar y elegir entre todos los deportes que ofrece la entidad.

Otra propuesta que plantearon fue la de apostar por la innovación buscando oportunidades a nivel comercial, así como establecer colaboraciones con universidades y centros de investigación para desarrollar conjuntamente proyectos de innovación y desarrollo. La nueva junta aspira a crear un “laboratorio deportivo” donde ofrezca a los deportistas federados sistemas cognitivos de inteligencia artificial.

BOMBERO DE PROFESIÓN

Nacido en 1959, Joan Herrera es nadador máster y socio de la entidad desde hace más de 20 años. Oficial del cuerpo de bomberos de la Unidad Técnica de Incendios Forestales del Grupo de Actuaciones Forestales (Graf), unidad de élite de los bomberos de la Generalitat de Cataluña.

Herrera es, asimismo, cofundador y director de Prometeo Platform, una startup tecnológica que controla, a través de la inteligencia artificial, la salud de los bomberos expuestos a situaciones extremas.


No hay comentarios

Añade el tuyo