MULTIDEPORTE

Según el doctor Benito Almirante, portavoz de la Seimc

La reapertura de gimnasios y tiendas podría empezar a estudiarse en dos o tres semanas

doctor-benito-almirante-bis

Según el doctor Benito Almirante, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), "Las actividades como el fitness se irán incorporando poco a poco, mientras que los eventos deportivos y de ocio multitudinarios serán los que se dejarán para el final, cuando todo haya pasado". (FOTO: El Periódico)

(28-4-2020). El Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d’Hebron y portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), Benito Almirante asegura que si declive de la curva de contagios sigue este ritmo, entre mediados y finales del próximo mayo se podría empezar a estudiar la apertura de gimnasios y tiendas

Los gimnasios y tiendas de aforo similar podrían empezar a ver la luz al final del túnel en relación a su cierre actual a mediados de mayo, según el Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital de la Vall d’Hebron, Benito Almirante. Este doctor e infectólogo, que también ejerce de portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), analiza para CMDsport las últimas medidas de desconfinamiento tomadas por el Gobierno, especialmente el anuncio de la reanudación de determinadas prácticas deportivas a partir del próximo 2 de mayo.

Muchos gimnasios se quejan de que su sector, será de los últimos en abrir sus instalaciones pese a ofrecer un servicio que ayuda a mejorar la salud de las personas.

El problema siempre es garantizar la seguridad en un espacio cerrado que no tiene vigilancia externa. Es más un tema de desconfianza. En el mundo de la epidemiología es muy famoso el ejemplo del semáforo: si nosotros ponemos un semáforo y no hay guardia,  al menos la mitad de la gente se lo saltará cuando esté en ámbar y un cuarto más lo hará cuando esté en rojo. Ahora estamos poniendo guardias en casi todos los semáforos porque un gran volumen de personas puede saltarse el semáforo en ámbar. Actividades de este tipo, que conllevan un cierto riesgo por realizarse en espacios cerrados, y sin nadie que pueda ver si te pasas el semáforo en verde, ámbar o rojo, las dejan para fases más avanzadas.

¿Incluso tomando las medidas higiénicas necesarias?

Las actividades como el fitness se irán incorporando poco a poco, mientras que los eventos deportivos y de ocio multitudinarios serán los que se dejarán para el final, cuando todo haya pasado. Los gimnasios abrirán con unas determinadas condiciones y con personas que harán un análisis riguroso para que todas las normas de vayan cumpliendo. Quienes no cumplan las normas no podrán ir al gimnasio. Si no puedes ducharte, tendrás que ir cambiado de casa. Y si debes dejar cierta distancia, por ejemplo, no se podrán usar todas las cintas de correr.

¿Es aún demasiado pronto para plantearse la apertura de gimnasios, tiendas y otros locales con aforos similares?

No. Creo que la reapertura de este tipo de establecimientos se empezará a estudiar en dos o tres semanas. Si sigue bajando el pico de la epidemia del modo en el que lo está haciendo estos últimos días, es probable que antes de finales de mayo ya se esté estudiando esta posibilidad. Si no en todos los centros, al menos en aquellos que tengan un tamaño pequeño.

¿Europa puede servir de referencia?

En Europa ya se está haciendo. En Italia, a partir del 4 de mayo, ya se abrirán tiendas. Ahora más que nunca hay que mirar a Europa. Si hay países que están planteando ciertas medidas y les van bien, no hay motivo para pensar que aquí no irá bien. Lo más importante es que el sistema sanitario tenga capacidad suficiente para volver a absorber los nuevos casos que haya. No es lo mismo que se registren algunos casos cada día a que se produzcan centenares de casos diarios.

¿Considera precipitado que se plantee permitir hacer deporte solo una semana después de desconfinar a los niños, sin tener los datos de lo que eso puede suponer?

Se están haciendo las cosas con mucho cuidado. En este momento se están registrando dos cosas muy positivas. Por un lado, un importante descenso en el número de casos positivos por coronavirus, así como de la presión sobre los hospitales. Por otro lado, se asume que la salida de los niños a la calle no supone un riesgo especial a nivel de empeoramiento de la pandemia, ya que han estado en casa seis semanas, de forma que prácticamente todos ellos, por no decir todos, están libres del virus. En otros países cercanos no hubo un confinamiento tan estricto con los niños y adolescentes.

