FITNESS

Los miedos más frecuentes de las embarazadas al practicar ejercicio físico

Embarazo Activo los principales miedos

A muchas embarazadas les da temor realizar algunos ejercicios como los que ejercitan la zona abdominal, que no se hacen de la misma manera que cuando no se está embarazada. Imagen: Senivpetro en Freepik.

(11-11-2022). La especialista Mariela Villar, directora de Embarazo Activo, nos explica cómo perdura el miedo, durante el embarazo, a hacer ejercicio físico y detalla información a tener en cuenta al practicar la actividad deportiva.

Cuando comienza un embarazo empieza también toda una montaña rusa de sentimientos; alegría, incertidumbre, dudas y miedos. Algunas mujeres experimentan tocofobia. Es un temor irracional a que algo salga mal, a que el bebé no esté sano, miedo a perder el embarazo, pero también al propio embarazo, susto a la crianza, miedo a ser madre y miedos sobre la práctica de ejercicio físico, explica Mariela Villar Heidelberger, Directora Embarazo Activo®.

Mariela Villar, directora de Embarazo Activo.

Algunos de los principales miedos durante la práctica de ejercicio físico:

  • Miedo a hacer ejercicio físico en el primer trimestre.
  • Miedo a perder el bebé por hacer ejercicio físico.
  • Miedo a ejercitar la zona abdominal en el embarazo.
  • Miedo a ponerse de parto durante la clase.
  • Miedo a que se rompa la bolsa de líquido amniótico o se caiga el tapón mucoso en la clase de natación & aqua gym y no se dé cuenta.

Cada uno de estos miedos, temores que van transitando algunas de las mujeres embarazadas, se les pueden explicar y darles algunas recomendaciones para que el miedo poco a poco deje de estar tan presente.

Aval científico

Mariela Villar afirma que, “desde la ciencia, ya se avala y se da el visto bueno a la practicar de ejercicio físico específico para embarazadas desde el primer trimestre de embarazo, colabora con la mejor implantación del feto, entre muchos beneficios, además de mejorar el estado anímico de la futura mamá. Sobre todo si la embarazada lo venía haciendo y no tiene molestias como pueden ser náuseas, vómitos, mareos. Las mamás que no venían haciendo ejercicio físico, muchas veces los médicos les aconsejan comenzar al segundo trimestre, pero podrían también comenzar con ejercicios propios para embarazadas sin ningún inconveniente si tampoco tienen malestares”.

Muchas veces este miedo se extiende durante el embarazo. Según el estudio Infinity Women liderado por Chicco, todavía existe un gran porcentaje de mujeres (42,8%) que, por el contrario, decide no ejercitar su cuerpo durante el embarazo. Entonces, ¿cuáles son las principales razones por las que se deja de hacer deporte? Estas son las respuestas:

  • Causarle daño al feto (38.6%).
  • No practico deporte (19,6%).
  • Falta de tiempo (14,5%).
  • No sé qué deporte puedo practicar de manera segura (13,7%).
  • Sufrir alguna lesión (12,7%).

Para ayudar a las futuras mamás a sobrellevar los miedos, muchas veces infundados, es darles la información y herramientas necesarias para que en las clases se sientan seguras. Imagen: Senivpetro en Freepik.

Ejercicios y temores

La especialista detalla que “también muchas embarazadas les da temor realizar algunos ejercicios como los que son para ejercitar la zona abdominal, que no se hacen de la misma manera que cuando no se está embarazada. Pero muchas veces cuando se habla de sujetar el suelo pélvico y ajustar el transverso, les da algo de impresión hacerlo, cuando es totalmente necesario ese trabajo durante el embarazo y post parto”.

Ponerse de parto durante la clase o que se caiga el tapón mucoso o una ruptura de bolsa es un miedo muy común en casi todas las futuras mamás. Puede ser que pase, pero si eso sucede, se llama al servicio médico y habrá tiempo suficiente para su atención, el trabajo de preparto lleva horas, sobre todo si es primeriza. En caso que se rompa la bolsa de líquido amniótico y piensan que no se darán cuenta por ejemplo al salir de la clase de natación & aquagym, si se enterarán, ya que ni por voluntad propia podrán cortar la salida de agua.

“Para ayudar a las futuras mamás a sobrellevar estos miedos, muchas veces infundados, es darles la información y herramientas necesarias para que en las clases se sientan seguras. Darles publicaciones e investigaciones que sean de fácil lectura para el público final o hacerles notas con lo más importante que deben de saber. También organizar charlas con profesionales sanitarios formados y actualizados en todos los beneficios del ejercicio físico en el embarazo”, concluye Mariela Villar.


No hay comentarios

Añade el tuyo