En estas nuevas fases se traslada la responsabilidad a la sociedad. ¿Es un momento especialmente delicado?

Hasta ahora, no hay duda de que la sociedad ha hecho caso de forma firme y decidida a todos los consejos que ha recibido. El porcentaje de personas que se han saltado el confinamiento es mínimo en relación al total de la población. La sociedad ha demostrado que puede cumplir con el encargo. El domingo hubo cierta polémica al ver a niños saludando a otros niños… ¿Qué esperaban? Que salieran de casa, tras seis semanas de encierro, con una ilusión tremenda y se quedaran quietos? Que los niños tengan ganas de encontrarse con otros es comprensible. Forma parte del ser humano.

¿Qué deberían y qué no deberían hacer los deportistas que salgan a la calle a partir del 2 de mayo?

La cuestión normativa aún no ha sido promulgada, pero creo que habría que diferenciar entre deportistas amateurs y los profesionales. A los profesionales les deberían permitir hacer ejercicios que sean necesarios para su entrenamiento o profesión. A ellos, que no les dejen alejarse más de un kilómetro de casa, les puede afectar. Al resto de gente, no tanto. Son conceptos distintos, ya que para los deportistas profesionales sus carreras dependen de sus respectivas formas físicas. Éstos deberían poder tener la oportunidad de reincorporarse a su trabajo habitual. Sin embargo y lógicamente tanto los deportistas profesionales como los amateurs no podrán hacerlo en grupo o en espacios con mucha gente. Pero si un ciclista hace 50 kilómetros solo por la montaña, me parece que no supone ningún riesgo para nadie.

El problema radica cuando se aglutinan varias personas…

Exacto. Lo que tiene peligro de contagio es el grupo. El individuo, solo, no puede contagiar a nadie. Unicamente puedes hacerlo si convives con un determinado número de personas en un espacio reducido. En este momento se puede permitir hacer deporte de forma individual y al aire libre si se guarda una distancia de seguridad. La OMS ha seguido insistiendo que los contagios se producen en contactos personales de más de 15 minutos, con menos de un metro de distancia… cruzarse con alguien que va corriendo o con bicicleta, no tiene riesgo, ni ahora ni nunca.

Es obvio que hay que crear una norma para que la gente haga actividad física, pero creo que esta norma no debería ser muy restrictiva. Lo que no se podrá hacer aún son deportes de equipo. Es más delicado regular los entrenamientos de los equipos con muchas personas, porque hay más proximidad y contactos, hay más espacios comunes. El problema no es tanto el deporte en sí como el practicarlo en instalaciones deportivas.

Hay quien dice que la vuelta de muchos ciclistas a las calles podría aumentar el número de accidentes de tráfico…

Ahora que hay poco tráfico, los accidentes prácticamente han desaparecido. Es cierto que los ciclistas son más vulnerables en carreteras con coches, pero hay muchos espacios para las bicicletas alejados de las carreteras más transitadas.

¿El calor puede ayudar a disminuir el riesgo de contagio?

Casi seguro que será así. El volumen de estas enfermedades en los países cálidos está muy ligado al hecho que nunca hemos estado en contacto con este virus. Se ha comprobado que la difusión del virus viene favorecida cuando hay una temperatura de entre cinco a diez grados, que es la temperatura que había en muchas horas del día en China primero y luego en Europa desde enero a marzo. En Italia y España, por ejemplo, el norte está más afectado que el sur porque hay una diferencia climatológica notable. Canarias, aunque es una isla, tiene bastante turismo, y por el contrario tiene pocos casos, muy probablemente por la climatología. Esta no la elimina, pero ayuda a disminuir la capacidad de transmisión del virus.


Hay 2 comentarios

Añade el tuyo
  1. ALVARO

    Me parece una vergüenza que se les pase por la cabeza hacer esto. Si quieren hacer restricciones y de alguna manera privarle al socio de algún servicio que con anterioridad se le estaba prestando y cobrando, me parece perfecto, pero que o rebajen la cuota o le permitan al socio irse sin sufrir ninguna penalización. Yo personalmente, para ir disfrazado de astronauta al gimnasio prefiero hacer ejercicio en casa.

  2. Ciudadano

    Álvaro, eres insolidario y gilipollas a más no poder. Espero que te traten igual en tu trabajo y tareas comunes. Entrena en tu casita, te lo agradecerá tooodo el mundo.


Publicar un nuevo comentario.